EE.UU. en busca de su espíritu sindical

Última actualización: Domingo, 1 de mayo de 2011
Una pancarta que dice "Somos uno. Respeten nuestros derechos"

Sólo 9% de los trabajadores de EE.UU. están agrupados en sindicatos.

Cada primero de mayo millones de personas en todo el mundo celebran el día internacional de los trabajadores con multitudinarias marchas, desfiles y protestas que resaltan las luchas sindicales y reclaman los derechos laborales de los obreros.

Sin embargo, en Estados Unidos, país donde se originó la conmemoración, el 1 de mayo no es un día festivo oficial, pocos lo celebran, y cada día son menos los trabajadores que pertenecen a un sindicato.

"Hoy en día la gente aquí ni siquiera ha escuchado hablar del 1 de mayo como día de los trabajadores", explica Patricia Lippold, una organizadora sindical quien participó en un evento poco concurrido convocado por los sindicatos de la zona metropolitana de Washington.

A diferencia del primero de mayo de 1886, cuando más de 300 mil trabajadores se lanzaron a las calles en una jornada de huelga nacional exigiendo mejoras laborales, este año los sindicatos marcarán la fecha en medio de una crisis que pone en jaque su relevancia para el empleado promedio.

Capa caída


Las organizaciones sindicales agrupan a menos del 9% de los trabajadores del país, la cifra más baja en un siglo, y a pesar de su maquinaria de movilización, cada día pierden poder, influencia y beneficios laborales para sus miembros.

Botones del sindicato de mujeres

Muchos en EE.UU. creen que los sindicatos se deben modernizar y agilizar.

En los últimos meses, los gobernadores republicanos de estados como Wisconsin, Ohio y Nueva Jersey, han presentado propuestas que no sólo limitan los derechos de los trabajadores sindicalizados, eliminan su poder de negociación colectiva y recortan sus beneficios salariales, si no que buscan acabar con las fuentes de ingreso de las uniones.

"Estamos bajo ataque, porque los sindicatos son un obstáculo para que las corporaciones tengan más riqueza y poder. Están acabando con la clase media en Estados Unidos, y con los pocos derechos que tenemos", indica Lippold, integrante de la Union Internacional de Trabajadores de Servicio (SEIU).

Lippold asegura que estos ataques por el contrario han despertado a los trabajadores, los que están sindicalizados y los que no lo están, para crear un nuevo movimiento nacional que por primera vez está alcanzando a una nueva generación.

Sindicatos

Una pancarta que pide solidaridad con Wisconsin

Gobiernos como los de Wisconsin, Ohio y Nueva Jersey han presentado propuestas que limitan los derechos de los trabajadores sindicalizados.

Según Thomas Kochan, profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT), los sindicatos enfrentan desafíos internos y externos que deben superar para mantener su relevancia en una economía cambiante.

Internamente los sindicatos deben poner a un lado sus divisiones y rivalidades internas para crear un frente común y modernizar y agilizar sus organismos. Externamente deben atraer a una nueva generación de trabajadores abordando "los temas de interés para todos los ciudadanos y en particular las familias", estima Kochan.

El académico considera que el movimiento organizado para protestar los esfuerzos del gobernador de Wisconsin, Scott Walker, en su intento por desmantelar los sindicatos en su estado, son el modelo a seguir.

Irónicamente, el empeño del gobernador Walker por decimar el poder de los empleados públicos en su estado, generó un amplio apoyo a los sindicatos y una simpatía nacional que no se veía en décadas.

Una encuesta de USA Today, encontró que el 61% de los votantes se opone a las tácticas anti-laborales de Walker, y las imágenes de miles de policías, enfermeras y maestros protestando bajo el frío en Wisconsin generó admiración y apoyo en todo el país.

"(Los sindicatos deben) sostener la coalición amplia que llegó para apoyar a los sindicatos del sector público en su momento de crisis y darles la bienvenida e integrarlos al movimiento laboral", concluye Kochan.

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.