BBC Mundo

Inicio > Internacional

Lo que se sabe de la crisis de rehenes en Argelia

Facebook Twitter Compartir
18 ene 2013 10:49 GMT

Redacción

BBC Mundo

La planta petrolera de In Amenas

La información que llega sobre lo que sucede en las instalaciones de gas de Argelia donde militantes islamistas tomaron cientos de rehenes locales y extranjeros el pasado miércoles es confusa. Reino Unido decía este viernes que la crisis "no ha terminado" pero Argelia afirmaba que la misión militar "llegó a su fin".

No se sabe con precisión cuántos rehenes fueron tomados, de qué nacionalidades son y cuál ha sido su destino. Tampoco se sabe con certeza cuántos de ellos han sido liberados y cuántos han muerto.

La agencia estatal de noticias de Argelia dijo este viernes que al menos 12 rehenes y 18 combatientes murieron, pero la cifra es tan sólo un cálculo provisional

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, comunicó que uno de los muertos es Yann Desjeux, ciudadano francés.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores británico calificó de "acto terrorista" los eventos en las instalaciones de In Amenas en el desierto del Sahara. Y el primer ministro David Cameron dijo que había que "estar preparado para malas noticias".

La crisis comenzó el miércoles cuando militantes islamistas tomaron a decenas de personas en la planta de gas que es operada por la británica British Petroleum (BP), la empresa petrolera noruega Statoil, y la petrolera estatal argelina Sonatrach.

Durante el intercambio de fuego que se produjo durante la toma de rehenes, un británico y un argelino murieron y otras seis personas resultaron heridas, según informes de Argelia.

El jueves, las autoridades argelinas informaron que después de asaltar las instalaciones para liberar a los rehenes, la crisis había terminado, pero la radio estatal citó a funcionarios diciendo que fuerzas especiales continuaban rodeando las instalaciones donde los militantes seguían manteniendo a algunos rehenes.

Los militantes, por su parte, argumentan que retuvieron a 41 extranjeros.

¿Cuántos rehenes hay y quiénes son?

No ha habido información oficial sobre el número de rehenes que han sido liberados, muertos o continúan retenidos.

Hasta ahora, el primer testimonio que se obtuvo de un testigo de la operación fue el de Stephen McFual, un rehén irlandés que dijo a su familia por teléfono que los militantes le habían colocado explosivos en el cuello. Señaló que había escapado cuando las fuerzas argelinas atacaron un convoy en el que los secuestradores transportaban rehenes.

El vehículo en que viajaba él, dijo, chocó. Pero agregó que los otros cuatro quedaron destruidos.

Varios gobiernos cuyos ciudadanos siguen desaparecidos han expresado creciente preocupación por el desarrollo de los hechos en Argelia.

Fuentes del gobierno británico informaron que tratan de establecer el destino de hasta 20 de sus ciudadanos.

Funcionarios de Japón manifestaron a la agencia de noticias Kyodo que al menos 14 de sus ciudadanos estaban desaparecidos y que tres habían logrado escapar.

El gobierno noruego indicó que ocho de sus ciudadanos continuaban entre los rehenes, uno estaba siendo atendido en un hospital en Amenas, y cuatro habían escapado ilesos. Al igual que los británicos, las autoridades noruegas advirtieron a la población sobre posibles "malas noticias".

Y la agencia estatal de noticias argelina APS aseguró que unos 600 empleados locales habían sido liberados durante la operación de rescate, y que a muchos otros se les permitió salir de las instalaciones el miércoles.

¿Quién está detrás de la incursión?

El miércoles, en una declaración que supuestamente provenía de los secuestradores, se dijo que la incursión fue llevada a cabo en represalia por el apoyo argelino a la operación de Francia en la vecina Mali para combatir a grupos islamistas, incluida la rama magrebí de al Qaeda (Al-Qaida au Maghreb Islamique, AQMI).

Pero el corresponsal de seguridad de la BBC, Gordon Corera, explica que el secuestro fue una operación compleja que es poco probable que hubiera sido planeada y puesta en marcha sólo desde el viernes, cuando Francia inició su sorpresiva intervención.

El ministro de Comunicaciones argelino indicó que los militantes islámicos tienen la intención de "desestabilizar a Argelia, involucrándola en el conflicto de Mali y perjudicando su infraestructura de gas natural".

También se dice que los islamistas acusan a Argelia de cerrar sus fronteras a los refugiados malienses y que han exigido la liberación de docenas de militantes retenidos en prisiones argelinas.

Funcionarios del gobierno de Argelia indicaron que los militantes están operando bajo las órdenes de Mojtar Belmojtar, quien era un alto dirigente de AQMI hasta el año pasado.

Según la agencia de noticias de Mauritania, los combatientes propusieron intercambiar a dos de los rehenes estadounidenses por dos prisioneros de alto perfil condenados por actos de terrorismo en Estados Unidos. Pero el gobierno estadounidense respondió que "no negocia con terroristas".

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati