Diez teorías que explican la brusca caída del crimen en EE.UU.

Última actualización: Miércoles, 22 de junio de 2011
as

En los últimos 20 años el crimen en Estados Unidos ha ido en descenso, pero las últimas cifras del FBI muestran una brusca caída en los dos últimos años a pesar de la crisis económica ¿Por qué?

Tanto en gobiernos demócratas como republicanos y en épocas de bonanza y de recesión, la delincuencia ha ido disminuyendo desde 1991.

Los robos y asesinatos se redujeron casi a la mitad entre 1991 y 1998, un fenómeno que ha salvado miles de vidas y ha reducido el número de potenciales víctimas del crimen.

El ritmo de esa disminución se frenó a finales de la década de los 90, pero los últimos datos del FBI muestran un fuerte descenso que comenzó en el 2008 y continuó el año pasado, pese a las altas tasas de desempleo.

No hay acuerdo sobre cuáles son los motivos que explican esta tendencia. Aquí mostramos 10 posibles teorías:


Teoría del vandalismo

Rudy Giuliani
  • En 1982 un grupo de sociólogos lanzó una teoría que sugería que haciendo frente al vandalismo en las zonas urbanas se prevendría la propagación del crimen.
  • El metro de Nueva York adoptó esta premisa a finales de los 80 y el alcalde Rudy Giuliani (arriba) la sitúa como base de su política de "tolerancia cero".
  • Los partidarios de la teoría del vandalismo destacan la caída de los índices de criminalidad en Nueva York como una evidencia.
  • Sin embargo, los escépticos dicen que la delincuencia se redujo en muchas ciudades durante este período y que es difícil demostrar una relación.

1. El efecto Obama podría justificar que esa reducción se haya acelerado en los últimos años, según uno de los criminólogos más reputados del país, Alfred Blumstein. "La expectativa previa era que la recesión podría tener el efecto contrario. La cuestión entonces es ¿qué evento distintivo ocurrió en 2009?", dice Blumstein. La elección de un presidente negro -dice el experto- puede haber servido de inspiración a cierto número de jóvenes también negros, normalmente envueltos en robos y homicidios de forma desproporcionada respecto al porcentaje que esa raza representa en el total de la población. "En el campo de la criminología, no se cuenta con indicadores consistentes como tiene la física. Hay muchos factores que pueden haber contribuido", matiza. Un estudio sobre las calificaciones obtenidas en la escuela apoya la hipótesis de que el hecho de que un negro llegara a la presidencia motivó a algunos adolescentes afroestadounidenses a esforzarse más en los estudios.

2. El mismo experto, autor de "La caída del crimen en Estados Unidos", dice que el descenso de crímenes violentos que comenzó a principios de los noventa puede explicarse en parte por la reducción en la demanda de crack. Se corrió la voz sobre los peligros del uso de esa droga y -también gracias a una actuación policial agresiva- la violencia provocada por el uso de armas de fuego asociado al consumo y tráfico de crack disminuyó también. Justo lo contrario había sucedido en 1985, cuando el encarcelamiento de destacados traficantes llevó a una espiral de violencia a medida que vendedores callejeros de drogas más jóvenes e imprudentes ocuparon el hueco que dejaron.

ladrón

La reducción en la demanda de crack es una de las teorías que fundamentan el descenso de la tasa de criminalidad.

3. Una actuación policial más inteligente ayudó a reducir el robo de autos en un 40% en la ciudad de Laredo, en la frontera de Texas con México, el año pasado. El portavoz de la policía Joe Baeza dice que introdujeron un protocolo por el que los conductores podían registrar sus matrículas en una base de datos policial. Eso -indicó- llevó a los patrulleros a parar los vehículos que veían de noche para verificar su propiedad. Baeza añade que también se dirigieron contra las redes de ladrones de autos e hicieron planes para educar a la población sobre la prevención y los dispositivos antirrobo.

4. El seguimiento de las cifras también ayudó en Laredo, donde la tasa total de delitos disminuyó un 16% en 2010. Baeza indica que "CompStat es un proyecto con un mapa del crimen que señala los puntos calientes de delincuencia en las distintas partes de la ciudad. El jefe de la policía envía entonces un equipo para reforzar esos lugares y se mantiene allí para evitar los delitos". El sistema CompStat comenzó a utilizarse en Nueva York y se refleja en la serie policíaca de televisión "The Wire", que sucede en Baltimore.

5. Hay una polémica teoría del economista Steven Levitt que dice que el acceso a los abortos legales -producto de una ley en 1973- implicó que menos mujeres pobres, solteras y jóvenes tuvieran hijos. Eso -señala- evitó que los bebés no deseados en las décadas de los setenta y ochenta se convirtieran en adolescentes criminales en las décadas posteriores. Sin embargo, algunos de sus colegas cuestionan si hay de verdad evidencias de esa teoría.

Esposado camino a la prisión de Santa Ana, California

Más cárceles y más criminales presos también refuerzan la teoría de menos delincuencia.

6. John Conklin, sociólogo de la Universidad de Tufts, mantiene que un factor significativo que hay tras de la reducción del crimen en los noventa es el hecho de que había más criminales entre rejas y por tanto sin capacidad para delinquir. En su libro "Por qué descienden las cifras del crimen" apunta que en los años 60 y 70 las sentencias eran más indulgentes, por lo que la delincuencia aumentó. Tras ese periodo se endurecieron las condenas y se construyeron más prisiones. Quienes critican esta hipótesis se preguntan por qué las cifras han seguido desacelerándose en los últimos años, cuando las limitaciones presupuestarias han mantenido a la población carcelaria relativamente plana.

7. Una economista del Amherst College de Massachusetts vincula la merma de la violencia a una menor exposición de los niños al plomo en la gasolina. Jessica Wolpaw Reyes señala que "incluso niveles de bajos a moderados de exposición pueden llevar a problemas de comportamiento, reducción del coeficiente intelectual, hiperactividad y a la delincuencia juvenil. Se puede asociar esa disminución en el plomo entre 1975 y 1985 a un menor registro de crímenes violentos 20 años después". Alrededor del 90% de los niños estadounidenses en los años setenta tenía niveles de plomo que hoy serían motivo de preocupación, asevera. Su investigación también halló una relación entre el momento en que las leyes estatales prohibían el plomo y las estadísticas delictivas.

Niños jugando a un videojuego

Otra de las teorías apunta que los videojuegos mantienen a los adolescentes fuera de las calles y así lejos del crimen.

8. Los nacidos en el baby boom crecieron. Después de que la tasa de natalidad alcanzara máximos entre 1957 y 1961, a finales de los setenta y principios de los ochenta, la proporción de hombres que tenían alrededor de veinte años (entre 17 y 24 aproximadamente) fue la más alta de la historia. A medida que pasó el tiempo, la proporción de población en "edad criminal" descendió.

9. Un estudio publicado en mayo sugiere que los videojuegos mantienen a los jóvenes fuera de las calles y así también lejos del crimen. Expertos del Centro para la Investigación Económica Europea, en Texas, aseguran que ese "efecto discapacitante" compensa más que de sobra cualquier impacto directo que el contenido de los juegos haya tenido en el fomento de comportamientos violentos en los niños.

10. Algunos sugieren que existe otro freno tecnológico que es la proliferación de los teléfonos con cámara, que hace que algunos criminales se lo piensen dos veces antes de poder ser incriminados en un video. El impacto de otro tipo de cámaras en este asunto no está claro. Por ejemplo, en Reino Unido la influencia de las cámaras de seguridad en el descenso de delitos es muy discutida.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.