BBC Mundo

Inicio > Noticias

¿Cómo se comprueba el uso de armas químicas?

Facebook Twitter Compartir
27 abr 2013 09:53 GMT

Redacción

BBC Mundo

Alepo, Siria (archivo)

¿Cómo se comprueba el uso de armas químicas? En medio de la creciente preocupación de Estados Unidos y Reino Unido porque esto haya ocurrido en Siria, probablemente a manos de fuerzas gubernamentales, Ralf Trapp, un consultor internacional sobre desarme especializado en armas químicas y biológicas, explica cómo se recogen y evalúan dichas pruebas.

Las investigaciones sobre el presunto empleo de armas químicas implican una variedad de técnicas para recoger y analizar los diferentes tipos de evidencias.

Esto incluye entrevistas con sobrevivientes del presunto ataque y con otros testigos, como el personal médico que trató a las víctimas.

Los inspectores necesitan realizar exámenes médicos a las víctimas y tomar muestras de orina y sangre, que pueden ser analizadas en busca de rastros del agente químico o de sus productos de degradación (metabolitos).

Esto puede hacerse incluso si el incidente tuvo lugar cierto tiempo atrás.

También se intenta tomar muestras de personas fallecidas y animales muertos.

Se busca inspeccionar el sitio del ataque para entender el contexto del incidente y para encontrar evidencias como restos de proyectiles o bombas que podrían estar contaminados.

La tarea implica recoger muestras ambientales del suelo, escombros o vegetación que puedan haber estado en contacto con el agente del ataque químico y que aún puede contener productos de degradación característicos e incluso rastros de él.

Lea también: La "línea roja" de Siria es ahora el gran dilema de Obama

"Laboratorios designados"

Algunos de los análisis químicos iniciales se suelen realizar en un laboratorio móvil en el terreno durante el transcurso de la investigación.

Otras muestras deben analizarse fuera de las instalaciones bajo estrictos protocolos para protegerlas y garantizar una cadena ininterrumpida de custodia.

Para ese tipo de análisis, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés), el organismo encargado de la aplicación internacional de la Convención sobre Armas Químicas, estableció una red internacional de "laboratorios designados" de alta competencia que se someten rutinariamente a pruebas de aptitud para garantizar que su nivel de análisis corresponde a las necesidades.

Dos o tres de ellos son seleccionados para analizar las muestras, junto con una serie de controles, preparados por el Laboratorio Central de la OPCW para garantizar la calidad y la fiabilidad de los resultados.

Verificación

En situaciones como el conflicto en Siria, la confianza en las declaraciones de testigos, videos e imágenes fotográficas e incluso el análisis de las muestras que salen del país siempre será algo problemático, ya que no hay manera independiente de verificar la información.

Aunque las imágenes de video puedan ser convincentes y mostrar síntomas consistentes con ciertos agentes presuntamente utilizados, tales pruebas, a menudo, dejan muchas preguntas sin responder.

Además, el análisis de muestras es una poderosa herramienta para identificar cualquier agente que pueda estar presente, aunque en pequeñas concentraciones, o de productos de degradación característicos que demuestran una presencia anterior.

Pero los resultados tienen que ser evaluados en el contexto de si se ha establecido y documentado la autenticidad de la muestra, y si ha sido protegida de interferencias a través de un protocolo rígido para garantizar una cadena ininterrumpida de custodia.

Esto es precisamente por qué es importante que el equipo de investigación de Naciones Unidas realice un análisis sobre el terreno en Siria y pueda asegurarse de llevar a cabo una investigación independiente y profesional en las áreas en las que supuestamente se han utilizado armas químicas.

Lea también: Armas químicas: ¿cruzó Siria la "línea roja"?

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati