Última actualización: Lunes, 11 de octubre de 2010

Chile / mineros: plan de rescate entra a la recta final

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El túnel de rescate ya está terminado, con sus paredes reforzadas para que los 33 mineros atrapados en el derrumbe del socavón de San José inicien su camino de ascenso, tras 68 días sin ver el sol.

En la madrugada del lunes, unas cuatro horas antes de lo que habían previsto originalmente las autoridades chilenas, los técnicos rescatistas concluyeron la tarea de "encamisado" para garantizar las condiciones de seguridad.

Así lo confirmó a BBC Mundo el gobierno del presidente Sebastián Piñera, a cargo de este operativo San Lorenzo que entra ahora en su tramo final.

Con la tarea de casing o revestimiento, los expertos buscaron evitar desprendimientos de roca, conteniéndola con una tubería de acero soldada.

clic Vea el gráfico de cómo será el rescate

Durante el fin de semana, y tras evaluar el estado de las paredes, se había decidido reforzar sólo los primeros 90 metros del túnel, donde existían mayores riesgos de derrumbe. En total, iban a instalar 15 tubos.

Sin embargo, el plan se interrumpió a la mitad: "El proceso de encamisado sufrió un pequeño contratiempo anoche: introduciendo el tubo número 10 se encontró una resistencia mayor a la esperada, trabándose el encamisado y por tanto tomando la decisión de llegar hasta allí con ese proceso", informó el ministro de Minería, Laurence Golborne.

Así, la cobertura de acero final alcanzó los 56 metros, donde fue cortada y sellada. Según expertos del operativo consultados por BBC Mundo, ello no afectará la seguridad, ya que en realidad se había decidido encamisar 90 metros como precaución pero sólo era indispensable cubrir los primeros 40 ó 50 de piedra erosionada.

clic Lea: El diario de los familiares

El primer viaje de la Fénix

Soldador trabaja en el encamisado del túnel de la mina San José

En la madrugada del lunes los técnicos rescatistas concluyeron la tarea de "encamisado".

Las autoridades realizaron luego una prueba piloto, el simulacro más real posible de lo que ocurrirá cuando comience el gran rescate: enviaron la cápsula Fénix 1, una de las tres jaulas metálicas que se usará en el izado de los hombres, hasta los 610 metros de profundidad.

"Los resultados de esta prueba han sido muy promisorios. La cápsula se comporta muy bien dentro del ducto, se adapta al movimiento con encamisado y sin encamisado. No hay bamboleo, no existe siquiera caída de polvo", celebró el ministro Golborne.

Ahora, la última misión será la de construir una base de cemento para colocar el sistema de poleas y huinche con el que se soportará la cápsula, un mecanismo de origen austríaco para el transporte vertical de personas.

clic Lea: Quiénes son los 33 mineros

Ello podría demorar un máximo de 48 horas, "lo que tarde en secar el cemento".

En total, el acenso se hará en tres Fénix, especialmente diseñadas para recorrer los casi 630 metros de túnel entre el refugio minero y el exterior.

Las autoridades confirmaron, en todo caso, que estarán listos para iniciar el primer rescate desde las 00:00 horas del miércoles, hora local.

Listos para bajar

Hermana de uno de los mineros celebra el fin del túnel

La finalización del túnel causó euforia entre los familiares de los mineros.

En tanto, los helicópteros de la Fuerza Aérea chilena que tomarán parte en la misión -trasladando a los mineros hasta el hospital de la vecina ciudad de Copiapó- sobrevolaron durante la noche el cerro de San José. El objetivo fue simular las condiciones de transporte, en caso de que los viajes deban hacerse después de la caída del sol.

Sin embargo, las condiciones climáticas, con la intensa neblina llamada "camanchaca" que cubre el desierto de Atacama desde el atardecer hasta la mañana, podrían jugarle al operativo una mala pasada.

Por eso también se contempla el desplazamiento de los mineros por tierra, por unos 50 kilómetros, hasta el centro médico.

En tanto, los responsables del operativo seleccionaron ya al equipo de especialistas que bajará a la mina para asistir en la salida.

Serán cuatro, dos médicos para controlar el estado físico y dos rescatistas mineros que deberán ayudar en las tareas técnicas a medida que vayan quedando menos obreros en el refugio.

Según los últimos cálculos, el izado demorará unos 20 minutos por persona y, después de cada trayecto, la cápsula será revisada, por lo que se estima un ritmo de una hora por rescate.

No habrá lista

En las últimas horas, crecieron las especulaciones sobre cuál será el orden de salida de "los 33".

Pero el ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó este lunes que la lista no será definida sino hasta el último minuto y no será dada a conocer.

Mineros chilenos

En las últimas horas crecieron las especulaciones sobre cuál será el orden de salida de "los 33".

Se sabe, por cierto, que las prioridades se establecerán siguiendo una división en grupos, de acuerdo con el estado psicofísico de los hombres: primero los hábiles, con mejor capacidad de respuesta para maniobrar las cápsulas en sus primeros viajes, cuando pueden surgir imprevistos; luego los débiles, con dolencias físicas como diabetes o problemas respiratorios, y finalmente los fuertes, capaces de ser testigos del rescate de los compañeros sin caer presos de la ansiedad.

Pero, mientras en la superficie los periodistas se preguntaban cuál de los 33 mineros saldrá primero, a 700 metros bajo tierra la discusión parece haber sido la contraria: como una señal de los lazos de camaradería que se han tendido en estos dos meses, los 32 chilenos y el boliviano se disputaron el turno… y la "pelea" fue por ceder el lugar a los demás.

"Les dije que necesitábamos acordar con ellos el orden de salida por razones técnicas, ¿y cuál fue la reacción de muchos?: 'sí, ministro, todo eso está muy bien pero yo quiero salir el último'. Y luego otro y otro: 'no, compadre, ya dije que el último era yo'", relató el titular de Salud.

Pese a que los rescatistas ganaron unas cuantas horas en la labor de encamisado, por el momento la fecha de la operación final se mantiene: el miércoles será el "día D".

El encamisado fue la última intervención en la roca del túnel. Antes, la perforadora T-130 había logrado el cometido mayor: "romper" en el taller subterráneo, cercano al refugio minero, después de horadar por casi 630 metros.

Ocurrió a las 8 de la mañana del sábado, cuando el campamento Esperanza celebró con estruendo que la máquina del llamado Plan B, apodada "La Liebre" por su velocidad de trabajo, había alcanzado a abrir una vía de contacto con los mineros con el ancho necesario para el rescate.

Diario de los familiares

Mineros bajo tierra

  • más noticias

  • Diario de la espera

    • Días anteriores

  • Efectos

  • En fotos

      • MINEROS / CHILE: EN VIDEO

        • VeaDur: 01:46

        • VeaDur: 00:31

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.