BBC navigation

Twitter todavía no, pero los taquitos ya están en el diccionario de Oxford

Última actualización: Viernes, 25 de marzo de 2011
La presentadora Victoria Cohen, en un programa de la BBC sobre el OED

El diccionario es publicado por la editorial de la Universidad de Oxford.

¿Cuándo fue la última vez que usted escribió su nombre en Google, para ver si alguien lo había mencionado, o en YouTube, con el fin de constatar si aparece en algún video?

Aunque no lo haya hecho nunca, aparentemente es una práctica tan común que ya existen un verbo y un adjetivo en inglés para describirla, ego-surf y ego-surfing, respectivamente.

Ambas palabras fueron incluidas en la última actualización del Oxford English Dictionary (Diccionario Oxford de Inglés), dada a conocer este viernes.

La lista también incluye términos como OMG ("Oh, my God" – "Oh, Dios mío") y LOL ("laughing out loud" – "riéndome a carcajadas"), que se utilizan en los e-mails, las redes sociales, los servicios de chat y los mensajes de texto.

Otras palabras nuevas son heteronormativity, para referirse a la práctica de fijar normas relativas a los papeles de género de acuerdo al sexo biológico y de ver a la heterosexualidad "como la orientación sexual normal y preferida", y lumpenintelligentsia, para describir a "una sección de la intelectualidad que se considera que no hace contribuciones útiles a la sociedad, o le falta gusto, cultura, etc."

Tres criterios

El editor principal de la sección de Palabras Nuevas del diccionario, Graeme Diamond, le dijo a BBC Mundo que la decisión de incluir neologismos se basa en tres criterios.

"Nuestro diccionario busca registrar la biografía de las palabras, cómo surgen y cómo se usan en un momento determinado, pero deben crecer un poco antes de que las dejemos entrar porque una vez que están en el diccionario ya no salen"

Graeme Diamond, editor de Palabras Nuevas del OED

"En primer lugar, la palabra tiene que haberse usado durante un periodo relativamente largo, de cinco a diez años; en segundo, debe tener un uso amplio; y, por último, se debe emplear de una forma natural, con la expectativa de que se va a entender", nos explicó.

Le preguntamos por qué palabras que ya son de uso corriente, como tweet (enviar mensajes por la red social Twitter), todavía no aparecen con esas acepciones en el diccionario.

"Nuestro diccionario busca registrar la biografía de las palabras, cómo surgen y cómo se usan en un momento determinado, pero deben crecer un poco antes de que las dejemos entrar porque una vez que están en el diccionario ya no salen", dijo.

"Tweet, re-tweet, y toda esa familia son todavía muy jóvenes. Otros diccionarios técnicos de Oxford ya las han incluido, pero nosotros esperaremos un poco más", agregó.

Diamond señaló que, desde que se creó en el siglo XIX, la función del Oxford English Dictionary -también conocido por sus siglas, OED- ha sido registrar la riqueza del idioma inglés, nunca imponer normas de uso.

"No nos interesa en lo absoluto decirle a la gente cómo tienen que hablar o escribir, si lo que dicen está bien o mal, nuestra única función es describir el uso de los vocablos", dijo.

Real Academia

Otros diccionarios, incluido el de la Real Academia Española (RAE), tradicionalmente han adoptado una posición más conservadora.

Sitio web de la RAE

La RAE colabora con 21 academias de la lengua española, en América Latina, Estados Unidos y Filipinas.

"Las lenguas cambian de continuo, y lo hacen de modo especial en su componente léxico. Por ello los diccionarios nunca están terminados: son una obra viva que se esfuerza en reflejar la evolución registrando nuevas formas y atendiendo a las mutaciones de significado", dice la RAE, en su sitio web.

"Especial cuidado ha de poner en ello el Diccionario académico al que se otorga un valor normativo en todo el mundo de habla española", añade.

Por eso, en el diccionario de la RAE en internet no aparecen todavía términos que, a pesar de venir del inglés, se usan ampliamente en el mundo hispanohablante, como chatear (que, según la RAE, es beber chatos de vino) o surfear, que todavía se utiliza en países como México para referirse a la navegación por internet.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu), que trabaja con el asesoramiento de la RAE, recomendó el año pasado "las formas españolas tuitero/a, tuitear, tuiteo y retuiteo para las actividades relacionadas con la red social Twitter".

Pero esas palabras, además de ser jóvenes, son foráneas y podrían tardar mucho tiempo en entrar por las puertas de la que, según su lema, "limpia, brilla y da esplendor".

Yo, por lo pronto, me voy a comer un taquito con unos amigos para celebrar que ese delicioso alimento mexicano está a partir de este viernes, y por los siglos de los siglos, en el Oxford English Dictionary.

Y, si mi editor no quita mi nombre y lo cambia por "Redacción BBC Mundo", este fin de semana trataré de ego-surfear un poco.

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.