Última actualización: Domingo, 23 de enero de 2011

Las protestas suicidas se extienden por el mundo árabe

Mapa de Arabia Saudí.

Un hombre de unos sesenta años se inmoló el sábado en Arabia Saudí, según fuentes oficiales, en lo que supone el caso más reciente de una oleada de protestas suicidas en el mundo árabe.

En los últimos días se han reportado actos de inmolación pública en Mauritania, Egipto y Argelia, que buscan crear el mismo efecto que el suicidio en diciembre del tunecino de 26 años, Mohamed Bouazizi, cuya muerte incentivó las protestas que tumbaron la semana pasada al presidente de Túnez.

El caso de Arabia Saudí, en la ciudad de Samitah, en el suroeste, es el primero que se produce en este país. Las autoridades informaron que se desconoce el motivo que llevó al hombre a prenderse fuego en público, pero el sitio web Sabq.org reportó que el suicida estaba furioso por lo difícil que es conseguir la nacionalidad saudí.

El viernes, tres egipcios resultaron heridos de gravedad tras intentar inmolarse en las calles de El Cairo, la capital egipcia. El martes, un desempleado egipcio de 25 años había muerto de forma similar en la ciudad de Alejandría.

La multitud de casos registrados en los últimos días ha llevado a las mezquitas a recordar la prohibición del suicidio para los musulmanes en sus sermones del viernes.

Expertos consultados por la periodista de la BBC Kathryn Westcott dijeron que el sucidicio como forma de protesta es algo nuevo en el mundo musulmán.

Los atentados suicidas sí han sido comunes, pero esta forma de sacrificio para demandar cambios es algo nuevo en esta región, según Michael Biggs, profesor de sociología de Oxford, que señala que en el pasado fue usada por budistas vietnamitas, nacionalistas lituanos o izquierdistas surcoreanos.

El profesor estadounidense John L. Esposito, de la Universidad de Washington, le dijo a la periodista de la BBC que esta forma de suicidio está prohibida por el islam, al igual que por el cristianismo, pero ahora parece haber cobrado un nuevo simbolismo.

"Sólo el comienzo"

Vigilia nocturna en Túnez en recuerdo a Mohamed Bouazizi.

En los últimos días se han reportado actos de inmolación en Mauritania, Egipto y Argelia.

El joven tunecino Mohamed Bouazizi era un titulado universitario que no pudo encontrar trabajo en su campo y se dedicaba a vender verduras en un puesto callejero de la ciudad de Sidi Bouzid.

Las autoridades le confiscaron su mercancía, le pegaron y le insultaron.

El 17 de diciembre, el joven de 26 años se roció con gasolina en la plaza principal de la ciudad y se prendió fuego. El día que murió como resultado de sus heridas, el 4 de enero, las protestas por el desempleo y la corrupción se habían extendido por Túnez y Bouazizi se había convertido en un símbolo.

El presidente de Túnez, Zine al-Abdine Ben Ali, huyó a Arabia Saudí el 14 de enero convirtiéndose en el primer mandatario del mundo árabe derrocado por una revuelta popular.

clic Lea: La revolución que nadie vio venir en Occidente

Además de las inmolaciones se han producido manifestaciones multitudinarias en diversos países árabes. En Yemen, miles de personas marcharon este sábado en la capital, Sanaa, demandando la dimisión del presidente Ali Abdullah Saleh.

"Fuera, fuera. Únase a su amigo Ben Ali", gritaban los manifestantes.

Uno de los convocantes de la protesta, el parlamentario islamista Fouad Dahaba, dijo que la manifestación suponía sólo el comienzo y que "en los próximos días presenciaremos una escalada de actos contra el gobierno".

Las fuerzas de seguridad usaron gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes y arrestaron a 30 de ellos.

En Argelia, la policía antidisturbios también disolvió una manifestación opositora de cientos de personas en la capital, Argel. Los activistas dijeron que más de 40 personas habían resultado heridas, mientras que las autoridades dijeron que habían sido 19.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.