BBC navigation

Obama anuncia su visión sobre el futuro estado palestino

Última actualización: Viernes, 20 de mayo de 2011

Obama: "Hay que mirar a las fronteras de 1967"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que la creación del estado palestino debía basarse en las fronteras que existían en la región en 1967.

Ver3gp

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Por primera vez desde 2004 Estados Unidos parece estar cambiando las reglas de juego sobre la posición del país en las interminables negociaciones de paz entre palestinos e israelíes.

En un discurso sobre la visión del gobierno estadounidense ante los cambios en el Medio Oriente el presidente Barack Obama dijo que las "fronteras de 1967" deben ser la "base de las negociaciones" para establecer un futuro estado palestino.

Washington, tradicional aliado de Israel, ha respetado por mucho tiempo la política de construcción de asentamientos judíos en territorios palestinos.

Sin embargo, los observadores creen que cuando Obama afirma que la base de negociaciones deben ser las fronteras de 1967, significa que por primera vez en mucho tiempo EE.UU. ha decidido inclinarse más hacia la larga demanda palestina de que su futuro estado debe partir de lo que existía antes de la Guerra de los Seis Días.

Barack Obama

"La comunidad internacional está cansada de un proceso interminable que nunca produce un resultado", dijo Obama a la BBC.

Una posición mantenida por la resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 22 de noviembre de 1967.

"En el fondo, lo que propone Obama no es nada distinto a lo que se ha estado proponiendo antes. Lo que sí llama la atención es que la propuesta se realice en este preciso momento, un día antes de la reunión con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu", afirmó a BBC Mundo la internacionalista Elsa Cardozo, experta en Medio Oriente.

"Es una manera de adelantarse al encuentro, de sentar las condiciones en las que Estados Unidos se reunirá (este viernes) e insistir en la necesidad de llegar a un acuerdo territorial que suponga el reconocimiento y el respeto mutuo, tanto de un estado palestino en todos sus territorios, como de la legitimidad del estado de Israel en esos términos".

Entrevista exclusiva con la BBC

"El discurso es una manera de adelantarse a la reunión (de este viernes) e insistir en la necesidad de llegar a un acuerdo territorial que suponga el reconocimiento y el respeto mutuo"

Elsa Cardozo, internacionalista

Obama dijo en una entrevista exclusiva con la BBC que será transmitida este domingo que es hora de que haya una base clara sobre la cual discutir.

"Las negociaciones deben basarse en las fronteras que existían en la región en 1967, reconociendo que las condiciones del terreno han cambiado y que ambas partes necesitarán ceder para dar cabida a sus intereses", dijo Obama al periodista de la BBC Andrew Marr.

Con la propuesta, el mandatario apuesta también por una estrategia de intercambio de tierras a través de un acuerdo mutuo entre palestinos e israelíes.

La medida, además, desecha de alguna manera el compromiso que Estados Unidos adquirió con Israel en 2004 durante el gobierno del ex presidente George W. Bush, que permitía a Israel mantener sus asentamientos como parte de cualquier acuerdo de paz.

La internacionalista Elsa Cardozo cree que Obama está aprovechando el impulso que le ha otorgado la desaparición del líder de al-Qaeda Osama bin Laden y de las revoluciones políticas en el norte de África.

Análisis

Jonathan Marcus, BBC

El comunicado oficial de Estados Unidos de que la paz debe basarse en las fronteras de 1967 con intercambios de tierras acordados por ambas partes refleja el mismo lenguaje utilizado por Hillary Clinton durante su visita a Bahréin en febrero de 2010.
En ese momento pareció que se había desviado de su guión, aunque sus palabras fueron entendidas como una señal de la dirección en la que avanzaba el gobierno de Obama.

Ahora es explícito.

En términos formales, se trata de un punto para los palestinos y un duro golpe para el gobierno de Benjamin Netanyahu.

La naturaleza y el alcance de estos intercambios de tierra ha sido uno de los problemas centrales en las negociaciones de años.

Israel tiene una lista de los bloques de asentamientos que quiere retener, mientras que los palestinos tienen una lista más limitada de los asentamientos que están preparados para verse incorporados a Israel a cambio de otros territorios.

"Estados Unidos no se quiere quedar fuera de los arreglos que se vayan a conciliar allí", concluye Cardozo.

Territorio y seguridad

En la entrevista exclusiva con la BBC, Obama explica que espera comenzar las conversaciones sobre territorio y seguridad.

"Esto no resolverá todos los asuntos -aún restaría el problema de Jerusalén y de los refugiados- pero si logramos progresar acerca de cómo lucirán ambos estados y las partes entienden que así terminaría la discusión, será más fácil que realicen concesiones para resolver otros asuntos".

En la entrevista, según el periodista de la BBC, Mark Mardell, el presidente Obama se mostró "un poco irritado por la falta de progreso en el conflicto palestino-israelí".

"La comunidad internacional está cansada de un proceso interminable que nunca produce un resultado", dijo el mandatario.

"Insostenible"

Como era de esperarse, Israel rechazó de inmediato la postura de Obama de un estado palestino basado en las fronteras de 1967, definidas antes de la Guerra de los Seis Días, que se disputó entre Israel y la coalición árabe formada por Egipto, Jordania, Irak y Siria.

En un comunicado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien estará de visita en Washington el viernes, indicó que su país se opondrá al plan de las fronteras de 1967 porque es "insostenible".

Benjamin Netanyahu

Se espera que este viernes el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúna con el presidente Barack Obama.

"Dejarían asentamientos judíos fuera de Israel", dijo.

Se estima que existen unos 300.000 asentamientos israelíes en Cisjordania, un territorio que se encuentra fuera de las fronteras de Israel de 1967.

Netanyahu agregó que espera escuchar una reafirmación de Obama de los compromisos que EE.UU. "hizo a Israel en 2004".

"Allí queda claro, Israel no tiene que abandonar los asentamientos que se encuentren fuera de las fronteras de 1967", agregó Netanyahu.

Uno de los posibles candidatos presidenciales por el Partido Republicano, Mitt Romney, también se mostró en total desacuerdo.

"El presidente Obama faltó el respeto a Israel y socavó su capacidad de negociar la paz. También ha violado un importante principio de la política exterior estadounidense, que es mantenernos firmes al lado de nuestros amigos", señaló Romney.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.