La dieta en el embarazo puede influir en alergias del feto

Última actualización: Viernes, 9 de septiembre de 2011

La dieta de la madre durante el embarazo puede influir en el riesgo de que el bebé desarrolle alergias alimenticias, afirma un estudio.

Embarazadas

Los ácidos grasos poliinsaturados cambian la forma como se desarrolla el intestino del feto.

En particular, el riesgo se ve reducido si la madre consume pescado graso y frutos secos de cáscara dura.

Tal como afirman los científicos del Instituto Nacional de Investigación Agrícola (INRA) de Francia, los ácidos grasos poliinsaturados que contiene el pescado como salmón, arenque, atún y los frutos secos como nueces, preparan al intestino a desarrollar formas de mejorar el sistema inmune.

Estos compuestos, dice el estudio publicado en Journal of Physiology (Revista de Fisiología), incrementan la respuesta inmune ante las bacterias y otras sustancias foráneas, con menos probabilidades de que el bebé sufra alergias.

Los científicos descubrieron que las madres que consumieron una dieta rica alta en ácidos grasos poliinsaturados en el embarazo tuvieron bebés cuyas paredes intestinales eran más permeables.

Un intestino más permeable, dicen los científicos, permite que las bacterias y sustancias foráneas pasen hacia la corriente sanguínea, provocando una respuesta inmune para producir anticuerpos en el bebé.

Cambios intestinales

"Nuestro estudio identifica a cierto grupo de ácidos grasos poliinsaturados, conocidos como n-3PUFA, que provoca cambios en la forma como se desarrolla el intestino del feto "

Dra. Gaëlle Boudry

"Nuestro estudio identifica a cierto grupo de ácidos grasos poliinsaturados, conocidos como n-3PUFA, que provoca cambios en la forma como se desarrolla el intestino del feto" afirma la doctora Gaëlle Boudry, quien dirigió el estudio.

"Es probable que estos cambios reduzcan el riesgo de desarrollar alergias más tarde en la vida".

"El resultado es que el sistema inmune del bebé se desarrolla y madura más rápido, provocando una mejor función inmune y menos probabilidad de sufrir alergias" agrega la investigadora.

El hallazgo apoya otras investigaciones que han demostrado que el consumo de n-3PUFA durante el embarazo incrementa la duración de la gestación y la maduración del sistema nervioso central del bebé.

Esto parece tener como consecuencia una mejora en las capacidades mentales durante la niñez.

Sin embargo, tal como expresan los investigadores, a pesar de la evidencia, los ácidos grasos poliinsaturados están cada vez menos presentes en la dieta del mundo occidental y gradualmente están siendo reemplazados por otro tipo de aceites vegetales que, se sabe, no son tan beneficiosos.

En muchos países, principalmente los desarrollados, las alergias alimenticias se han incrementado en la última década.

Y aunque no se sabe con claridad cuál es la causa, los expertos están centrando cada vez más atención en el papel que juega la exposición a los alimentos, tanto en los primeros años de vida como en el feto.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.