Última actualización: Martes, 16 de noviembre de 2010

Cada vez más chinos prefieren hijas y no hijos

Niñas chinas

Por cada 100 niñas nacen 117 varones en China, pero la preferencia por varones comienza a cambiar.

Tradicionalmente en China la mayoría de las familias prefieren tener niños en vez de niñas, ya que la política oficial no les permite tener más que un hijo.

Pero según algunos estudios las preferencias han comenzado a cambiar, y cada vez más familias prefieren tener niñas, particularmente en las grandes ciudades.

clic Lea: China: 30 años de la política del hijo único

La razón tiene que ver con los cambios económicos y sociales que está viviendo el país, e incluso con factores tan específicos como el alto costo de las viviendas.

"Es que resulta mucho más caro educar y casar un hijo, y por eso cada vez más personas en las ciudades dicen que prefieren tener hijas", le explicó desde China a BBC Mundo, Ging Wu, congresista de la ciudad de Pekín.

Breve Historia del hijo único en China

China (1950): debate la necesidad de una política de planificación familiar (población: 552 millones)

"Wan xi shao"(principios de década de 70): exhortación a las parejas a casarse a mayor edad y a espaciar el tiempo entre hijos. (población: 820 millones)

Política del hijo único (1980): programa iniciado con el gobierno de Deng Xiao Ping y basado en un férreo sistema de incentivos y castigos (población: 984 millones)

¿Reforma? (2010): programas piloto de flexibilización (población: 1.347 millones)

Goncalo do Santos, especialista en China de la London School of Economics, opina de la misma manera.

"Si tienes un hijo se espera que tu le des la mejor educación posible porque hay mayores presiones en términos de carrera, porque hay diferentes expectativas sociales en relación a si tienes una hija", le dijo do Santos a BBC Mundo.

Pero el académico señala que hay otro fenómeno que está influyendo de manera especial en estas preferencias: el precio de las viviendas.

Do Santos indica que en muchas ciudades y zonas urbanas donde ha habido un boom del sector inmobiliario y los precios de las viviendas han subido hasta en un 70%, el número de familias que prefieren tener hijas ha aumentado.

La razón es que tradicionalmente en China, a los varones hay que proveerlos de una dote antes de casarlos, contrario a lo que sucede en otros países como India donde ésta se otorga para el casamiento de las hijas.

Ging Wu señala que por eso "mucha gente prefiere una niña, para no tener que preocuparse de preparar una enorme dote".

Fenómeno urbano

Goncalo do Santos agrega que se trata de un fenómeno de la última década y de zonas urbanas donde la política del hijo único se aplica con más rigor.

Aclara, no obstante, que esto no significa que haya un cambio en las preferencias en el país como un todo, porque todavía hay 30 millones de varones más que de mujeres en China.

Los estudios señalan que por cada 117 varones nacen 100 hembras en China, como resultado de la política del hijo único y muchas investigaciones indican que hay una gran cantidad de abortos selectivos para evitar tener niñas.

Estudiantes chinas

Las mujeres están cada vez más integradas a la actividad económica.

Pero Goncalo do Santos señala que ahora comienza a darse en muchas ciudades el fenómeno opuesto.

"Por supuesto que todavía hay abortos selectivos para no tener niñas, porque el contexto es una sociedad en la que todavía hay un sesgo a favor de los hijos, pero hay una realidad urbana en la que comienzan a haber muchos casos de abortos en el sentido contrario", expresa.

Un informe del Banco Mundial señala que la preferencia por varones tuvo su pico más alto en 1995 en Pekín, pero ha caído desde entonces. Datos posteriores en relación a otras ciudades confirman esta tendencia.

Un reciente artículo del Financial Times señala que incluso han comenzado a surgir chats de internet en los que las mujeres intercambian consejos sobre cómo concebir niñas.

Esto, según Goncalo do Santos, tiene que ver con la visión china de que de alguna manera la mujer tiene el poder de incidir en que sexo procrea.

"Tradicionalmente hay la creencia de que con remedios caseros, combinado con la comida y la bebida que se ingiere, de alguna manera la mujer puede influir en la concepción y el embarazo", indica.

clic Lea: China: la provincia de Cantón podría relajar la política del hijo único

Cambio de actitud

Mucha gente prefiere una niña, para no tener que preocuparse de preparar una enorme dote

Ging Wu, profesora y residente en Pekín.

Ging Wu piensa que, aunque tomará tiempo, esto marca un cambio de actitud que "está comenzando a darse también en las zonas rurales".

La ventaja de tener hijos varones en una sociedad fundamentalmente rural era que éstos pueden ayudar a los padres en las labores del campo, pero Ging Wu recuerda que las mujeres están cada vez más incorporadas al empleo.

"La mentalidad de las generaciones más jóvenes está cambiando también", agrega.

"La tradición en China siempre ha sido que los hijos se encargan de los padres cuando están mayores, pero la gente se está dando cuenta de que las mujeres tienden a preocuparse más por el bienestar de los padres", señala Ging Wu.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.