Última actualización: Martes, 9 de noviembre de 2010

Más dosis de estatinas "salvará vidas"

Si se aumenta la dosis de estatinas -los fármacos para reducir el colesterol- se podrían evitar muchos más infartos y derrames cerebrales, afirman científicos.

Estatina (SPL)

Las estatinas se recetan a millones de personas en todo el mundo.

Los investigadores de Estados Unidos y Australia compararon un tratamiento estándar de estatinas con una régimen más intensivo.

Tal como expresan en la revista The Lancet, los resultados mostraron que la dosis más alta puede reducir en 13% los infartos y muertes.

Las estatinas son medicamentos que reducen los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el llamado colesterol "malo", y en los pacientes de alto riesgo pueden reducir los infartos y derrames.

Millones de personas en todo el mundo toman estos medicamentos e incluso en algunos países hay un tipo de estatinas disponible en las farmacias sin receta médica para pacientes clasificados en "riesgo cardiovascular moderado".

Algunos estudios habían sugerido en el pasado que se podrían obtener incluso más beneficios con estos fármacos si se recetan dosis más altas del compuesto.

Terapia agresiva

Los dos estudios publicados en The Lancet, llevados a cabo en las universidades de Oxford, Inglaterra, y Sidney, Australia, compararon los resultados de docenas de ensayos clínicos para obtener un veredicto más confiable sobre los probables beneficios y riesgos de incrementar la dosis de estatinas.

En el primer estudio, en el cual se comparó un tratamiento estándar del fármaco con un régimen intensivo, se vio una mayor reducción de los niveles de colesterol LDL.

También se observó una reducción de 15% en los eventos vasculares mayores -que incluyó una reducción de 13% en infartos mortales e infartos no mortales, 19% menos operaciones para tratar enfermedad coronaria y una caída de 16% en el número de derrames cerebrales.

El otro estudio también reveló reducciones en el colesterol LDL y en los eventos vasculares.

En un comentario sobre el estudio firmado por los profesores Bernard Cheung y Karen Lam, de la Universidad de Hong Kong, afirman que las personas con un riesgo "sustancial" de infarto o derrame deben recibir el tratamiento intensivo de estatinas.

Paciente cardiaco

La dosis más alta del fármaco logró reducir los infartos y derrames.

Incluso, agregan, aquéllos con niveles aparentemente bajos de colesterol LDL podrían beneficiarse.

"A nivel poblacional las estatinas están pobremente utilizadas así que la prioridad urgente es identificar a los individuos que podrían beneficiarse más con una terapia de estos fármacos para reducir su colesterol LDL de forma agresiva, incluso con estatinas más potentes, si es necesario".

Balance de riesgos

Sin embargo, los autores del estudio advierten que simplemente aumentando la dosis de una de las estatinas más comúnmente utilizadas, la simvastatina, (la versión disponible sin receta médica), podría ser contraproducente.

Un efecto secundario raro de la dosis baja de simvastatina es la debilidad muscular, llamada miopatía. En algunos casos esto puede conducir a daños musculares más serios.

Con la dosis baja, tres de cada 10.000 pacientes (0,03%) desarrollaron miopatía. Pero cuando se recetó una dosis más alta del fármaco, la cifra aumentó a nueve de cada 1.000 pacientes (0,9%).

La doctora Louise Bowman, una de las investigadoras, afirma que "podría ser más seguro reducir el colesterol utilizando dosis bajas de las estatinas más potentes en lugar de aumentar la dosis de simvastatina".

La Fundación Británica del Corazón, que financió en parte este estudio, apoya este consejo.

El profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la organización, expresa que simplemente aumentando la dosis de simvastatina podría no ser la mejor opción.

"Sabemos que el colesterol es un grave factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. Su reducción disminuye el riesgo de un infarto. Sin embargo, todavía no sabemos si esforzarse para reducir aún más el nivel de colesterol tiene más beneficios".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.