Última actualización: Martes, 11 de enero de 2011

Chile / mapuches: ¿hay solución para el conflicto?

Manta pidiendo la liberación de los presos mapuches. Foto: Valeria Perasso.

La disputa por el territorio está en el centro del conflicto: son miles de hectáreas en el sur de Chile que los mapuches reivindican como sus tierras ancestrales y que hoy están en manos privadas.

La cuestión ha cobrado carácter de urgente, a partir del recrudecimiento de la lucha de esta etnia originaria, la más numerosa del país, en pos de sus derechos como pueblo.

Pero, ¿hay solución para una disputa de siglos? BBC Mundo se lo preguntó a distintos protagonistas y observadores, y estas fueron sus conclusiones.

Heriberto Huaiqui Huentelao, lonko (cabeza) de la comunidad Rayen-Lafquen

"Arrastramos una historia de 500 años y, en gran parte de ella, el mismo Estado chileno no cumplió con acuerdos y promesas hechas. Así es que hemos perdido parte de nuestra cultura… hoy estamos todos chilenizados, como revueltos.

La solución, para nosotros, es volver a levantarnos como cultura. Por esa razón estamos planteándole a los gobiernos de turno que nos ayuden a pensar en el futuro: podemos avanzar si somos reconocidos, si podemos sentirnos parte de la sociedad, si nos dejan aportar cosas valiosas que nosotros tenemos.

Queremos mantener nuestra identidad pero ser chilenos también, y si eso se asume, estamos dispuestos a trabajar juntos".

José Aylwin, abogado especialista en derechos indígenas

"Los chances son pocos.

El conflicto, si bien es histórico, ha recrudecido en los últimos 20 o 30 años porque la opción del Estado de Chile de insertarse en los mercados globales ha tenido implicancias tremendamente adversas para los pueblos indígenas.

Chile se inserta fundamentalmente a través de la exportación de recursos naturales, y hay una correlación muy estrecha entre la ubicación de esos recursos naturales –mineros, forestales, hídricos- y los territorios indígenas.

Entonces, en la medida en que Chile persista en su política de expansión de la inversión con miras a su inserción en los mercados globales, se ve difícil que pueda haber una solución".

Manuel Garretón, analista político

Dudo que un gobierno de derecha vaya a enfrentar un tema que toca la médula de sus valores, como es el de la propiedad.

Manuel Garretón

"El problema es muy de fondo, porque mucha de la gente, que compró tierras cuando el Estado chileno se las quitó a los mapuches y las puso a la venta, lo hizo de buena fe. Tienen razón cuando dicen "compramos al precio que correspondía, o se nos cedió como correspondía, de manera legal" y tienen razón también los mapuches al decir "esas tierras eran nuestras".

El responsable de esto es el Estado chileno y tiene un problema de difícil resolución por delante: ¿cómo se expropia a los dueños que tienen los títulos? ¿Y cómo se satisface, cuando las tierras cada vez valen más caras, las demandas legítimas de las comunidades mapuches?

Hay posibilidades de hacerlo… ahora, dudo que un gobierno de derecha vaya a enfrentar un tema que toca la médula de sus valores, como es el de la propiedad. Y no soy optimista porque los gobiernos anteriores, que eran de otra tendencia, tampoco lo han hecho".

Jaime Huenchullán, dirigente de la comunidad mapuche Temucuicui Autónoma

"Nosotros consideramos que es una persecución política en contra de las comunidades que luchan para que de una vez por todas los derechos nos sean reconocidos.

Hasta que no acabe, hasta que no nos escuchen, no habrá solución.

Toda la violencia que ejerce el Estado a través de sus instituciones policiales y judiciales, más la presión que hacen los particulares, llevan a la represión contra nuestro pueblo. Nosotros somos acusados de delitos bajo la Ley Antiterrorista, algo que no hacen con los chilenos.

Es claramente una práctica contra el pueblo mapuche, para silenciarnos y no dar respuesta a una deuda histórica que tiene el Estado chileno con nosotros. Entonces, ¿cómo vamos a poder dialogar?"

Héctor Urban, propietario de tierras

"¿Qué nos gustaría? Que esta cuestión vuelva a la normalidad, que el estado de derecho se respete en la región. Que si yo tengo un potrero y lo estoy trabajando, lo pueda hacer tranquilo y no venga la persona de enfrente y me ponga un balazo.

Pero bajo la radicalización de esta gente (mapuche) y lo envenenada que tienen la cabeza, yo creo que es difícil recuperar la confianza.

No nos pueden pasar la cuenta a nosotros por estar acá. El Estado de Chile tiene responsabilidad y tiene que buscar algún tipo de solución.

Ahora bien, si esa solución pasa por tener que deshacernos de nuestros predios, hemos llegado a pensar que estaríamos dispuestos a algún tipo de negociación para vender esos campos y que el gobierno se los entregue a los mapuches".

Felipe Kast, ministro de Planificación y Cooperación de Chile

Felipe Kast. Foto: Cortesía Mideplan

Foto: Cortesía Mideplan.

"Es muy importante que el gobierno tenga un diálogo con las distintas comunidades, porque los mapuches no son una unidad monolítica y sus necesidades son heterogéneas.

Muchas comunidades están bastante escépticas con poder identificar a los grupos o familias que se merezcan las tierras, porque en el pasado ha habido muchos problemas con las políticas de reparto.

Estamos trabajando muy fuerte para evitar que esos problemas se repitan, para generar confianza a las comunidades mapuches que sienten en muchos casos que aquellos que son más violentos son los que se quedan con las tierras. Son unos pocos los que hacen un reclamo violento y no siempre tienen acogida en el resto de las comunidades, por tanto el gobierno no tiene por qué negociar con esos grupos.

Estamos confiados en que vamos por el buen camino".

Sebastián Donoso, Asesor Especial para Asuntos Indígenas de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena de Chile (Conadi)

Estamos conscientes de que es un proceso difícil de cumplir, porque hay una lógica viciada instaurada desde hace muchos años y, como consecuencia, mucho escepticismo y desconfianza.

Sebastián Donoso

"No somos ingenuos respecto de lo que somos capaces de lograr en el lapso de tiempo que nos dio la ciudadanía, al elegir al presidente (Sebastián) Piñera. Pero creemos que en cuatro años igual se pueden dar señales importantes: ir sembrando medidas para que el chileno esté orgulloso de sus raíces, no ser peyorativos con el origen indígena.

Si se hizo daño a ese sector de la sociedad, está bien que se corrija.

Nosotros tenemos ahí una visión crítica: creemos que en el pasado no hubo señales claras hacia las comunidades en el proceso de restitución de tierras. Estamos conscientes de que es un proceso difícil de cumplir, porque hay una lógica viciada instaurada desde hace muchos años y, como consecuencia, mucho escepticismo y desconfianza.

Las mesas de diálogo que hemos organizado con las comunidades tiene por objetivo ir reconstruyendo la confianza".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.