Insectos protegen a sus hijos con una secreción bacteriana

Última actualización: Viernes, 26 de agosto de 2011
Escarabajo de tierra

Científicos confirmaron que los escarabajos de tierra, en el genus Nicrophorus, recubren el alimento de sus hijos con una substancia antibacteriana para garantizar la sobrevivencia de la generación siguiente.

El Genus nicrophorus pone sus huevos en la carcasa de otros animales pequeños, tales como pájaros y roedores.

Los investigadores demostraron que sin las secreciones antimicrobianas, los insectos jóvenes no conseguían ganar peso y morían.

Los resultados fueron presentados en el decimotercer Congreso de la Sociedad Europea para la Biología Evolutiva.

La mayoría de los animales trata de hacer lo mejor por sus vástagos, pero los escarabajos de tierra que se encuentra en las regiones temperadas de Europa y Norteamérica, son verdaderos padres.

Preparando su paternidad, el escarabajo de tierra se lanza a la búsqueda de algún animal muerto, por ejemplo, un ratón o un pájaro, y transforma su carcasa en una pelota.

Después, entierra la carcasa, escondiéndola así de otros depredadores que puedan devorarla o utilizarla como criadero para sus propios hijos, lo que no deja de ser una hazaña si se considera que este escarabajo es extremadamente pequeño en comparación con la empresa.

Sin embargo, una carcasa enterrada no se va a mantener fresca por mucho tiempo, y es probable que las comunidades de bacterias que la colonizan amenacen el desarrollo de las larvas.

Sin gérmenes

De manera que los escarabajos de tierra utitlizan las secreciones de las glándulas anales para recubrir ya sea la piel o las plumas con una sustancia que garantiza que la carcasa permanezca sin gérmenes y fresca por más tiempo.

Ahora, los científicos de la Universidad de Manchester han averiguado qué es lo que hace que estas secreciones sean tan eficaces en el exterminio de gérmenes.

Los investigadores extrajeron secreciones de las glándulas anales de una especie de escarabajo de tierra llamado Nicrophorus vespilloides y desmostraron que cuando esta substancia se agrega a las células bacterianas, éstas mueren.

Los biólogos evolutivos Andrés Arce, quien dirigió el estudio, y sus colegas, sospechando que estaban lidiando con una enzima que "destroza las paredes de las células microbianas", investigaron y confirmaron que las secreciones eran ricas en lisozimas.

Éstas son enzimas antimicrobianas y un componente común del sistema inmunológico de los animales.

Estos compuestos químicos lisozímicos son también expulsados en la leche de los mamíferos y en las lágrimas humanas.

El equipo demostró que las larvas que crecían en ausencia de las secreciones de algunos de los dos padres tenían un 40% más de posibilidades de morir sin llegar a la adultez.

El doctor Arce explicó que, para un insecto no social, estos escarabajos de tierra se muestran capaces de notables niveles de cuidado parental.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.