Última actualización: Miércoles, 19 de enero de 2011

Ensayan "técnica de azúcar" para detectar cólera

Los humildes polisacáridos -un tipo de azúcar complejo- podrían convertirse en el futuro en una herramienta para combatir el cólera, una enfermedad que tan sólo en Haití en meses recientes ha causado miles de muertes.

Enfermo de cólera

El brote de cólera en Haití ha afectado a miles de personas.

La técnica, que está siendo desarrollada por científicos de la Universidad de Florida Central en Estados Unidos, utiliza una combinación del compuesto de azúcar con nanopartículas de óxido de hierro que se coloca en una muestra de agua.

Cuando el agua está contaminada, la toxina de la enfermedad queda adherida a las nanopartículas.

Los científicos creen que el método podría ofrecer a los trabajadores de salud una forma rápida y barata de prevenir la propagación de la infección el acceso a zonas contaminadas con cólera.

"Es realmente asombroso" expresa el profesor Manuel Pérez, quien dirige la investigación.

"Significaría que podemos contar con una herramienta de diagnóstico rápida utilizando una combinación simple y relativamente barata de azúcar y nanopartículas".

Secuestro de toxinas

El cólera es una infección intestinal que se propaga principalmente consumiendo agua o alimentos contaminados con la bacteria de la enfermedad.

Los principales síntomas de la enfermedad son diarrea y vómito profusos y la gente suele contagiarse rápidamente, principalmente cuando se vive en condiciones de hacinamiento o mala infraestructura de sanidad.

Según la Organización Mundial de la Salud el cólera causa cada año entre 3 y 5 millones de casos y entre 100.000 y 120.000 muertes cada año.

Significaría que podemos contar con una herramienta de diagnóstico rápida utilizando una combinación simple y relativamente barata de azúcar y nanopartículas

Dr. J. Manuel Pérez

En Haití más de 3.000 personas han muerto a causa de un brote de cólera ocurrido tras el terremoto que azotó al país hace un año y según la OMS la enfermedad todavía no llega a su punto álgido.

Actualmente, sin embargo, no existen métodos de detección de la infección que sean rápidos. Por lo general las muestras de agua deben enviarse a laboratorios para comprobar la presencia de la bacteria y esto puede tardar días o semanas.

La nueva técnica utiliza un dextrano, un tipo de azúcar complejo, que se recubre con una nanopartícula de óxido de hierro. La combinación se agrega a una muestra de agua.

Y si el agua está contaminada con toxinas de cólera éstas se adhieren a las nanopartículas indicando la presencia de la enfermedad.

Los científicos creen que la técnica -que todavía deberá ser sometida a más pruebas- podría solucionar muchos problemas de accesibilidad y diagnóstico.

Tanto el dextrano como las nanopartículas son compuestos relativamente baratos y de fácil producción.

Tal como explica el profesor Pérez, el método funciona porque el dextrano es muy similar a un receptor de la toxina que produce la bacteria del cólera, la V. cholerae.

Tratamiento

Repartición de agua en Haití

La técnica detecta la presencia de toxinas de cólera en el agua.

Estas toxinas son producidas cuando la bacteria llega a la pared intestinal de la persona contagiada y son las que provocan diarrea profusa en el paciente.

También son las encargadas de reproducir múltiples generaciones de V. cholerae en el agua, cuando no se toman medidas adecuadas de higiene.

Los expertos creen que, si se comprueba su efectividad, la técnica podría tener un enorme impacto en los países más vulnerables al cólera donde a menudo la gente debe beber agua contaminada.

"Tal como hemos visto con el brote de cólera de 2010 en Haití, esta enfermedad continúa siendo una amenaza grave" señala la doctora Janna Wehrle, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, que financiaron el estudio.

"Con el desarrollo de una prueba rápida y sensible para detectar la toxina del cólera que no requiera equipo sofisticado ni refrigeración, los doctores Pérez y Teter ofrecerán a los trabajadores de salud una herramienta potencialmente valiosa para usar en áreas azotadas por desastres naturales o con infraestructuras inadecuadas".

Según informan los investigadores, debido a que el dextrano se encarga de "secuestrar" a la toxina del cólera, la técnica también podría potencialmente ser utilizada para el tratamiento de personas contagiadas con la enfermedad.

Tanto el dextrano como el óxido de hierro son compuestos que ya se utilizan en el tratamiento de varias enfermedad.

El dextrano se usa como anticoagulante y en tratamientos de emergencia para evitar hemorragias. Y las partículas de óxido de hierro se usan para tratar anemia y como agentes de contraste en los escáneres de imágenes de resonancia magnética.

Los científicos están ahora llevando a cabo estudios para confirmar si el dextrano también puede ser utilizado como tratamiento efectivo para los pacientes contagiados con cólera.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.