Comienza el "juicio del año" al médico de Michael Jackson

Última actualización: Martes, 27 de septiembre de 2011
Juicio a Michael Jackson

El alto perfil del juicio ha atraído la presencia tanto de partidarios del doctor Murray como de Michael Jackson.

Más de dos años después de la repentina muerte de Michael Jackson, se abre este martes el juicio al médico personal del cantante.

El doctor Conrad Murray se ha declarado no culpable de homicidio involuntario. Si es condenado, se enfrenta a una pena máxima de cuatro años de cárcel.

El calor del verano se sentía en la tarde del 25 de junio de 2009 en Los Ángeles. Hollywood todavía estaba de luto por la muerte de la actriz Farrah Fawcett. Tanto sus seguidores como las celebridades de la ciudad seguían rindiendo tributo a la estrella de la televisión fallecida de cáncer a los 62 años.

Pero ese día será recordado por otra muerte, totalmente inesperada, y por las extraordinarias expresiones de dolor que provocó.

La estrella del Pop Michael Jackson, a menos de un mes de cumplir 51 años, fue llevado de urgencia a un hospital y declarado muerto. Su hermano Jermaine confirmó la noticia a los impactados fans en una improvisada conferencia de prensa.

Jackson acababa de regresar al centro del foco público. Estaba ensayando en el Staples Centre de Los Ángeles para su espectáculo This Is It, una gira de conciertos que habían generado mucha expectación y que tenía prevista estrenar en Londres el 13 de julio.

La noche antes de su muerte estuvo trabajando hasta tarde. Al día siguiente, poco antes del medio día, fue descubierto inconsciente en su dormitorio por su médico.

Lo que sucedió en las horas intermedias sigue siendo un misterio.

"Intoxicación aguda"

En una audiencia preliminar, numerosos testigos dieron cuenta de la frenética actividad que se desató en la casa cuando el cantante fue encontrado inconsciente.

Michael Jackson en This Is It

Michale Jackson estaba preparando "This Is It" cuando murió.

Su muerte, según la oficina forense del Condado de Los Ángeles, fue un homicidio causado por una "intoxicación aguda con Propofol", un sedante usado en hospitales para inducir o mantener la anestesia en intervenciones quirúrgicas.

Pero no será hasta que un juzgado decida si las acciones de Murray, durante los esfuerzos por revivir al cantante y en las horas previas, fueron la causa de la muerte.

"Finalmente vamos a conseguir que se ventilen completamente todos los hechos", comenta Steven Cron, un analista legal.

"Para ser culpable de un crimen, uno tiene que incurrir en una negligencia extrema, no mínimamente, y eso es lo que están tratando de probar", explica Cron.

Murray se ha defendido fuertemente contra los cargos de homicidio involuntario al insistir en que nada de lo que hizo pudo matar a Jackson.

"Creo que las pruebas de los forenses van a ser verdaderamente importantes", comenta Cron.

"Había sólo dos personas en la habitación y una ya no está entre nosotros, el otro es el acusado".

Interés de los medios

Ante el jurado prestarán testimonio docenas de testigos, entre los que están quienes primero vieron la escena, como los guardias de seguridad de Jackson y paramédicos.

También serán llamados expertos que responderán sobre la presencia de Propofol, lo que será el núcleo central del caso.

"Sé la verdad y estoy preparado para que haya un circo"

Jermaine Jackson

Los abogados de Murray han sugerido que la publicidad que rodea el caso podría elevarse a los niveles vistos en 1995 durante el juicio por asesinato del jugador de fútbol americano, convertido luego en actor, O.J. Simpson.

El juez, sin embargo, ha rechazado una solicitud de que el jurado se mantuviese aislado o confinado en un hotel para escudarlos de influencias externas, como se hizo durante el proceso contra Simpson.

En cambio, el juez Michael Pastor pidió a los miembros del jurado "no leer, escuchar o ver ningún reporte periodístico o cualquier comentario sobre el caso de ninguna fuente" y "mantener una mente libre de prejuicios".

"Creo que el de Conrad Murray será el juicio del año (pero) no será el juicio del siglo", opina Linda Deutsch, corresponsal especial de la agencia Associated Press y veterana reportera de casos de alto perfil en California.

Es cierto que Murray no es una celebridad, pero el juicio recibirá atención global porque la víctima es Michael Jackson, superestrella con legiones de seguidores por todo el mundo.

El proceso, como el de O.J. Simpson, será televisado.

Los medios de todo el mundo ya se han instalado en el edificio de la corte. Los fanáticos de Jackson se agolparán en la calle. Cada mañana se celebrará un sorteo para distribuir los sitios en la sala para el público.

"El hecho es que Michael Jackson da un perfil totalmente distinto al caso. Era un hombre fascinante y todavía lo sigue siendo, a pesar de su muerte", opina Deutsch.

Se espera que también hagan su aparición por el edificio de la Corte Criminal de Los Ángeles los padres del cantante y sus famosos hermanos y hermanas.

Los tres hijos del cantante no asistirán.

"Estamos listos", dice Jermaine Jackson, hermano del cantante. "Siempre estuvimos listos para cualquier cosa. Hemos sido educados para aceptar los acontecimientos tal como vienen".

"Seré fuerte, muy, muy fuerte porque sé cuando el sistema funciona a tu favor y sé cuando funciona en tu contra", agrega.

"Sé la verdad y estoy preparado para que haya un circo".

El juez Pastor estima que el juicio tomará unas cinco semanas hasta el momento en que el jurado comience a deliberar.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.