Última actualización: Martes, 28 de septiembre de 2010

EE.UU: escasez de fármaco retrasa ejecuciones

Cuarto donde se aplica la inyección letal en la prisión de San Quentin en California, EE.UU.

Pese a la polémica en torno a la inyección letal, expertos señalan que es el método que causa menos dolor.

Algunas ejecuciones en Estados Unidos han tenido que ser pospuestas debido a una escasez nacional de tiopentato de sodio, la sustancia usada en las inyecciones letales.

Varios de los 35 estados que usan ese método de ejecución están buscando alternativas para obtener el fármaco, que es utilizado para hacer que la gente quede inconsciente.

La única empresa que fabrica la sustancia en Estados Unidos, Hospira, indicó que nuevos lotes de tiopentato de sodio no estarán listos antes de inicios de 2011.

Mientras tanto, nueve estados tienen planeadas 17 ejecuciones antes de finales de enero.

Sin dar detalles, Hospira ha responsabilizado de la escasez del fármaco a problemas relacionados con los distribuidores de la materia prima.

“Estamos trabajando para ponerlo en el mercado para nuestros clientes tan pronto como sea posible”, dijo el vocero del laboratorio, Dan Rosenberg.

Hospira dijo previamente que no le hacía sentir cómoda saber que sus productos eran usados en los procesos vinculados a las inyecciones letales de sentenciados a muerte.

Suspendida ejecución en California

Un juez federal en California paralizó la que este jueves habría sido la primera ejecución en el estado en casi cinco años.

Albert Greenwood Brown, sentenciado a muerte por asesinato y violación, iba a ser ejecutado mediante inyección letal el jueves a las 21.00 hora local (04.00 GMT), justo tres horas antes de que caducara el medicamento.

El juez Jeremy Fogel justificó su decisión por la falta de tiempo para resolver las implicaciones constitucionales del caso antes de la hora programada para la ejecución.

Si un tribunal superior no revierte la decisión antes del viernes, el estado no podrá aplicar la pena capital a Brown ni a ningún otro preso durante meses debido a la falta del fármaco.

Oklahoma tuvo que postergar una ejecución programada el mes pasado debido a la escasez de la sustancia. El gobernador de Kentucky, por su parte, tuvo que retener dos órdenes de ejecución ante la ausencia de la sustancia.

El tiopentato de sodio es usado principalmente como anestesia para pacientes sometidos a operaciones y para inducir comas médicos. También ha sido usado como sustancia para practicar la eutanasia en los animales.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.