¿Por qué las calificadoras de riesgo no le bajan la nota a EE.UU.?

Última actualización: Miércoles, 6 de julio de 2011
Letrero de Wall Street

La calificación AAA le permite a EE.UU. financiarse a bajos intereses.

El poder de las calificadoras de riesgo se ha hecho evidente en la crisis que están viviendo varios países de la eurozona, hasta el punto de que muchos gobiernos han llegado a criticar abiertamente lo que ven como un dedo acusador.

Portugal, cuya deuda fue rebajada este martes a nivel de basura por la agencia de valoración de inversiones Moody's, fue el último país en estar en la línea de fuego, en la que también se ha situado Grecia.

El canciller griego, Stavros Lambridinis, calificó este miércoles de "locura" el papel de estas calificadoras.

Pero mientras esto sucede en Europa, muchos se preguntan por qué esas agencias han mantenido la calificación de AAA (la máxima que se otorga a un país) a Estados Unidos, la nación más endeudada del mundo.

La pregunta es más pertinente aún porque este país ha alcanzado su tope de endeudamiento (US$14,3 billones) y republicanos y demócratas no han llegado a un acuerdo para aumentar este techo, lo cual lo coloca en riesgo de entrar en default o cesación de pagos.

"No sólo (toman en cuenta) el nivel de deuda, sino también la estabilidad política de EE.UU., su capacidad de respuesta -ya que tiene una posición hegemónica mundial- y su capacidad de influir en organismos económicos internacionales"

Federico Steinberg, Real Instituto Elcano

La razón, según le dijo a BBC Mundo Federico Steinberg, economista en jefe del Real Instituto Elcano de Madrid, es que EE.UU. es la economía más importante del mundo y tiene la moneda de reserva, "lo que le permite financiarse unos niveles de deuda y de déficit mucho mayores".

"Pesan también las propias reglas que tienen estas agencias calificadoras a la hora de evaluar. No sólo (toman en cuenta) el nivel de deuda, sino también la estabilidad política de EE.UU., su capacidad de respuesta -ya que tiene una posición hegemónica mundial- y su capacidad de influir en organismos económicos internacionales", dijo.

Eso se cristaliza en una calificación AAA que facilita a EE.UU. financiarse en los mercados a bajas tasas de intereses, en contra de lo que sucede con países con percepción de riesgo más alta, a los que les cuesta más colocar bonos en los mercados de capitales.

No todos están convencidos

Barack Obama, presidente de EE.UU.

Republicanos y demócratas no han llegado a un acuerdo para aumentar el techo de la deuda de EE.UU.

Esos criterios no convencen a la agencia de evaluación de riesgo china Dagong, que no dudó en bajarle la calificación a EE.UU. hace unos meses debido a la política expansiva de la Reserva Federal.

En esa ocasión, Guan Jianzhong, el director de la agencia, le dijo a BBC Mundo que había tomado la decisión porque "para nosotros lo fundamental es la capacidad de generar riqueza de un país en un momento dado".

"Esto es diferente a la evaluación de las agencias occidentales que se basan en la capacidad de un país de financiar su deuda".

El director de Dagong señaló a BBC Mundo que esas agencias "están muy politizadas y siguen una visión muy ideológica que no se ajusta a criterios científicos".

"En el caso de EE.UU. pesa también que las tres agencias son estadounidenses y tienen una visión más optimista de esa economía. También son más suaves porque podrían desencadenar una marea de ventas si le bajan la calificación a ese país."

Federico Steinberg, analista

El papel de las agencias calificadoras ha sido cuestionado por muchos en los últimos años a raíz del escándalo de las hipotecas basura en EE.UU.

Nadie olvida que éstas otorgaron la calificación de AAA a cientos de miles de millones de dólares de títulos de hipotecas subprime que terminaron siendo activos tóxicos (deudas incobrables) que dispararon la crisis de 2008.

Federico Steinberg reconoce que esto es así, pero advierte que en el caso de la deuda soberana hay razones para escucharlas.

"Por lo general saben lo que hacen cuando evalúan la deuda soberana, aunque esto no caiga bien a los países cuya calificación es rebajada".

¿Factores subjetivos?

Steinberg admite, sin embargo, que a la hora de calificar a EE.UU. también influye que el mercado de evaluación de riesgo está dominado por tres agencias que son estadounidenses: Moody, Standard & Poor y Fitch.

Casa en venta en EE.UU.

Las agencias de riesgo han sido fuertemente criticadas por su papel durante el escándalo de las hipotecas basura.

"En el caso de EE.UU. pesa también que las tres agencias tienen una visión más optimista de la economía estadounidense. También son más suaves porque podrían desencadenar una marea de ventas si le bajan la calificación a este país".

"Y la justificación es que es la economía más importante y tiene la moneda de reserva que es el dólar y ese es un factor importante. Las agencias pueden argumentar que se están basando en criterios objetivos, aunque coincido en que el tratamiento en este caso no es simétrico", resaltó.

La Unión Europea (UE) tiene razones para dudar y así lo expresó este miércoles cuando criticó fuertemente a la agencia Moody's tras su decisión de reducir a nivel de basura los bonos de Portugal.

La UE describió la decisión como "cuestionable" y basada en escenarios hipotéticos.

El hecho es que el cambio en la calificación de Portugal encarece enormemente el costo de financiamiento del país.

En ese contexto, el gobernador del Banco Central de Austria, Ewald Nowotny, llegó a decir que la capacidad de sanción de las calificadoras es "más grande que la de Dios".

Pero según los críticos, esa capacidad de sanción no siempre se aplica de la misma forma cuando se trata de EE.UU.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.