BBC navigation

Protestas palestinas en la "primavera árabe": algunos ven manipulación extranjera

Palestinos intentan llegar a la frontera con Israel en Jordania

La policía de Jordania detuvo al grupo de palestinos que intentaba llegar a la frontera con Israel.

Los recientes incidentes en las fronteras de Israel mostraron que a los palestinos indudablemente por fin se contagiaron con la fiebre de la primavera revolucionaria árabe.

En una posición muy diferente a la de la mayoría de las naciones árabes, los palestinos habían estado hasta ahora bastante al margen, mientras que el espíritu de las firmes demandas de derechos y libertades barría la región y amenazaba a sus dictadores.

La frustración acumulada de los palestinos en gran medida tomó la forma de una presión sobre sus propios líderes divididos para que se unieran, algo que ya ha sucedido.

Los desafíos del 15 de mayo a Israel -en sus fronteras con Líbano y Siria, así como dentro de la fragmentada Cisjordania y en la frontera de Gaza- encarnan, sin duda, el mismo tipo de etos de un poder popular con asunción de riesgos y confrontación que ha disparado las revueltas en muchas partes del mundo árabe.

La militancia palestina y el deseo de autoafirmación en concordancia con esta revolucionaria época árabe son muy fuertes y se pueden tomar como hechos. Pero la capacidad de expresar esos sentimientos es otra cosa.

"Denominadores comunes"

Es evidente que hay otra dimensión a las erupciones sin precedentes en las fronteras de Israel con Líbano y Siria, en las que se informó que un número de manifestantes murieron y muchos otros resultaron heridos.

Los denominadores comunes en ambos casos son Siria y su aliado Irán.

En los últimos años, Siria había impedido que manifestantes palestinos llegaran cerca de la sensible frontera del Golán, donde el gobierno de Damasco en el pasado respetaba escrupulosamente su acuerdo de tregua con Israel.

Casi medio millón de refugiados palestinos registrados viven en Siria, algunos de ellos en campamentos no muy lejos de las Alturas del Golán.

"Si Hezbolá no hubiera querido el despliegue de la militancia de los refugiados palestinos en Marun al-Ras, junto a la frontera de Líbano con Israel, no habría ocurrido"

Jim Muir, BBC

Siria puede estar distraída y preocupada por los acontecimientos en el interior del país, pero ¿hasta el punto de que no podría haber evitado el incidente del Golán si hubiera querido que no ocurriera?

El verdadero poder en el sur de Líbano es Hezbolá, el movimiento de militantes chiitas creado en la década de 1980 por Irán y Siria para luchar contra la invasión israelí de Líbano.

Si Hezbolá no hubiera querido el despliegue de la militancia de los refugiados palestinos en Marun al-Ras, junto a la frontera de Líbano con Israel, no habría ocurrido.

Damasco y Teherán mantienen lazos muy fuertes con Hezbolá y viceversa.

Refugiados

Líbano, como Siria, tiene medio millón de refugiados palestinos en su territorio.

Pero Jordania tiene cerca de dos millones y, sin embargo, en sus fronteras con Israel, a lo largo del río Jordán, no ocurrió ningún tipo de incidentes porque el gobierno no quería que eso sucediera.

La policía de Jordania intervino para evitar que unos 200 estudiantes palestinos marcharan hacia la frontera y seis de ellos resultaron heridos cuando fueron restringidos.

Los inusuales brotes en el Golán y en la frontera libanesa tuvieron lugar en momentos en que el régimen del presidente Bashar al-Assad entró en su tercer mes de enfrentarse al mayor desafío interno en más de 40 años del gobierno de su familia y el partido Baath.

Sería difícil no ver un vínculo entre los dos acontecimientos.

Permitir una explosión controlada de la tensión en la frontera con Israel puede haber tenido varios objetivos útiles para el régimen sirio, entre ellos desviar la atención de sus problemas internos y darles brillo a sus credenciales nacionalistas de resistencia firme ante Israel.

Soldados israelíes

Aún no queda claro si las protestas del 15 de mayo serán el comienzo de una crisis.

También puede haber servido para transmitirles a Israel y a Estados Unidos el mensaje de que si Assad perdiera el poder, Israel podría enfrentar una Siria mucho más militante.

En una reciente entrevista con The New York Times, el controvertido hombre de negocios y primo del presidente Rami Makhlouf dijo que, si Siria no tuviera seguridad, Israel tampoco la tendría. Aunque el régimen se ha distanciado oficialmente de esas declaraciones, provienen de una figura clave dentro del círculo íntimo del poder.

"Jugando con fuego"

Una interrogante que Israel se preguntará es si los estallidos en las fronteras se podrán sostener y convertirse en algo frecuente.

Eso no es imposible, pero Damasco y sus aliados en Líbano saben que están jugando con fuego.

Es poco probable que Siria permita una situación en el Golán que pueda írsele de las manos y la ponga en una posición complicada con los israelíes, que podría resultar muy perjudicial e, incluso, acelerar la decisión de Washington de abogar por un cambio de régimen.

Una escaramuza no es lo mismo que un grave enfrentamiento.

En Líbano, mientras que cualquier cosa es posible, también es poco probable que Hezbolá desee una situación abierta en la que los palestinos desempeñen un papel principal.

La presencia palestina desencadenó la invasión israelí en 1982 y otras intervenciones que le han hecho mucho daño a la comunidad chiíta de Hezbolá.

Los palestinos en Líbano no participaron en 2006 en la guerra de Hezbolá contra Israel. Pero está claro que se trata de una situación inédita.

Por primera vez, Líbano tuvo la extraordinaria experiencia de que las fuerzas de seguridad sirias mataran personas a tiros en su frontera norte, debido a la agitación dentro de Siria, y que un número mayor murieran en su frontera sur, a causa de la cuestión palestina.

Sea cual sea el grado de posible manipulación por parte de Siria y sus aliados, el mensaje de los palestinos tanto dentro como fuera es que la revolución árabe ha encontrado otro hogar.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.