Exitoso tratamiento de radiación contra cáncer de próstata

Última actualización: Lunes, 26 de septiembre de 2011

El ensayo de un nuevo fármaco para cáncer de próstata, que ataca el tumor con partículas de radiación, mostró resultados preliminares tan exitosos que fue suspendido prematuramente para ofrecerlo a otros pacientes.

Radiación

Las partículas alfa son más potentes que la radiación beta.

Tal como informan los médicos del Hospital Royal Mardsen de Londres, el poderoso fármaco de partículas alfa logró incrementar la vida de los pacientes con cáncer prostático que fueron tratados.

Y también mostró una reducción en el dolor y menos efectos secundarios.

Los investigadores decidieron detener el ensayo clínico en el que estaban participando 922 individuos, porque -dicen- no hubiera sido ético no ofrecer el tratamiento a todos los participantes.

El medicamento funciona atacando los tumores con extrema precisión utilizando partículas radiactivas alfa.

Ésta, según los médicos que llevan a cabo el estudio, es la forma más efectiva de radiación para eliminar el cáncer porque limita los daños que puede causar en los tejidos circundantes.

El doctor Chris Parker, quien está dirigiendo la investigación, afirma que los resultados "son un avance significativo".

Las terapias de radiación han sido utilizadas para tratar tumores cancerosos durante más de un siglo.

Éstas actúan dañando el código genético de las células cancerosas.

Las partículas alfa son las más grandes y fornidas de la energía radiactiva.

Son núcleos completamente ionizados de helio, mucho más voluminosos que la radiación beta, una descarga de electrones o los rayos gamma.

Más destructiva

Tal como explica el doctor Parker a la BBC "la radiación alfa es más destructiva. Se necesitan sólo uno, dos o tres tiros para matar a una célula cancerosa, comparado con miles de tiros que se requieren con las partículas beta" dice el experto.

Las partículas alfa también causan menos daños en los tejidos circundantes, explica el doctor Parker.

"Tienen un alcance pequeñísimo, de unas pocas millonésimas de un metro. Así que podemos estar seguros de que el daño quedará limitado al sitio que tiene que ser dañado".

"La radiación alfa es más dañina. Se necesitan uno, dos o tres tiros para matar a una célula cancerosa, comparado con miles de tiros que se requieren con las partículas beta"

Dr. Chris Parker

En 90% de los pacientes con cáncer prostático avanzado el tumor se propaga hacia el hueso. En esa etapa ya no hay tratamientos que puedan tener un impacto en la supervivencia.

El estudio del nuevo fármaco, conocido como Alpharadin TM, investigó a pacientes que tenían estos tumores secundarios porque la fuente de la radiación, el cloruro de Radio-223, actúa como el calcio y se adhiere al hueso.

La mitad de los enfermos recibieron el medicamento junto con quimioterapia convencional, y la otra mitad recibió quimioterapia y una píldora placebo.

La tasa de muerte fue 30% menor en el grupo que tomó el Radio-223, dicen los médicos.

Los pacientes sobrevivieron 14 meses en promedio, comparado con 11 meses en el grupo del placebo.

Los investigadores decidieron suspender el ensayo porque "no habría sido ético no ofrecer el tratamiento activo a los que estaban tomando el tratamiento placebo" dice el doctor Parker.

"Creo que este será un avance significativo para los pacientes con cáncer" agrega.

Los investigadores también afirman que el tratamiento es seguro.

Sorprendentemente hubo menos efectos secundarios en el grupo que tomó el tratamiento que en el grupo de la píldora placebo.

El hallazgo será presentado en el Congreso Europeo Multidisciplinario de Cáncer, que se celebra en Estocolmo, pero todavía deberá ser revisado por otros científicos y académicos.

Pero tal como señala el profesor Gillies Mckenna, experto en radioterapia de la organización Cancer Research Uk y director del Instituto Gray de Radiación para Oncología y Biología "éste parece ser un estudio importante que utiliza una forma de radiación altamente precisa para tratar cáncer de próstata que se ha propagado a los huesos".

"Este estudio parece muy prometeder y podría ser una adición importante a los enfoques disponibles para tratar tumores secundarios. Y debe de ser investigada más a fondo" agrega.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.