BBC Mundo

Inicio > Internacional

Siria: dos años de un conflicto que no parece tener salida

Facebook Twitter Compartir
16 mar 2013 11:02 GMT

Redacción

BBC Mundo

Conflicto en Siria

El conflicto en Siria cumple esta semana dos años sin perspectivas de lograr un fin al impasse en la confrontación entre las fuerzas del gobierno del presidente Bashar al Asad y los rebeldes.

Al Asad y sus fuerzas mantienen un firme control sobre la capital, Damasco, y en diferentes partes del país, pero se han visto cada vez bajo más presión por parte de los rebeldes, que ya lograron dominar varias regiones del territorio sirio.

Grupos de derechos humanos calculan que el conflicto ha resultado en la muerte de más de 80.000 personas desde 2011 y más de un millón de personas se han quedado sin hogar.

Durante una reunión en Bruselas el viernes, el Reino Unido y Francia pidieron levantar el embargo de armas impuesto a Siria, para permitir que Europa pueda ofrecer armas a los grupos rebeldes que luchan contra al Asad.

El embargo expira a principios de junio y se cree que Francia y el Reino Unido presionarán para que no sea renovado.

Con o sin acuerdo

Según Jonathan Marcus, corresponsal en temas de defensa y diplomacia de la BBC, incluso si no se firma un acuerdo en la Unión Europea, Francia y Reino Unido continuarán con sus planes para ofrecer armas a los insurgentes que luchan contra al Asad,

“Les preocupa que el conflicto se está convirtiendo en un sangriento callejón sin salida. Ninguna de las partes actualmente es capaz de salir victoriosa y entre más tiempo continúen los combates peor será la catástrofe humana y mayores las posibilidades de que el conflicto se transforme en una guerra regional” afirma Marcus.

El corresponsal de la BBC agrega, sin embargo, que existen temores de que armar a los rebeldes podría "militarizar" el conflicto.

Pero París y Londres creen que ése es uno de los pocos caminos que quedan para poner fin a los enfrentamientos.

Propagación del conflicto

Existe una preocupación recurrente de que el conflicto se extienda a los países vecinos e involucre a naciones como Turquía, Líbano, Irán, Arabia Saudita y posiblemente Israel.

Actualmente, el gobierno iraní es la mayor fuente de apoyo al régimen de al Asad, a quien supuestamente le está abasteciendo armamentos violando las sanciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los iraníes también apoyan el movimiento islámico Hezbollah, el cual ejerce una fuerte influencia en la política libanesa y que también apoya a Siria.

Arabia Saudita, cuyos dirigentes son predominantemente musulmanes sunitas, se opone a Siria, cuya élite política incluye una facción de musulmanes chiitas, incluida la familia al Asad y sus aliados más próximos.

Los sauditas, igual que otras monarquías del Golfo Pérsico, han abastecido armas y apoyo financiero y logístico a los rebeldes sirios.

A pesar de contar con una élite política chiita, la población siria es predominantemente musulmana sunita.

El país cuenta también con una importante minoría cristiana. Hay temores de que una guerra civil pueda deteriorarse en un conflicto religioso que también podría tener implicaciones regionales.

Explosión

El viernes, el director de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Gutiérrez, advirtió que una guerra civil en Siria podría causar lo que llamó “una explosión” en Medio Oriente.

Según Gutiérrez, en caso de que el conflicto no cese será imposible contener las consecuencias humanas, políticas y de seguridad.

Grupos de derechos humanos afirman que los niños sirios son las principales víctimas del conflicto en el país.

Esta semana, la organización no gubernamental británica Save the Children indicó que cada vez más menores están siendo reclutados como soldados, informantes o incluso escudos humanos por los dos grupos combatientes.

Y UNICEF anunció esta semana que casi 2 millones de niños menores de 18 años en Siria enfrentan una situación de extrema pobreza, que casi 800.000 menores de 14 años no tienen casa dentro del país y más de 500.000 niños ya han dejado Siria debido a la violencia.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati