Última actualización: Sábado, 30 de octubre de 2010

El corazón de los niños obesos

Las arterias de los adolescentes obesos tienen indicios de problemas cardiovasculares semejantes a los de adultos, afirman científicos en Canadá.

Niños obesos

El estudio encontró endurecimiento en la aorta de niños obesos.

El estudio llevado a cabo con 63 niños, de una edad promedio de 13 años, encontró señales de endurecimiento en la aorta, la mayor arteria del organismo.

Según los científicos del Hospital Columbia Británica en Canadá, éste es el primer indicador de enfermedad cardíaca.

Uno de los cambios clave que ocurren con las enfermedades del corazón es el endurecimiento de las arterias que abastecen sangre al corazón.

Los expertos afirman que la obesidad infantil se ha convertido ya en una "bomba de salud pública" en todo el mundo.

La tasa de obesidad infantil se ha disparado en las últimas dos décadas y continúa aumentando.

Esto ha generado temores entre los especialistas de que cada vez habrá personas más jóvenes que serán víctimas de infartos y derrames cerebrales, así como de otras enfermedades como la diabetes tipo 2.

Cambios silenciosos

En el estudio se tomaron medidas de la elasticidad de la aorta utilizando ultrasonido, el cual ayuda a los médicos a detectar qué tan rápido fluye la sangre por los vasos sanguíneos.

Y cuando los resultados de los adolescentes obesos fueron comparados con los de 55 niños de peso normal, los investigadores encontraron "claras diferencias".

Aún más preocupante, dicen, es que estos resultados no se repitieron con diferencias similares en las mediciones de presión arterial y los niveles de colesterol de los niños obesos y los de peso normal.

Mujer obesa

Un niño obeso será un adulto obeso con problemas de salud.

Esto sugiere que los problemas cardiovasculares que pueden amenazar o incluso acortar una vida se empiezan a desarrollar "silenciosamente" durante la niñez.

El doctor Kevin Harris, uno de los científicos que presentó la investigación durante el Congreso Cardiovascular Canadiense afirma que "la presión arterial sistólica fue sólo marginalmente más alta en los niños obesos".

"Pero el endurecimiento aórtico está asociado con eventos cardiovasculares como la muerte prematura", señala.

El científico planea ahora llevar a cabo más estudios para ver si estos cambios en la aorta pueden revertirse mejorando la dieta y el ejercicio.

Según la doctora Beth Adamson, de la Fundación Canadiense del Corazón y Derrame Cerebral "debemos repensar los estándares del estilo de vida que hemos aceptado como sociedad para poder proteger la salud futura de nuestros niños".

Los niños obesos, dicen los expertos, serán adultos obesos lo cual significa toda una variedad de problemas de salud.

Las tasas de obesidad infantil han aumentado drásticamente en todo el mundo desde los 1980.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente 10% de los niños en todo el mundo son obesos o viven con sobrepeso.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.