BBC navigation

La diáspora venezolana que enriqueció a Colombia

Trabajador petrolero

Venezuela despidió a cerca de 20.000 trabajadores petroleros de Pdvsa en 2003.

Pocos colombianos en el sector petrolero podían intuir a principios de 2003, cuando cundía el pesimismo a causa de los estragos de la guerrilla, que la suerte estaba a punto de sonreírles y que provendría del otro lado de la frontera.

En aquel tiempo, el gobierno venezolano despidió a cerca de 20.000 trabajadores de la estatal petrolera Pdvsa como sanción por secundar una huelga que buscaba la salida de Hugo Chávez del poder.

Esos expertos desocupados tenían el conocimiento y la experiencia que Colombia buscaba para impulsar su reducida industria petrolera.

Muchos de ellos salieron de Venezuela y cientos se instalaron en Colombia, donde han contribuido al despegue petrolero que el país ha experimentado en los últimos años, según destacan los analistas.

Hoy, el país es el tercer productor de petróleo de Sudamérica, por detrás de Venezuela y Brasil y el sector de hidrocarburos representa el 5,4% del Producto Interno Bruto colombiano.

"Fue una alineación de los astros", valora Luis Pacheco, ex directivo de Pdvsa, que hoy ocupa un alto cargo en Pacific Rubiales, la segunda mayor productora de petróleo en Colombia.

"Justo en ese momento el gobierno abría las puertas a la inversión extranjera en el sector y hacía falta una gran cantidad de mano de obra cualificada que, tras el despido masivo, era abundante en Venezuela", explica Pacheco a BBC Mundo.

A esas dos causas se unió la gradual reducción de la violencia de la guerrilla, lo que según los expertos ha permitido que Colombia experimente un "boom petrolero".

Madurez

"Boom" petrolero en Colombia

Producción: Colombia produjo en mayo una media de 927.000 barriles diarios, un 19,4% más que el mismo mes de 2010. A mediados de la década pasada la producción se situaba en torno al medio millón de barriles al día.

El país se ha convertido en el tercer productor de crudo de Sudamérica, por detrás de Venezuela y Brasil.

Reservas: De acuerdo con el gobierno,Colombia tiene unas reservas certificadas de 2.000 millones de barriles, lo que podría garantizarle la autosuficiencia hasta 2020.

Según el gobierno, el país es quinto en Sudamérica, por detrás de Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador.


Otro de los expertos procedentes de Pdvsa, Roberto Mora, fue contratado por el gobierno para dar cursos de perforación a profesionales colombianos. "Las universidades colombianas son muy competentes, pero indudablemente Venezuela tiene más tradición", explica Mora, gerente de NCT Energy.

Mora provee un ejemplo de la distinta madurez de la industria en ambos países: "Colombia licitó por primera vez en 2008 la exploración de petróleo submarina. Venezuela dio este paso hace setenta años".

Llegó a Colombia en 2005 y ha sido testigo del enorme cambio que ha experimentado el sector en el país. "En aquella época los ataques de la guerrilla a los oleoductos y otras instalaciones petroleras eran casi diarios. Eso espantaba a los inversores. Ahora, los atentados son ahora mucho más esporádicos".

Los técnicos venezolanos aportaron su experiencia de gestión y también su conocimiento del terreno, según destacan los analistas.

Elio Ohep, el editor de Petroleum World, una publicación especializada con sede en Caracas, destaca que el tipo de yacimiento predominante en Colombia, pequeños pozos en la zona de los llanos, muy similar al de Venezuela.

"Es un tipo de geología que conocen bien los expertos venezolanos. Aportaron una capacitación que no tenían las empresas canadienses -muy presentes en el país- especializadas en la perforación en terrenos arenosos".

En su opinión, el despegue petrolero colombiano habría sido mucho menor si no hubiera contado con la aportación del capital humano venezolano.

No se conoce con precisión la cifra de profesionales de Pdvsa que se han instalado en Colombia pero los analistas estiman que es superior al millar. Aunque no sólo han emigrado a Colombia, sino también a otros países productores de crudo de Asia y América, el destino preferido por cercanía y similitudes culturales ha sido el país vecino.

"Colombia queda a una hora de vuelo de Caracas", destaca Mora. "Hay muchas conexiones entre los dos países: mismo idioma, costumbres, comida. La adaptación al país no ha sido ningún problema", agrega el empresario venezolano, que tiene 53 años.

Mora está satisfecho con su nueva vida en Bogotá y con las perspectivas de crecimiento de su empresa.

"Puede que la producción de Colombia no llegue a superar a la de Venezuela -que actualmente produce 2,5 millones de barriles diarios- pero el sector tiene un futuro muy prometedor".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.