Última actualización: Miércoles, 3 de noviembre de 2010

Colombia: destituyen a militares por supuesta violación de DD.HH.

Soldados en formación

El ejército aseguró que "no permitirá la violación a los DD.HH." por parte de ninguno de sus miembros.

El ejército colombiano se vio inmerso en un nuevo escándalo de abusos a los derechos humanos, después de que siete militares fueran destituidos en el marco de una investigación sobre la violación y el asesinato de niños en Arauca, en la frontera con Venezuela.

Pese a que la investigación está en una etapa preliminar, las autoridades confirmaron que dos niñas de 13 años fueron violadas. Una de ellas y dos de sus hermanos fueron asesinados, a inicios de octubre de este año.

De acuerdo con un comunicado difundido en la página web del ejército colombiano, se solicitó el "retiro del servicio activo" de siete oficiales y suboficiales "por fallas en el ejercicio del mando y control de las tropas ubicadas en el sector de los hechos".

La institución castrense insistió en que los hechos que se investigan se consideran "el resultado de una conducta individual". Así mismo, puso a la disposición de la Fiscalía General a un oficial "quien presumiblemente podría estar relacionado con los hechos del día 2 de octubre de 2010".

Sin embargo, no es la primera vez que miembros del ejército de este país reciben denuncias por abusos.

"Falsos positivos"

(Los 'falsos positivos') Se trata del secuestro de civiles por parte de soldados, que, tras ser vestidos con uniformes de rebeldes, son asesinados

Jeremy McDermott, BBC

Como recuerda Jeremy McDermott, corresponsal de la BBC en Colombia, este es uno de los tantos escándalos de violaciones a los derechos humanos que ha sacudido la nación sudamericana en los últimos años, en medio del conflicto armado con la guerrilla y grupos paramilitares.

"Uno de los casos que ha trascendido en Colombia es el de los llamados 'falsos positivos'. Se trata del secuestro de civiles por parte de soldados, que, tras ser vestidos con uniformes de rebeldes, son asesinados. Es una forma de mostrar resultados en una cultura macabra en la que el éxito de las operaciones militares se mide por el número de enemigos muertos", señaló.

La Fiscalía colombiana está investigando más de 1.300 casos en los que se denuncia el abuso sistemático de los derechos humanos por unidades militares en todo el país.

"En la década de los ochenta y noventa, algunos miembros de ejército colombiano trabajaron junto a escuadrones paramilitares de derecha que, desde la ilegalidad, mataron a decenas de miles de supuestos guerrilleros, supuestos simpatizantes de grupos rebeldes, representantes sindicales y políticos de izquierda", señaló McDermott.

Colombia, que lleva más de cuarenta años de conflicto armado entre grupos guerrilleros y el gobierno, ha recibido de Estados Unidos en los últimos 11 años US$7.000 millones para gasto militar.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.