Pese a Fukushima, Francia redobla su apuesta por la energía nuclear

Última actualización: Martes, 31 de mayo de 2011
Planta en Flamanville

El gobierno francés ha insistido en que no abandonará la energía nuclear.

Mientras Alemania anunció que pretende eliminar gradualmente sus plantas nucleares para 2022, Francia está planeando expandir sus instalaciones nucleares.

Tras la crisis nuclear en la planta de Fukushima en Japón, el presidente francés, Nicolás Sarkozy anunció que habrá una auditoría de todas las plantas nucleares.

Pero ha insistido en que su país no abandonará su estrategia nuclear como lo ha hecho Alemania.

Por eso, para el gobierno francés, el gigantesco reactor nuclear que está siendo construido en Flamanville, en la costa de Normandía, en el norte del país, representa el futuro.

Las autoridades han dicho que la planta de Flamanville, que se construye con el sistema conocido como Reactor Europeo Presurizado (o EPR por sus siglas en inglés) será la estación nuclear más segura del mundo.

Pero muchos franceses, como Didier Anger, activista anti nuclear y ex parlamentario, se muestran escépticos.

"Eso es pura propaganda", dijo Anger a la BBC, al tiempó que resaltaba los vínculos estrechos entre la empresa que construye el reactor, EDF, y el gobierno francés.

Anger se pregunta cómo se puede confiar en las promesas del gobierno sobre seguridad nuclear, cuando el Estado es propietario del 80% de esa empresa.

Pruebas preliminares

Hace dos años, se encontraron grietas en la base de concreto de la cúpula del reactor de Flamanville y la soldadura no cumplía con los estándares.

"El accidente de Fukushima probó que pueden pasar cosas extraordinarias."

Jacques Foos, científico francés.

Como resultado de eso, el calendario de construcción se ha retrasado en dos años y su presupuesto se ha disparado.

Esta semana, el organismo de seguridad nuclear europeo iniciará una serie de inspecciones para asegurar que las plantas bajo su cuidado puedan resistir un terremoto o un tsunami, como el que afectó a Fukushima.

Aunque es poco probable que una ola de 30 pies de altura vaya a golpear las costas de Normandía, el profesor Jacques Foos, uno de los científicos más respetados en Francia en torno al tema nuclear, señala que deben tomarse todas las precauciones.

"El accidente de Fukushima probó que pueden pasar cosas extraordinarias", dijo a la BBC.

El reactor de alta tecnología de de Flamanville ha sido diseñado para resistir desastres como el choque de un avión, pero los reactores más viejos no tienen sistemas tan sofisticados.

Claude Birraux, un parlamentario del partido de Sarkozy, dirige una comisión legislativa que se formó para inspeccionar las plantas, tras el accidente de Fukushima, y espera calmar a un público francés que se mantiene escéptico.

"Se realizará una revisión de las plantas y si alguna de ellas no responde a los estándares de la Unión Europea podría ser cerrada", dijo Claude Birraux.

Exportación de energía

Unas ovejas pastan delante de una central nuclear

Alemania se comprometió a eliminar gradualmente la energía nuclear para 2022.

La energía nuclear es uno de los principales rubros de exportación de Francia.

El profesor Jacques Foos señala que, tras el accidente de Fukushima, la política de "seguridad ante todo" de los reactores EPR traerá más negocios para Francia.

"Vamos a ver un aumento de las ventas a partir de ahora", señaló confiado.

Sin embargo, la corresponsal de la BBC Emma Jane Kirby, destaca que muchos cuestionan quienes serán los clientes cuando buena parte de Europa planea abandonar la energía nuclear y cerrar gradualmente sus plantas.

¿Podría la tecnología nuclear ser vendida a países que no están en condiciones de lidiar con los potenciales riesgos?, se pregunta la periodista.

El parlamentario Claude Birraux insiste en que Francia sólo venderá energía nuclear a países responsables.

Francia comenzó a desarrollar sus plantas nucleares en la década de 1970 y en la actualidad tiene 58 reactores nucleares.

De manera que sitios como el de Flamanville, seguirán siendo parte del paisaje francés por el futuro previsible.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.