BBC navigation

Reino Unido: William y Kate se preparan para ser reyes

William con Jamie Lowther-Pinkerton y Miguel Head

Miguel Head (izq.) y Jamie Lowther-Pinkerton (centro) son los principales asesores del príncipe William.

Ante la perspectiva de que eventualmente asciendan al trono como rey y reina, el príncipe William y su ahora flamante esposa, Kate Middleton, han contado con la asistencia y la guía un equipo de apoyo cuidadosamente seleccionado.

El trabajo de asesor de la realeza no es para cualquiera: es de mucha importancia, aunque también tiene sus limitaciones.

Tres de los principales consejeros de la pareja son:

  • Jamie Lowther-Pinkerton, secretario privado;
  • Sir David Manning, diplomático;
  • Miguel Head, secretario de prensa.

De osos y narcos

Lowther-Pinkerton ha enfrentado osos salvajes en Alaska, combatido capos del narcotráfico en Colombia y tuvo quizás el más curioso desafío de su carrera: planear el clic matrimonio de los futuros rey y reina.

Fue designado secretario privado de los príncipes William y Harry porque poseía algunos atributos considerados cruciales.

"El actor Ewan McGregor escribió que el ex mayor pudo muy bien haber 'salido de un clásico manual para oficiales del ejército inglés: alto, delgado, de clase privilegiada y muy autoritario'"

Era egresado de Eton, el mismo colegio exclusivo al que asistieron los príncipes, con lo cual hablaba el mismo "idioma" que ellos. Los hermanos iniciaban carreras militares. Él era un ex oficial del SAS (cuerpo de élite de la fuerza aérea) que había servido en la Guerra del Golfo de 1991 y en Bosnia.

El actor Ewan McGregor -quien fue entrenado por Lowther-Pinkerton antes de salir a dar la vuelta al mundo en motocicleta- escribió que el ex mayor pudo muy bien haber "salido de un clásico manual para oficiales del ejército inglés: alto, delgado, de clase privilegiada y muy autoritario".

Lowther-Pinkerton no estaba ingresando en un mundo extraño cuando cruzó el umbral del palacio de St. James -sede de la corte- hace seis años.

En la década de los años 80 fungió como asistente militar de la fallecida reina madre.

Todavía se acuerda de cómo, cuando la conoció durante un almuerzo, discutieron la mejor manera de medir la distancia alcanzada por una arveja lanzada por un tenedor.

Mundo de intriga y capricho

Ésa es una destreza que tal vez no ha sido desarrollada por David Manning -un distinguido diplomático, ex consejero de Relaciones Exteriores del otrora primer ministro Tony Blair durante la guerra de Irak- que ahora es otro de los asesores de William y Kate.

Sir David Manning

Manning, un ex asesor de Tony Blair, conoce muy bien los pasillos del gobierno.

Manning conoce las entrañas de Whitehall -la sede del gobierno británico- lo cual será invaluable para William a medida que se concentra más en su futuro como monarca constitucional.

La experiencia en Relaciones Exteriores de Sir David también podrá ser explotada cuando la pareja emprenda su primera gira por el exterior, probablemente a Canadá.

Cómo se reciba y se informe sobre ese viaje será responsabilidad de Miguel Head, el joven y -para algunos comentaristas- brillante secretario de prensa de la pareja.

Head dejó el Ministerio de Defensa después de que el príncipe Harry lo conociera en Afganistán y se llevara una muy buena impresión de él. En un mundo de intriga y capricho, como lo es el ámbito real, siempre ayuda haber sido seleccionado por uno de los protagonistas.

El trabajo de este triunvirato de asesores es guiar a William y Kate mientras la mayoría del tiempo permanecen en las sombras.

¿La función de Kate?

Como heredero al trono, la dirección de William está muy bien trazada, pero en el caso de Kate Middleton, aparte de ser un complemento para el futuro rey, sus funciones no están muy claras.

"Quiero de veras estar en control de mi propia vida. Si no estoy de acuerdo con lo que alguien dice o con lo que alguien intenta que yo haga, no lo haré"

Príncipe William, en conversación con la BBC

Antes de la boda real, Kate no parecía estar muy apresurada en involucrarse en causas específicas. Cuando empiece a escoger los proyectos que le gustaría apoyar, es muy probable que sus asesores le sugieran, en un principio, alguna iniciativa relacionada con las artes y el deporte.

El rol más importante que deberá asumir William ya está en su sangre. Mientras tanto, trabaja como piloto de búsqueda y rescate para la Real Fuerza Aérea y, con su hermano menor, patrocina organizaciones de caridad que apoyan a la juventud y a personas que prestan servicio militar, y a instituciones que protegen el medio ambiente.

A medida que William y Kate persigan sus intereses y cumplan con sus deberes durante los meses y años venideros, ¿qué influencia podrían tener sus asesores?

El segundo en la línea de sucesión de la corona británica ha expresado en más de una ocasión la necesidad de "tener el control".

Él es un individuo cauto, marcado por el trauma de su adolescencia (la muerte de su madre, Diana Spencer, en 1997), que cuestiona los consejos que recibe.

Oportunidad histórica

Cuando todavía era estudiante, el príncipe William estableció muy claramente su propósito durante su primera entrevista para la televisión con la BBC, hace siete años.

Kate Middleton durante la boda

Se espera que Kate y sus asesores se inclinen por el patrocinio de los deportes y las artes.

"Quiero de veras estar en control de mi propia vida. Si no estoy de acuerdo con lo que alguien dice o con lo que alguien intenta que yo haga, no lo haré. Si estoy equivocado y ellos están en lo correcto, entonces, obviamente, cambiaré de opinión", aseguró.

"Siempre estoy abierto a que me corrijan, porque la mayoría de las veces me equivoco. Odio perder el control. Es muy importante identificar lo que uno quiere hacer y hacerlo".

Aparte de potenciales frustraciones que podría enfrentar debido a la autosuficiencia de William, los tres asesores (Lowther-Pinkerton, Manning y Head) tienen una oportunidad histórica única: la de moldear el futuro de la monarquía británica.

Una preocupación más trascendental que las más mundanas -si se quiere- que debieron enfrentar durante la boda real: el vestido de la novia, las flores y cómo lidiar con todas las figuras que fueron invitadas -y no- a la ceremonia.

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.