Descubren el gen del dolor crónico

Última actualización: Viernes, 9 de septiembre de 2011
Dolor de espalda

El dolor crónico neuropático es muy común y no hay tratamientos efectivos.

Científicos británicos identificaron al gen responsable del dolor crónico, y el hallazgo, dicen, podrá conducir al desarrollo de nuevos tratamientos para trastornos como artritis, dolor de espalda y de cabeza.

En experimentos con ratones, los investigadores de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, extrajeron el gen, llamado HCN2, de los nervios sensibles al dolor.

Tal como informan en la revista Science, lograron evitar que los animales sintieran dolor crónico, pero el bloqueo no afectó la sensación de dolor agudo.

Se calcula que una de cada siete personas sufren dolor crónico de algún tipo. El más común es el dolor que causa la artritis, el dolor de espalda y de cabeza.

Hay dos tipos de dolor crónico: el inflamatorio, que ocurre con con una lesión persistente, como las causadas por artritis, que resultan en el incremento de la sensibilidad al dolor en las terminaciones nerviosas.

Y el segundo es el dolor crónico neuropático, en el que los daños en los nervios causan dolor continuo e hipersensibilidad a los estímulos dolorosos.

A menudo surge en pacientes con diabetes, después de someterse a tratamientos de quimioterapia para cáncer, o en quienes sufren dolor de la espalda baja y otros trastornos dolorosos.

Éste es el dolor crónico más común y hasta ahora ha sido muy difícil encontrar tratamientos efectivos para tratarlo.

Pero el hallazgo, dicen los investigadores, podría conducir a nuevos fármacos capaces de bloquear la proteína que produce el gen que regula el dolor crónico, el HCN2.

Gen conocido

Desde hace tiempo los científicos saben que el gen HCN2, que se expresa en las terminaciones de los nervios sensibles al dolor, se encarga de regular este tipo de dolor.

Pero hasta ahora no se había logrado entender cuáles son los mecanismos con que actúa.

"Las personas que sufren dolor neuropático a menudo no tienen tregua debido a la falta de medicamentos efectivos. Nuestra investigación establece la base para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar el dolor crónico bloqueando al gen HCN2"

Prof. Peter McNaughton

En el estudio, después de retirar el HCN2 de los nervios sensibles al dolor de los animales, los investigadores llevaron a cabo análisis en cultivos celulares colocando estímulos eléctricos en estos nervios para determinar cómo se alteraban con la extracción del HCN2.

Posteriormente estudiaron a ratones genéticamente modificados en los que se había eliminado el gen HCN2.

Después llevaron a cabo experimentos en los que medían la velocidad con la que el animal se retiraba de distintos tipos de estímulos dolorosos.

Y concluyeron que la eliminación del HCN2 había logrado eliminar el dolor neuropático.

El profesor Peter McNaughton, quien dirigió el estudio, afirma que este hallazgo ofrece esperanzas para quienes sufren este tipo de dolor.

"Las personas que sufren dolor neuropático a menudo no tienen tregua debido a la falta de medicamentos efectivos" dice el experto.

"Nuestra investigación establece la base para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar el dolor crónico bloqueando al gen HCN2".

El especialista agrega que "muchos genes juegan un papel crítico en la sensación del dolor, pero en la mayoría de los casos cuando interferimos con ellos causamos simplemente la abolición de todo tipo de dolor, e incluso de todas las sensaciones".

"Por eso este estudio es muy estimulante, porque al retirar al HCN2, o bloquearlo farmacológicamente, se elimina el dolor neuropático sin afectar el dolor agudo normal".

"Este hallazgo podría ser muy valioso clínicamente, porque la sensación de dolor normal es esencial para evitar daños accidentales", expresa el científico.

La investigación fue financiada por el Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas del Reino Unido y la Unión Europea.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.