Última actualización: Domingo, 5 de diciembre de 2010

¿Auto o computador?: el transporte está cada vez más conectado

Nissan Leaf

Con un teléfono inteligente se puede acceder a la información de los niveles de carga de la batería del Nissan Leaf.

Aunque son pocos los que siquiera notan que un Mini Cooper está pasando, es posible que algunos hayan notado que unos de sus modelos son excepcionalmente silenciosos al iniciar la marcha.

Ese silencio esconde una la sofisticada ingeniería con la que han sido equipados los 612 Mini E que están siendo probados en Alemania, Estados Unidos y Reino Unido desde 2009.

Estos modelos eléctricos son ofrecidos a los clientes en leasing y BMW (fabricante de Mini) está haciéndole un seguimiento a todos los aspectos de su forma de uso, en casi todos los escenarios concebibles, mientras sus dueños los manejan.

La cantidad de datos que la tecnología permite recoger acerca del comportamiento de los conductores no tiene precedentes. El impacto de toda esa información es potencialmente enorme.

Imagínese que su coche le envíe recordatorios a su red social cuándo tenga que llevar el auto a la inspección técnica obligatoria, o que comparta su ubicación con sus amigos o pueda probar que no fue responsable de un accidente.

Cambio de comportamiento

El modelo de Riversimple impulsado a hidrógeno saldrá en 2012 en el Reino Unido.

La compañía británica Riversimple ha diseñado autos impulsados por hidrógeno que lanzará en la ciudad de Leicester en 2012. Con ellos recopilarán cada detalle sobre el uso que le dan los conductores.

Si el proyecto va bien, ya están discutiendo fórmulas para conectar los autos a las redes sociales y que compartan datos sobre el uso que se les da.

"Los conductores podrían jugar a ver quién está conduciendo la manera más eficiente", dice Rosie Reeves, director del departamento de sostenibilidad de Riversimple.

Los conductores podrían jugar a ver quién está conduciendo la manera más eficiente

Rosie Reeves, Riversimple

El fabricante italiano Fiat también lleva unos seis meses recolectando datos del sistema de navegación Blue&Me que llevan instalado muchos de sus coches.

El proyecto de Fiat posiblemente es, de entre los fabricantes más relevantes del mundo, la mayor cosecha de datos.

"Podemos extraer una serie de datos sobre cómo se utilizan los pedales, el consumo de gasolina, frenos", dice Cándido Peterlini, vicepresidente de desarrollo de producto de Fiat.

Así fue desarrollado el concepto eco:Drive (conducción ecológica). Con datos tomados de 420.000 desplazamientos hechos por 5.700 conductores de cinco países.

Los coches con esta función permite al conductor a descargar los datos sobre sus viajes a una memoria USB que luego puede estudiar en su computadora.

Con esa información podrá saber cómo mejorar su forma de conducir, por ejemplo, a través de cambiar menos de marchas.

Peterlini comenta que planea que pronto el auto pueda dar respuestas instantáneamente, para que el conductor pueda ir aprendiendo mientras está manejando, y más tarde quieren integrar mapas de tráfico en vivo.

El auto que enseña a conducir

Es un error pensar que tendremos que adaptar nuestro estilo de conducción a los vehículos eléctricos

Suzane Gray, proyecto Mini E

"El plan consiste en decirle cuál es la manera más ecológica de conducir a través de un cambio en el comportamiento, teniendo en las condiciones del tráfico y la estructura de la carretera".

No será difícil que en un futuro cercano los computadores de a bordo se vuelvan cada vez más sofisticados, e incluyan perfiles personales para cada miembro de la familia.

El equipo podrá modificar la posición de las sillas, programar el tipo de música, o colocar la suspensión en modo deportivo o confortable, en función de quién esté al volante.

Y todo eso mientras además le explica al conductor cómo manejar mejor y, sobre todo, cómo ser más eficiente con el combustible.

Según Fiat, por ejemplo, los británicos son los europeos que gastan menos combustible. Los españoles los que más, porque también tienen el sistema de tránsito menos eficiente.

Modelos eléctricos

Chevrolet Volt

El lanzamiento del Chevrolet Volt y el Nissan Leaf pretenden sumarse al impulso a los autos eléctricos.

El aumento de la capacidad para recoger datos también ha servido para que se multiplique la información que se puede tener sobre el comportamiento al volante de los conductores.

Con la llegada del Chevrolet Volt y el Nissan Leaf, los autos eléctricos parecen listos para convertirse en un producto de masas.

Las pruebas de BMW con el Mini E han descubierto que la mayoría de la gente piensa que utiliza su auto mucho más de lo que de hecho lo hace.

Los conductores de Mini E también piensan que tendrán que recargar el coche todos los días, cuando en realidad sólo es necesario cada dos o tres días.

"Es un error pensar que tendremos que adaptar nuestro estilo de conducción a los vehículos eléctricos", opina Suzane Gray, directora del proyecto Mini E en el Reino Unido.

Pronto, muchos de estos Mini eléctricos serán sometidos a pruebas en Francia, China y Japón.

Los fabricantes de automóviles se están preparando para un mundo donde los coches no sólo recogen datos, sino que además los comparten con los demás.

"Somos conscientes del continuo crecimiento del poder de la informática en el mundo de la automoción. El grado de conectividad y de capacidad para compartir información saltará a un nivel completamente nuevo", afirma Gray.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.