BBC navigation

EE.UU.: llega la hora del té para los republicanos

Última actualización: Lunes, 12 de septiembre de 2011
Mitt Romney

Los aspirantes republicanos han ajustado su retórica a los ideales del Tea Party.

Este lunes en Tampa, Florida, el derechista movimiento Tea Party de Estados Unidos auspicia el segundo debate en menos de una semana de los aspirantes a la nominación presidencial del Partido Republicano.

Aunque no es una organización política consolidada a lo largo de las líneas republicanas o demócratas, el Tea Party o Partido del Té ha dominado los principales temas de discusión durante este período de campaña preelectoral, así como los enfrentamientos entre la Casa Blanca y el Congreso en torno al presupuesto y la deuda nacional.

"Nosotros vamos a decidir quién será el próximo candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos"

Amy Kremer, presidenta del Tea Party Express

El movimiento conservador aboga por menos intervención del gobierno federal, menos impuestos y menos programas de beneficio social y la retórica de los precandidatos republicanos se ha ido ajustando a estos principios.

Candidatos bajo la lupa

"Nosotros vamos a decidir quién será el próximo candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos", declaró a BBC Mundo Amy Kremer, presidenta del Tea Party Express, el grupo ambulante del movimiento que lleva el mensaje en una campaña de autobús por todo el país.

Precandidatos republicanos

Los debates republicanos han sido dominados por temas de la derecha conservadora.

"En este debate histórico queremos ver quién es el candidato con los principios conservadores más fuertes y quién tiene las mejores ideas para sacar al país de esta crisis económica", recalcó.

En ese sentido las miradas estarán muy fijas sobre los participantes del debate en Tampa, según lo confirmó a BBC Mundo desde esa ciudad Mike González, vicedirector de comunicaciones de la Fundación Heritage, una organización de análisis de tendencia conservadora que coauspicia el evento.

"Aquí hay unos 300 representantes del Tea Party muy atentos a ver cómo los candidatos abordarán los temas que a ellos les interesan y que tienen que ver con la reducción del tamaño del gobierno", dijo González.

El portavoz explicó que el debate se centrará en cómo revocar la ley de salud universal promulgada por el presidente Barack Obama, reformar el seguro de salud para jubilados, Medicare, y abolir el sistema de Seguro Social reemplazándolo por un programa de inversión privada e individual.

Postura contraproducente

Rick Perry

El gobernador de Texas, Rick Perry, se ha mostrado como el más adepto al Tea Party.

Los tres temas atacan programas que son pilares del pensamiento demócrata y dejan entrever el tono antagónico hacia la gestión de Obama que han tenido los debates republicanos hasta ahora.

De muchas maneras esos encuentros se han caracterizado por un coro unánime de crítica contra el presidente mientras que los precandidatos intentan alinearse con los ideales del Tea Party.

"Esas posturas van a ser muy dañinas para los republicanos. Hay cosas que un candidato dice de las que nunca se podrá alejar"

María Cardona, estratega demócrata

"Hay matices. Algunos, como el ex gobernador de Massachusets, Mitt Romney, promulgó un programa de salud en su estado que tiene similitudes con el de Obama", expresó Mike González, "seguramente los otros candidatos le reclamarán eso".

Por otra parte, en su afán por mostrar su lado ultraconservador, el gobernador de Texas, Rick Perry, en el último debate tildó al sistema de Seguro Social de "corrupto" y instó a su total disolución.

"Al final del día, esas posturas van a ser muy dañinas para los republicanos", opinó María Cardona, estratega demócrata y consultora del Dewey Square Group, de tendencia liberal.

"Hay cosas que un candidato dice de las que nunca se podrá alejar y esto es lo que estamos viendo con Rick Perry", aseguró Cardona.

Nivel nacional

La analista sostiene que ese tipo de retórica que se ciñe a la férrea ideología conservadora no encontrará eco a nivel nacional cuando el republicano que salga candidato le dispute la presidencia a Barack Obama.

"Quien quiera que sea va a tener que inclinarse de una manera convincente hacia el centro si quiere tener alguna opción competitiva contra al presidente y, en este momento, eso se ve como una montaña muy empinada".

"(Un candidato del Tea Party) podría unir la furia y la frustración de los polos opuestos en torno a lo que se oponen"

Steve Clemons, analista del New America Foundation

Pero Steve Clemons, editor de la revista Atlantic y analista del New American Foundation - un centro que se declara sin postura partidista- afirma que la fuerza del Tea Party es innegable. Por el simple hecho de ser el movimiento "más cinético y apasionado han cautivado al público estadounidense".

En el contexto nacional, Clemons manifiesta que el motor que conduce la furia y frustración de muchos de los candidatos adeptos al Tea Party también es el mismo que conduce muchos de los temores y ansiedades sobre el futuro de la izquierda liberal.

"Ronald Reagan (presidente entre 1981-88) convenció a trabajadores blancos frustrados a que votaran por él y, en cierto grado, ese mismo elemento es palpable hoy a ambos lados del espectro político".

Para Steve Clemons el candidato republicano del Tea Party no va a seducir el centro. "Lo que podría hacer es unir la furia y la frustración de los polos opuestos en torno a lo que se oponen y resolver sus diferencias después".

De esta manera, indica, "los temas y debates del movimiento Tea Party son fundamentales en la política estadounidense". Los candidatos se definirán en cómo están a un lado o el otro de su ideología.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.