BBC navigation

Un viaje a los secretos de la Pirámide de Keops

Última actualización: Sábado, 30 de julio de 2011
Funeral.

La Gran Pirámide de Khufu (Keops) es la única de las Siete Maravillas de la Antigüedad que hoy sigue en pie.

Con un clic del ratón un miembro de la procesión funebre del faraón se da la vuelta.

Otro clic y las figuras animadas te invitan a adentrarte en los angostos pasillos que serpentean por una de las estructuras más espléndidas del mundo, la Gran Pirámide de Khufu, también conocida como la Gran Pirámide de Keops.

Mirando a la pantalla con sus gafas de 3D azules y rojas, el egiptólogo Keith Payne está cautivado por la historia milenaria que está contemplando, como si hubiera viajado en el tiempo.

"¡Esto es sorprendente!", dice. "Esta simulación en 3D para explorar la Pirámide de Khufu (Keops en griego) es realmente una forma completamente nueva de aprender".

Este viaje interactivo, que fue presentado al público en una sala de cine en 3D de París, puede ser emprendido ahora con una computadora en casa.

Para ver la película, los usuarios simplemente tienen que descargar un programa y ponerse unas gafas 3D. Sin ellas también se puede disfrutar de la sensación de profundidad, aunque un poco más reducida.

Y además, se puede reproducir en televisores 3D.

Túnel interior

Jean-Pierre Houdin.

El arquitecto francés Jean-Pierre Houdin cree que la pirámide oculta una rampa en espiral.

La escena nos transporta 2.500 años hacia atrás en el tiempo, al interior de la Gran Pirámide, de 146 metros de altura, la única de las Siete Maravillas de la Antigüedad que hoy sigue en pie.

Además de ser instructiva, la película promueve una de las teorías sobre la construcción de la pirámide.

Erigida al norte de donde hoy se encuentra El Cairo, la pirámide es la mayor y más antigua de las tres que forman parte de la necrópolis de Guiza y se cree que fue construida para albergar la tumba de Khufu, faraón de la cuarta dinastía.

Dentro, contiene tres cámaras funerarias, una bajo tierra, otra, conocida como la Cámara de la Reina, posiblemente ideada para contener la estatua sagrada del faraón, y la Cámara del Rey.

Esta última se localiza casi exactamente en mitad de la estructura, y es ahí donde se encuentra la efigie de granito del faraón, pero nunca se ha encontrado su momia.

Lo que no se conoce aún es cómo se construyó este colosal monumento, hecho con dos millones de bloques de piedra, que pesan de media cada uno 2,5 toneladas.

La teoría de la película fue planteada por el arquitecto francés Jean-Pierre Houdin.

"Su tesis trata de explicar cómo los egipcios, que no tenían hierro, ni ruedas, ni poleas, fueron capaces de poner en pie esa gigantesca estructura", comenta el director de interactividad del proyecto, Mehdi Tayoubi, de la empresa de software francés Dassault Systemes.

"Lo principal es que aclara cómo llegaron a transportar vigas que pesaban 60 toneladas cada una hasta la Cámara del Rey".

La teoría más popular hasta ahora sugería que los ingenieros usaron una rampa de piedra exterior que se elevaba en espiral hasta la cima, a pesar de que no se ha encontrado ninguna prueba física de que se hubiera usado ese tipo de sistema.

clic clic Lea también: Los obreros de las Pirámides no eran esclavos

En su lugar, Houdin cree que la rampa fue construida dentro de la pirámide, de ahí que no se pudiera ver desde el exterior.

El problema es que para probar su tesis, necesita medios que no dañen la estructura.

Houdin se apoya en las pruebas de microgravimetría que realizó un equipo científico francés en 1986. La técnica mide la densidad de diferentes zonas de la pirámide para detectar cámaras ocultas.

El escaneado mostró el patrón de túnel interior en espiral propuesto por el arquitecto francés.

Imágenes infrarrojas

Keops.

La Cámara del Rey se encuentra en el centro de la pirámide, por encima de la Cámara de la Reina.

Como no es posible perforar la pirámide, el equipo de Houdin decidió medir la reacción de su estructura a factores exteriores, como el calor.

Especialistas de la Universidad Laval de Canadá planearon colocar cámaras de rayos infrarrojos a su alrededor.

"La temperatura del aire en Egipto varía mucho del día a la noche, lo que provoca cambios en las rocas de la pirámide", explica Houdin.

"Si la pirámide no tiene un túnel interior, en verano al mediodía la temperatura de la piedra en la cima será más alta, porque hay menos masa, que en la base, donde el suelo frío ayuda a enfriar la piedra desde abajo".

"Pero si existe esa rampa, ocurrirá lo contrario, la pirámide estará más fría en lo alto".

Aunque instalar una serie de cámaras parece algo sencillo e inocuo, las autoridades egipcias se han negado hasta ahora a que el experimento sea llevado a cabo.

Existen alternativas a la prueba de infrarrojos. Como la del robot Djedi, que ha explorado la pirámide durante los últimos dos años.

Aunque pudiera parecer que su nombre procede del personaje de La Guerra de las Galaxias, en realidad pertenece al mago egipcio a quien Khufu consultaba durante la construcción de su pirámide.

El proyecto, independiente de los análisis propuestos por Jean-Pierre Houdin, también ha sido puesto en marcha con ayuda de la francesa Dassault Systemes.

La misión de Djedi es continuar el trabajo de sus predecesores.

Grafiti

Después de que fueran descubiertas las principales cámaras de la pirámide, los investigadores estaban intrigados por un hecho interesante.

Teoría de la rampa interior.

El problema de la teoría de la rampa interior es que necesita ser probada con medios que no dañen la estructura.

Encontraron dos túneles estrechos, de 20 centímetros de alto por otros 20 de ancho, que conectaban la Cámara del Rey con el exterior y que pensaron que habían sido construidos para dar ventilación.

Hay otros dos túneles similares que parten de la Cámara de la Reina pero no llegan a ninguna parte, deteniéndose misteriosamente en algún punto desconocido.

En 2002, un robot se arrastró desde la Cámara hasta la piedra que pone final al túnel y llegó incluso a perforar un agujero en ella, transmitiendo imágenes en directo al mundo entero.

Pero aquella misión fracasó.

Una segunda puerta, oculta durante más de 4.000 años, bloqueó el camino, y ahora Djedi tiene que perforar otro hueco en ella.

"La Gran Pirámide es realmente una estructura única y maravillosa. Los túneles y las "puertas" no existen en otros edificios egipcios de la Antigüedad", afirma el líder del proyecto Shaun Whitehead.

"Al averiguar por qué están ahí tendremos un mayor conocimiento de las técnicas y motivaciones de aquella sorprendente civilización de hace 4.500 años".

clic Lea: Djedi intenta desvelar el enigma de la Gran Pirámide

En las exploraciones que ha hecho hasta ahora, Djedi ya ha enviado imágenes fascinantes.

En mayo de este año, avistó una especie de grafitis en la zona que se halla entre las dos puertas.

Mientras esperamos a conocer los progresos de estos dos proyectos, independientes pero relacionados, podríamos estar a punto de desvelar algunos de los secretos más grandes del pasado de la Humanidad.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.