Última actualización: Martes, 14 de diciembre de 2010

Silvio Berlusconi, el sobreviviente

Silvio Berlusconi, primer ministro italiano.

Silvio Berlusconi se enfrentó este martes a una moción de censura.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, logró este martes el voto de confianza de las dos cámaras del Parlamento, en otra prueba de su capacidad para sobrevivir cuando muchos auguraban el fin de su era política.

En la más dramática y ajustada de las dos instancias, Berlusconi superó por sólo tres votos una moción de censura presentada por sus opositores en la Cámara de Diputados, que obtuvo 311 votos a favor y 314 en contra.

El Senado había dado un voto de confianza a Berlusconi por un margen más amplio.

Estos dos resultados generaron violentos disturbios, los peores en muchos años. Las autoridades ya hablan de 50 policías heridos y decenas de personas arrestadas.

De esta forma, Berlusconi logró sortear al menos por ahora una de las crisis más difíciles que ha enfrentado en el poder, aunque analistas independientes creen que su capacidad para gobernar ha quedado limitada.

"Parece tener muchas más vidas que un gato", comentó Giovanni Orsina, profesor de historia política contemporánea en la Universidad LUISS-Guido Carli (Roma), en diálogo con BBC Mundo.

Apoyo reducido

Marcada por momentos de tensión y cruces de acusaciones, el debate en Diputados ocurrió al día siguiente que Berlusconi advirtiera que la estabilidad política y financiera de Italia estaba en juego con esta votación.

Parece tener muchas más vidas que un gato

Giovanni Orsina, Universidad LUISS-Guido Carli (Roma)

La crisis política italiana se profundizó en los últimos meses, después que el ex aliado electoral de Berlusconi, Gianfranco Fini, rompiera con la coalición de gobierno y reclamara la renuncia del primer ministro.

Aunque Berlusconi logró este martes el voto de confianza del Parlamento, la votación de Diputados mostró que la mayoría gubernamental actual es mucho más ajustada que en 2008, cuando ganó las elecciones.

Orsina dijo que el primer ministro deberá ahora buscar ampliar su base de apoyo legislativo recuperando el respaldo de diputados de centro derecha.

Si no lo logra, una posibilidad es que renuncie en algunas semanas para buscar un nuevo mandato en una posición de fuerza y formar así una coalición de gobierno con mayorías más amplias, evaluó.

"Vamos a tener un mes más de negociaciones", dijo.

Perdurar en el poder

Berlusconi mostró en los últimos 16 años una capacidad asombrosa para perdurar en el poder pese a diferentes caídas de sus gobiernos, denuncias de corrupción y escándalos diversos que lo salpicaron.

Su primer mandato como primer ministro en 1994 duró sólo siete meses: su gobierno colapsó en medio de acusaciones de fraude fiscal y disputas en la coalición que formó con grupos de derecha.

Sin embargo, Berlusconi realizó una intensa campaña publicitaria para ganar las elecciones de 2001 y volver a encabezar el gobierno italiano en coalición con sus ex aliados.

En esa ocasión se mantuvo en el cargo cinco años, el período más largo que haya durado un primer ministro italiano desde la Segunda Guerra Mundial, pese a un nuevo colapso de la coalición de gobierno en 2005.

Tras perder las elecciones de 2006, Berlusconi formó el partido de centro-derecha Pueblo de la Libertad y dos años después triunfó otra vez en las urnas, aliado con la populista Liga del Norte.

"Dinero"

Muchos críticos de Berlusconi asocian su capacidad de supervivencia política a la fortuna personal que posee y en particular a su imperio de medios de comunicación y publicidad.

Ruby, joven marroqué a quien se relacionó con Berlusconi.

Ruby, la joven marroquí con quien la prensa italiana relacionó a Berlusconi.

Además de controlar los tres principales canales privados de televisión de Italia, sus opositores sostienen que como primer ministro influye en los tres canales públicos y eso le garantiza una cobertura mediática favorable.

James Walston, profesor de ciencia política American University de Roma, dijo a BBC Mundo que el "dinero" y la influencia de Berlusconi en los medios son una clave de su poder político.

"(Tiene) recursos generales, medios y un talento genuino propio: es muy bueno haciendo campaña, vendiendo y negociando", definió Walston.

"Su otra arma, por supuesto, es que la oposición no es muy fuerte, ni está muy bien organizada ni tiene un líder claro", agregó.

Berlusconi es uno de los hombres más ricos de Italia, con una fortuna estimada en US$ 9.000 millones por la revista estadounidense Forbes.

Es propietario del club de fútbol AC Milan y posee negocios en diversas ramas de la actividad italiana, desde la construcción hasta la alimentación.

Denuncias y escándalos

Al igual que en los períodos anteriores, este tercer mandato de Berlusconi como primer ministro estuvo marcado por denuncias de corrupción y polémicas por sus comentarios y actitudes.

El Cavaliere ha sido acusado de malversación de fondos, fraude fiscal, falsificación de documentos contables, e intento de soborno en una investigación judicial en su contra.

(Tiene) recursos generales, medios y un talento genuino propio: es muy bueno haciendo campaña, vendiendo y negociando

James Walson, American University de Roma

Pero Berlusconi ha rechazado sistemáticamente cualquiera de esas acusaciones y nunca fue condenado definitivamente: incluso en los casos en que fue hallado culpable, logró ganarlos en la apelación.

Muchos italianos parecían indiferentes a esas denuncias de corrupción y a las polémicas declaraciones de Berlusconi (por ejemplo, sobre el "bronceado" del presidente estadounidense Barack Obama).

Y sus seguidores parecían poner el acento en su "capacidad de gobernar" y para responder a eventos como el terremoto de L’Aquila en abril de 2009.

Sin embargo, en los últimos tiempos la popularidad de Berlusconi ha caído en torno a 30% en medio de una ola de denuncias sobre su vida personal y sus presuntas relaciones con mujeres jóvenes.

El año pasado su esposa pidió el divorcio y este año una ruptura con su aliado electoral Fini provocó la renuncia de cuatro ministros y una pérdida de apoyo parlamentario para el gobierno de Berlusconi.

Pero el fracaso de la moción de censura de este martes en Diputados sugiere que Berlusconi aún controla los hilos de la política italiana, aunque con más dificultades que en el pasado.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.