BBC navigation

Fumar en las películas, la peor influencia para los niños

Última actualización: Martes, 20 de septiembre de 2011

Una investigación revela que fumar en las películas sigue siendo una enorme y persistente influencia para los niños y jóvenes.

Coco Antes de Chanel (Warner Bros)

Audrey Tautou en Coco Antes de Chanel (Warner Bros.).

Los científicos de la Escuela de Ciencias Orales y Dentales de la Universidad de Bristol, Inglaterra, están pidiendo clasificar a estas cintas en la misma categoría restrictiva que se aplica a aquéllas que muestran escenas de sexo o violencia.

Los investigadores, que publican sus resultados en la revista Thorax, entrevistaron a 5.000 jóvenes de 15 años.

Las entrevistas estaban diseñadas para analizar la influencia potencial de algunas de las 360 películas estadounidenses más taquilleras que fueron estrenadas entre 2001 y 2005, incluidas Spider-Man, Bridget Jones y The Matrix, todas las cuales presentan a actores fumando.

Los resultados revelaron que los adolescentes que vieron la mayoría de estas películas que mostraban gente fumando mostraron 73% más probabilidades de haber probado un cigarrillo que aquellos que recibieron menos exposición en el cine.

Y los primeros mostraron también 50% más probabilidad de ser fumador en el momento de la entrevista.

Como se sabe que el tabaquismo de una persona está influenciado por factores como los hábitos de fumar de los padres y amigos, los investigadores también estudiaron los antecedentes sociales de los adolescentes.

E incluso tomando en cuenta estas variables, los participantes tenían 32% más probabilidad de haber probado un cigarrillo, revela el estudio.

Imágenes perjudiciales

"Fumar en las películas sigue siendo una influencia enorme y persistente entre los niños y adolescentes, la cual, debido a las acciones de cineastas irresponsables, reguladores incompetentes y políticos despreocupados, lamentablemente no se ha logrado controlar"

Dr. Andrea Waylen

"Vimos una relación lineal entre los adolescentes fumadores y el número de películas que habían visto que mostraban actores fumando" dice la doctora Andrea Waylen, quien dirigió el estudio.

"Más de la mitad de las películas presentadas en el Reino Unido que mostraban actores fumando estaban clasificadas como UK15 (15 años o menores), así que los niños y adolescentes claramente se ven expuestos a ello".

La investigadora afirma que es necesario elevar esta clasificación a UK18 (mayores de 18 años), la misma clasificación para películas que muestran escenas de sexo y violencia, porque con esto se reducirán las tasas de tabaquismo entre los jóvenes.

Los investigadores han pedido al Consejo Británico de Clasificación de Películas (BBFC) que lleve a cabo esta medida "para proteger a los niños de imágenes particularmente perjudiciales".

La BBFC, por su parte, respondió a los autores del estudio que sus regulaciones son "proporcionadas, toman en cuenta la evidencia disponible sobre efectos perjudiciales, y reflejan los claros deseos del público".

"Fumar es un importante asunto de salud pública y hemos consultado extensamente al público sobre esto" afirma David Cooke, director de la BBFC.

"Mostrar al cigarrillo como glamoroso, por lo tanto, ha sido incluido como un asunto de clasificación en nuestras regulaciones y frecuentemente utilizamos nuestra información de clasificación para atraer la atención de los padres y de otras personas sobre la representación del cigarrillo en las películas" agrega.

"¿Qué seguirá después de esto? ¿Debe el gobierno reclasificar también a las películas que muestren a gente obesa en caso de que sean malas influencias?"

Simon Clark, defensor de los fumadores

Los autores no están convencidos y afirman que "fumar en las películas sigue siendo una influencia enorme y persistente entre los niños y adolescentes, la cual, debido a las acciones de cineastas irresponsables, reguladores incompetentes y políticos despreocupados, lamentablemente no se ha logrado controlar".

Como era de esperarse, los grupos de fumadores respondieron de inmediato al estudio.

Según Simon Clark, del grupo pro fumadores Forest, "la idea de que las películas sean reclasificadas para crear un mundo utópico y libre de humo para los adolescentes no sólo es condescendiente, es completamente innecesaria".

"Hoy es difícil ver un personaje principal que sea fumador en una de las 10 películas más taquilleras".

"¿Qué seguirá después de esto? ¿Debe el gobierno reclasificar también a las películas que muestren a gente obesa en caso de que sean malas influencias?".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.