Última actualización: Miércoles, 16 de marzo de 2011

Tropas extranjeras en Bahréin: ¿cooperación o intervención?

Tropas saudíes

La presencia de tropas extranjeras en Bahréin ha dado lugar a una guerra semántica y acusaciones de doble moral.

La llegada de tropas extranjeras a Bahréin para lidiar con las protestas antigubernamentales que afectan al pequeño país desde hace semanas ha sido descrita de diferentes maneras por los involucrados.

Cerca de un millar de efectivos de la guardia nacional de Arabia Saudita, y unos 500 policías provenientes de los Emiratos Árabes Unidos, cruzaron a territorio bahrení el lunes, luego de que las autoridades del reino solicitaran la ayuda de sus socios en el Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG).

Las autoridades bahreníes justificaron la misión "por la común responsabilidad de los países del CCG en el mantenimiento de la seguridad y estabilidad" en la región.

Manifestación en Bahrein

Los manifestantes quieren más democracia. El gobierno respondió decretando el estado de emergencia.

Pero, la oposición describió la situación como una "ocupación flagrante" y un "complot contra el pueblo desarmado de Bahréin".

Y el gobierno de Irán denunció una "invasión saudita", calificando la situación de "inaceptable".

Estados Unidos, por su parte, rápidamente le pidió a las autoridades bahreníes y al resto de países miembros del CCG que no usaran la fuerza en contra de los manifestantes y que respetaran sus derechos.

Pero la Casa Blanca dijo que no consideraba que la situación pudiera ser descrita como una invasión o una violación de la soberanía, y se abstuvo de exigir el retiro de los efectivos militares sauditas del país, que también sirve de base a la V Flota estadounidense.

Esa actitud ha hecho inevitable una pregunta: ¿reaccionaría Washington de forma diferente si hubieran sido, por ejemplo, tropas iraníes las que se hubieran movilizado para responder a la demanda de ayuda de otro gobierno?

Doble rasero

Para Gustavo Morales, experto en temas iraníes y subdirector de la revista de temas de defensa War Heat, la respuesta a esta pregunta es un resonante "sí".

Tropas saudíes

¿Permitiría Washington que Irán mandara tropas a un país extranjero?

"Washington estimula la revuelta interna en Irán en nombre de la democracia y no hace ningún comentario sobre las dictaduras sátrapas que existen desde hace años en la región", le dijo Morales a BBC Mundo.

"Hay una ley para Teherán y otra para Bahréin, Kuwait, Omar, Qatar…", afirmó Morales.

Y para el especialista en temas de defensa de la BBC, Mark Mardell, las diferentes posturas de occidente ante los acontecimientos de Libia y los de Bahréin también ponen en evidencia el doble estándar de su política en la región.

"A veces el silencio habla más alto que las palabras. Y antes que discusiones acerca de la posibilidad de ampliar la zona de exclusión aérea (que se está considerando para Libia) a Bahréin, lo que habrá serán omisiones vergonzosas y la determinación de ver hacia otro lado", dijo Mardell.

"No habrá ni una palabra sobre la posibilidad de armar a los rebeldes. Tampoco se pensará en imponer sanciones. Después de todo, se trata de un país y una región que son mucho más importantes para Estados Unidos. Así que nadie va a querer discutir posibles respuestas a cualquier exceso", afirmó.

Las diferencias

Mardell, sin embargo, reconoce que hay importantes diferencias entre lo que ocurre en Libia y lo que está pasando en Bahréin.

Las Fuerzas Conjuntas Blindadas de la Península

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) está actualmente integrado por Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, y su brazo armado -las Fuerzas Conjuntas Blindadas de la Península- fue creado en la década de 1980.

El CCG envió tropas a Kuwait, en 1991, para apoyar los esfuerzos de EE.UU. por expulsar a los soldados de Saddam Hussein, y en 2003, antes de la invasión de Irak.

El envío este lunes de tropas, sin embargo, es el primer caso en que el Consejo envía tropas para lidiar con problemas internos de uno de sus miembros.

"El coronel Gadafi ha matado a mucha de su propia gente. Las autoridades bahreníes están divididas entre tolerar y reprimir a sus oponentes, pero aún no se han producido masacres. Lo que hay son demostraciones, no una guerra civil. Pero las tropas sauditas seguramente no están ahí para ayudar a manejar el tráfico".

"Y si se trata de una cuestión de principio, aquellos que demandan una intervención en Libia deberían al menos prometerle protección a la oposición de Bahréin", escribió Mardell.

Las acusaciones de doble moral, sin embargo, no son sólo para Washington y sus aliados.

En Irán, la oposición también ha acusado a las autoridades de hipocresía por apoyar las revueltas populares en el mundo árabe, mientras reprimen a sus propios ciudadanos.

"Y si uno ve lo que está ocurriendo en Bahréin desde un punto de vista legalista y diplomático es fácil llegar a preguntarse ¿cuál es el problema?", admitió Mark Urban, editor para asuntos diplomáticos del programa de la BBC Newsnight.

"Ambos países (Bahréin y Arabia Saudita) son miembros del CCG y fue uno de ellos el que solicitó la asistencia del Consejo", explicó Urban.

Un mensaje a Teherán

Sin embargo, para muchos analistas, la presencia de efectivos de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en Bahréin no responde tanto a una necesidad real en materia de seguridad, como a la de enviarle un mensaje a Irán.

Protestas en Bahrein

Las protestas han sido eminentemente pacíficas, pero ya han dejado varios muertos.

Las protestas reflejan el descontento de la mayoría chiita con los monarcas sunitas de la casa de al-Khalifa, que tiene más de 200 años en el poder.

"Y el Consejo de Cooperación del Golfo es visto por muchos como un vehículo de Arabia Saudita para mantener el control de la seguridad en una región mayoritariamente sunita", explicó Urban.

Así, con su presencia en territorio bahrení, las tropas sauditas le estarían enviando un mensaje tanto a la oposición como a Irán, la principal potencia chiita y el gran rival de los sauditas en la región.

De hecho, Irán reclamó a Bahréin como parte de su territorio durante 17 años, hasta 1971.

Y Teherán también ha sido acusado de promover y financiar a los grupos chiitas más allá de sus fronteras.

"La verdad es que Irán ya ha mandado tropas a apoyar a los chiitas en el extranjero, aunque no oficialmente, ni de forma regular", le dijo a BBC Mundo Gustavo Morales, poniendo como ejemplo sus lazos con el grupo islamista libanés Hezbolá.

Pero, ¿un despliegue como el de las tropas sauditas en Bahréin?

"Seguramente Estados Unidos no lo permitiría", concluyó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.