Última actualización: Martes, 11 de enero de 2011

Chile/mapuches: "tolerancia cero" al reclamo violento

sebastian donoso

Donoso asegura que dar respuesta al reclamo es una prioridad en la agenda.

Sebastián Donoso es asesor especial para Asuntos Indígenas del gobierno de Chile, a través de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), la oficina encargada de ejecutar políticas relacionadas con la etnia mapuche, que además figuran en la lista de responsabilidades de otros varios ministerios del gobierno de Sebastián Piñera.

En diálogo con BBC Mundo, asegura que dar respuesta al reclamo de tierras ancestrales que hacen las comunidades es una prioridad en la agenda, aunque se trate de "un conflicto de difícil resolución".

¿Cuáles son las medidas concretas que han tomado para los mapuches en estos meses que llevan en el poder?

Primero, medidas de fomento cultural, como instruir a todos los intendentes y gobernadores que consideren y den presencia a las autoridades indígenas en los actos oficiales. En la Ley de Presupuesto 2011, hay un 20% de aumento en temas de cultura de pueblos originarios y, lo más importante, estamos en plena discusión de la reforma que busca dar reconocimiento en la Constitución a los pueblos indígenas. Probablemente somos uno de los últimos países en hacerlo, un error que esperamos corregir.

Como parte de sus políticas han establecido mesas de diálogo. Pero a estas mesas, se sabe, se sientan quienes son más proclives a un acercamiento mientras que los más radicales quedan fuera. ¿Cómo garantizar la representatividad de todo el pueblo mapuche?

Somos conscientes de que es difícil de lograr. Hemos tratado que haya buena representación de las cuatro regiones principales: Bío Bío, Ríos, Lagos y Araucanía. A la última mesa, y en oposición a los que creen que sólo estarán los amigos del intendente, vino el hermano de uno de los mapuches que estuvieron en huelga de hambre (entre julio y octubre de 2010), que no tuvo un discurso pro gobierno sino muy crítico.

¿Cómo manejan el tema de las tierras en disputa?

Nosotros tenemos una visión crítica respecto a cómo se ha trabajado desde hace años el tema tierras. Uno mira la evolución del presupuesto de la Conadi y hay entre 40% y 70% dedicado a tierras, son muchos recursos destinados a eso cuando, por ejemplo, hay mucha población mapuche que no está en la zona en disputa sino en Santiago: allí hay casi la misma cantidad de mapuches que en la Araucanía. Pero es en la Araucanía donde han ido especialmente los recursos y sigue siendo la región más pobre de Chile, por lejos, con índices del 27%. Entonces nos preguntamos si se ha hecho bien, porque una cosa es dar tierras y otra apoyar a las poblaciones indígenas a que tengan herramientas para darle a esas tierras buen uso.

Pero el concepto de uso de los mapuches, que ven a la tierra como fuente de subsistencia y no de lucro, difiere de los modos de explotación comerciales...

Cierto, y no se trata de que le den uso como nosotros queremos, sino como ellos quieran. Hay un componente de autodesarrollo y para eso hay una serie de instrumentos, planes, subsidios. Para este gobierno las tierras siguen siendo un tema fundamental dentro de las políticas indígenas, pero articulado con otros, no es el único ni el principal.

El conflicto ha disparado los precios de las tierras en las zonas en disputa. ¿Cómo puede la Conadi hacer frente a eso?

vivero mapuche chile

Los mapuches afirman que la tierra es fuente de subsistencia y no de lucro.

Los mecanismos de entrega de tierras siempre han tenido problemas grandes. Hemos detectado que una hectárea que en 1994 costaba 400.000 pesos (US$840), en 2009 valía ocho veces más. La única explicación es que hay un mercado distorsionado por la existencia de un gran comprador que es la Conadi: las comunidades pedían comprar el campo y si el dueño no quería se negociaba, se insistía, y eso disparaba los precios a las nubes. Y aquí hay una preocupación que es el recurso público: si los mismos recursos cada vez permiten pagar menos hectáreas, podremos favorecer a menos familias indígenas. Hubo que hacer una revisión y empezar a normalizar el sistema.

¿De qué manera?

Con un mecanismo que se llama Subsidio para Entrega de Tierras, que tiene puntajes de acuerdo a ciertos criterios, como recursos económicos, tamaño de grupo familiar, ahorro previo, antigüedad de las comunidades, etcétera. Cada postulante sabe cuáles son las reglas y aquí no se trata de llamar a un amigo o contacto.

Algunos dueños privados dicen que, si les ofrecieran comprarle sus tierras, se irían porque están cansados del conflicto y piden respuestas al gobierno.

Estamos tratando de cambiar la dinámica hacia una de "total voluntariedad", por decirlo así, abriendo un registro de dueños de campos interesados en vender. Es un mecanismo que debiera tener transparencia, no lo que sucedía antes, que muchos se veían forzados a vender porque tenían una comunidad que en la práctica casi les estaban tomando los campos.

Queremos ser claros respecto al reclamo violento: estamos abiertos a dialogar con todos, incluso con quienes en su pasado hayan tenido problemas con la justicia, pero hoy si alguien -una familia o una comunidad- recurre a un método ilegítimo o a la violencia quedará automáticamente fuera de estos beneficios.

clic Vuelva al inicio: Conflicto mapuche a través de cinco testimonios

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.