Última actualización: Martes, 5 de octubre de 2010

Temen surgimiento de paramilitares en México

Felipe Calderón

El Senado le pidió un informe a Calderón.

A la violencia que genera el tráfico de drogas en México se suma un nuevo actor: la sospecha de que podría haber grupos paramilitares que actúan en algunas regiones del país.

El tema causó alarma. Recientemente el Senado demandó al presidente Felipe Calderón un informe detallado sobre la probable existencia de "escuadrones de la muerte", que según legisladores son similares a los que operan en Colombia.

Hasta el momento las autoridades no han respondido al exhorto del Senado.

Pero según analistas, determinar si hay o no paramilitares involucrados en la lucha de carteles de narcotráfico es una tarea complicada.

En México la información oficial es insuficiente para conocer los riesgos de seguridad que han detectado las autoridades.

Y al mismo tiempo, en el país hay una "profesionalización de la violencia" causada ­-entre otros factores-, por la deserción de policías y militares hacia la delincuencia organizada, le dice a BBC Mundo Ernesto López Portillo, director del independiente Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde).

"La hipótesis es que aprovechan los recursos humanos para generar grupos con experiencia, capacidad de fuego, estrategia y operación que los asemeja a paramilitares", explica el especialista.

Limpieza social

Desde hace varios meses organizaciones de derechos humanos denunciaron que aumentó la violencia vinculada a grupos armados en comunidades indígenas del sur del país, así como en poblaciones ubicadas en la frontera norte.

Un ejemplo es Ciudad Juárez, considerada la zona más violenta de México y donde han muerto más de 6.000 personas en tres años, aparentemente por la lucha entre carteles de droga, según autoridades.

Nos han dicho de grupos que, aprovechando el caos y la anarquía criminal de la ciudad pueden estar actuando para eliminar a quienes les incomodan socialmente

Gustavo de la Rosa, Comisión Estatal de Derechos Humanos

Sin embargo, Gustavo de la Rosa, visitador de la independiente Comisión Estatal de Derechos Humanos, asegura que algunos homicidios podrían tener otro origen.

"Nos han dicho de grupos que, aprovechando el caos y la anarquía criminal de la ciudad pueden estar actuando para eliminar a quienes les incomodan socialmente", dice en conversación con BBC Mundo.

Algunos hechos alimentan su hipótesis: entre 2009 y junio de 2010 ocurrieron tres masacres en centros de rehabilitación para adictos a drogas en Chihuahua.

Y antes aparecieron carteles junto a cuerpos abandonados en calles de Ciudad Juárez. Los mensajes hablaban de escarmientos por cometer delitos como robo de autos y asaltos.

Las autoridades locales, dice el visitador, no han investigado la eventual participación de grupos paramilitares.

Según la Procuraduría de Justicia de Chihuahua, algunos de estos crímenes son venganzas entre grupos rivales de narcotráfico.

Esto es parte del problema, explica el especialista López Portillo, pues la ausencia de datos obliga a la sociedad a construir hipótesis con la información disponible.

"Hay una enorme debilidad en la capacidad del Estado para comunicar sobre las amenazas y riesgos" a la seguridad, insiste.

Escuadrones

Pero no sólo en la lucha contra las drogas hay denuncias sobre supuestos grupos paramilitares.

Un ejemplo ocurre en San Juan Copala, una pequeña comunidad de etnia triqui en Oaxaca, en el suroeste de México, donde tres grupos disputan el control de la población.

Militares mexicanos

No hay pruebas fehacientes de que haya escuadrones de paramilitares.

Una de las agrupaciones, la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui, ha sido acusada de recibir financiamiento de autoridades locales para comprar armas.

El enfrentamiento ha causado más de 20 homicidios en los últimos años. Muchos no se han aclarado, según organizaciones civiles.

Recientemente, una caravana con alimentos y medicinas que viajaba a Copala fue atacada por desconocidos; dos activistas murieron lo cual provocó críticas de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos.

El gobernador Ulises Ruiz ha negado las acusaciones de financiar a supuestos paramilitares. "Eso sólo está en la mente de quienes lo señalan", dijo a medios locales.

"En corto"

Según la petición del Senado al gobierno mexicano, los resultados por la lucha contra carteles provocaron que algunos sectores sociales, "auspicien a grupos armados a fin de hacerse justicia por su propia mano".

No hay explicación oficial sobre el tema, añade el documento, y por eso solicitaron datos a las agencias de seguridad del gobierno.

"Queremos saber si hay o no hay esos grupos, si ha aparecido alguna organización que se pueda considerar paramilitar o escuadrón de la muerte", le explica a BBC Mundo Felipe González, presidente de la Comisión de Justicia del Senado.

González afirma que no hay evidencias de que existan esos grupos. "Hemos hablado en corto con el Ejército y no tienen datos. Pero los senadores no podemos decirlo, quien lo debe hacer es el poder Ejecutivo. Por eso le pedimos información".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.