BBC navigation

La Unión Europea no sabe cómo rescatar al euro

Última actualización: Jueves, 24 de marzo de 2011
Euro

Euro: ¿alguien podrá blindarlo?

La crisis política de Portugal y la renuncia de su primer ministro dominan una cumbre de dos días de la Unión Europea (UE) en Bruselas para blindar al euro.

En medio de crecientes rumores sobre la inevitabilidad de un rescate de Portugal, el presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro Jean Claude Juncker señaló que si Lisboa lo solicita habría unos US $100.000 millones sobre la mesa.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel instó a los partidos políticos portugueses a mantenerse en la senda de la austeridad fiscal.

"Portugal ha presentado un programa muy valiente para 2011, 2012 y 2013. Lamento mucho que no haya habido ayer una mayoría en el parlamento para aprobarla", dijo Merkel.

Esta ausencia de una mayoría forzó la renuncia de José Socrates quien sigue representando a Portugal en Bruselas, pero como jefe de un gobierno meramente interino y sin autoridad.

¿Alguien a cargo del barco?

Los 27 países que conforman la Unión Europea y los 17 que usan el euro como moneda no han conseguido controlar la crisis de la eurozona que se desató a principios del año pasado con los problemas fiscales griegos.

Los rescates de Grecia en mayo y de la República de Irlanda en diciembre siguieron la misma secuencia.

El peligro de una cesación de pagos provocó primero una parálisis política, seguida por el asalto de los mercados financieros que hizo temblar al euro y un tardío y reticente rescate de la UE y el FMI.

"Esto es un nuevo ejemplo de un acuerdo alcanzado por los 27 miembros y denunciado por uno de ellos sin atender a las consecuencias"

Jean-Claude Juncker primer ministro de Luxemburgo.

El gobierno del primer ministro José Socrates cayó después de buscar la aprobación de su cuarto programa de ajuste debido a que la economía, lejos de responder positivamente a la austeridad que le exigió la UE y el Banco Central Europeo (BCE), sufrió una contracción económica del 0,9%, muy lejos de las optimistas proyecciones de un crecimiento del 0,2%.

Por el momento no parece que la respuesta de la UE a esta crisis sea diferente a las otras.

Según el Financial Times, Angela Merkel está tratando de renegociar el acuerdo alcanzado el lunes por los ministros de Finanzas de la UE para el financiamiento de un fondo de rescate de la eurozona a partir de 2013.

Alemania quiere que su aporte, el principal del nuevo Mecanismo de Estabilidad Europea, se haga en cinco años en vez de cuatro, algo que le permitiría una reducción de impuestos a tiempo para las elecciones de 2013.

"Esto es un nuevo ejemplo de un acuerdo alcanzado por los 27 miembros y denunciado por uno de ellos sin atender a las consecuencias", reaccionó Jean-Claude Juncker.

Por su parte Finlandia se opone a incrementar la contribución al actual fondo de estabilidad financiera.

El Financial Times señala que el borrador de conclusiones de la cumbre al que tuvo acceso propone junio como fecha para la firma de un acuerdo.

¿Hay tiempo?

A ese paso muy probablemente se desate antes una tormenta sobre el euro.

Lisboa tiene un déficit fiscal del 7% y vencimientos de deuda de 9.000 millones de euros entre abril y mayo.

José Socrates primer ministro de Portugal

Primer ministro de Portugal José Sócrates: sin autoridad para pedir un rescate.

La amenaza de un efecto dominó está en el aire.

Si Portugal cae, España sería la próxima pieza, con la salvedad que tiene tal peso que puede derrumbar el edificio del euro.

España representa el 9% de la UE, más que Portugal (1,4%), Irlanda (1,4%) y Grecia (2%) juntos.

La vulnerabilidad española a una caída de Portugal no se limita al efecto contagio.

El sector financiero español tiene una exposición de 80.000 millones de euros en créditos al sector público, privado y financiero portugués.

Este jueves la agencia calificadora de riesgos Moody rebajó su calificación a 30 bancos y cajas españolas, aunque se la mantuvo a los grandes: BBVA, Santander y La Caixa.

A su vez España puede ser la correa de transmisión de un impacto sistémico que iría al corazón de la Unión Europea y que podría desatar una crisis similar al estallido de 2008.

Y es que, según el Banco Internacional de Pagos de Basilea, las entidades financieras alemanas están expuestas en unos 30.000 millones de euros en préstamos al estado español y unos 95.000 millones a sus bancos.

Con este mar de fondo, la eurozona parece caminar por la cuerda floja con la despreocupación de un sonámbulo.

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.