Última actualización: Miércoles, 27 de octubre de 2010

Suiza mantiene secreto bancario a cambio de impuestos

George Osborne, ministro de finanzas británico

El Reino Unido llegó a un acuerdo con Suiza para cobrar impuestos sobre las cuentas anónimas.

El secreto bancario suizo goza de buena salud. El acuerdo entre el Reino Unido y Suiza el lunes y el que se apresta a firmar Alemania este jueves muestran que el obituario de los paraísos fiscales, declarado por el G20 hace dos años, fue un tanto apresurado.

El acuerdo entre el ministro de finanzas británico George Osborne y el de Suiza Hans-Rudolf Merz, estipula que Suiza recaudará impuestos para el Reino Unido sobre las cuentas británicas en el país helvético a cambio de que esas cuentas permanezcan anónimas.

Se estima que unos 15 mil británicos que tienen cuentas en Suiza por un valor estimado de hasta US$180.000 millones.

Ambos países están negociando los detalles para la implementación de este acuerdo que, desde el punto de vista legal y económico es inusual, en tanto equivale a una amnistía impositiva y entrega a Suiza el papel de virtual recaudador impositivo.

Se espera que el jueves Alemania anuncie un arreglo similar con las autoridades suizas.

"Es una manera de legalizar la evasión de impuestos. El Reino Unido le dice a Suiza que no tiene que decirle quién ha evadido impuestos, además de permitir que cobre solo la mitad de lo que se debe", señaló a BBC Mundo Richard Murphy, miembro de Tax Justice Network, una ONG que propone cambios a las políticas impositivas.

A cerrar el déficit

El gobierno calcula que podrá recaudar miles de millones de dólares en impuestos, pero todavía quedan muchos detalles por cerrar sobre un acuerdo amplio de cooperación bilateral en materia impositiva.

Debido al secreto bancario suizo nadie sabe ni el número total de cuentas ni el monto exacto de lo depositado, todo protegido por un tupido velo legal.

La disparidad de las cifras que se manejan a nivel oficial y privado son una clara indicación de la opacidad del sistema.

Los cálculos privados hablan de entre US $ 70 mil y 180 mil millones. En marzo de 2008 una investigación del mismo gobierno británico mostró que el fisco perdía entre US $ 19 mil millones y 70 mil millones de dólares debido a la evasión fiscal (mecanismo ilegal) y a la elusión de impuestos (mecanismo legal que aprovecha paraísos fiscales y rendijas legales para no pagar impuestos).

El gobierno británico, que anunció el 20 de octubre un drástico ajuste fiscal, está buscando aumentar su recaudación impositiva para achicar el déficit.

clic Lea también: El mayor ajuste desde la posguerra.

El gobierno calcula que podrá recaudar miles de millones de dólares en impuestos gracias al acuerdo con Suiza, pero todavía quedan muchos detalles por cerrar para garantizar una plena cooperación en materia impositiva.

"Habrá algún tipo de ingreso para el gobierno. Si será tanto como debería ser es otra cuestión. El problema es que sin este acuerdo, el gobierno no recibiría nada", señaló al Financial Times este miércoles Fiona Fernie, una especialista en temas impositivos de BDO Stoy Haward.

Paraísos fiscales

Bancos

El gobierno calcula que podrá recaudar miles de millones de dólares en impuestos.

En agosto pasado, el gobierno suizo entregó a Estados Unidos detalles respecto a un número de cuentas bancarias de estadounidenses en Suiza luego de un largo y diplomáticamente tenso proceso legal.

clic Lea tambien: Suiza revela datos bancarios a EE.UU

En abril de 2009, el G20 -que agrupa a las 20 naciones más ricas- anunció que se acababa la era del secreto bancario.

clic Lea también: A la sombra de los paraísos fiscales.

Al día siguiente los diarios titularon que era el fin de los paraísos fiscales, pero desde entonces no es mucho lo que ha ocurrido al respecto.

El próximo 11 y 12 de noviembre el G20 puede volver a abordar el tema en Corea del Sur.

Las dificultades fiscales de los países desarrollados apuntan a favor de avances en el tema, pero los intereses en juego y su multimillonario poder de cabildeo sobre los gobiernos atentan en su contra.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.