BBC Mundo

Inicio > Salud

Por qué el sida retrocede en África y no en el resto del mundo

Facebook Twitter Compartir
29 nov 2012 14:45 GMT

María Elena Navas

BBC Mundo

VIH

En África, la región más afectada, se han logrado un avance sin precedentes en el combate del VIH y Sida, con una reducción de las nuevas infecciones del 50%, según muestra el informe de la Organización de Naciones Unidas para el Sida (Onusida).

Pero cifras recién publicadas en otros países, días antes del Día Mundial del Sida, el sábado, muestran que están aumentando las nuevas infecciones del virus, en particular entre los jóvenes y la población de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH).

La Agencia de Protección a la Salud (HPA) de Reino Unido, indica que el número de diagnósticos de VIH en la población de HSH alcanzó una tasa "sin precedentes" en 2011.

El gobierno de Rusia informó que el número de casos de VIH en los primeros seis meses de 2012 fue 12% más alto que en el mismo período en año pasado.

Las autoridades en Estados Unidos también están preocupadas por las recientes tendencias. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) indican un incremento "preocupante" de nuevas infecciones entre HSH y jóvenes de 13 a 24 años.

Los datos de los CDC muestran que 26% (1 de cada 4) de las nuevas infecciones de VIH ocurrieron en la población joven: casi 1.000 infecciones al mes.

"También es alarmante que casi 60% de los jóvenes con VIH no saben que están infectados y podrían, sin estar conscientes, propagar el virus a otros", dicen los CDC.

En China, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua, el número de nuevos casos se incrementó 13% de enero a octubre pasados y el número de personas infectadas con VIH de 50 años o más se incrementó 20%.

En el país hay casi medio millón de personas viviendo con la infección, incluidos los casi 70.000 nuevos casos del año pasado, dice el Ministerio de Salud citado por la agencia.

Y el gobierno chino ya ha reconocido el problema entre la población de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH).

Olvido o displicencia

¿Qué indican estas cifras globales? Mientras se concentraron los esfuerzos en África y otros países en desarrollo, ¿se ha olvidado a las poblaciones de alto riesgo de otros países: los jóvenes y los HSH?

¿O acaso estas poblaciones se han vuelto displicentes sobre la enfermedad?

El doctor Pedro Cahn, jefe de infectología del Hospital Fernández de Buenos Aires y presidente de la Fundación Huésped en Argentina, cree que ambos factores están teniendo un impacto negativo en la epidemia.

En Argentina, le dice el experto a BBC Mundo, la epidemia está mostrando tendencias similares que en el resto del mundo.

"Mientras la prevalencia en la población general es de 0,4%, entre los HSH la tasa de prevalencia es de 11% y la de la población trans (tavestis, transexuales, transgéneros) es de 34%", señala el médico.

El incremento, agrega, muestra diversas razones.

"Entre los HSH quizás está habiendo una sensación de falsa seguridad que dan los tratamientos", explica el infectólogo.

"Es cierto que los tratamientos, que son cada vez mejores, están cambiando la historia de la epidemia y muchos quizás piensan que como ahora la enfermedad no mata ya no es tan grave, porque el tratamiento normaliza".

Por esto quizás también se han dejado de utilizar condones y otras formas de protección sexual, añade.

Pero a pesar del avance en las terapias, la enfermedad sigue siendo un trastorno grave y discapacitante, afirman los expertos.

El VIH provoca un asalto continuo en el sistema inmune que causa una creciente debilidad hasta que ya no es posible combatir las infecciones.

Y cualquier infección, desde una diarrea o gripe, puede ser letal.

Además los tratamientos antirretrovirales también pueden tener efectos secundarios graves.

Grupos de riesgo

Todavía hay 34 millones de personas viviendo con VIH. En 2011 hubo 2,5 millones de nuevas infecciones del virus y murieron 1,7 millones por causas vinculadas al VIH/Sida.

Y unos 6,8 millones de personas que necesitan tratamiento todavía no tienen acceso a este.

La buena noticia, dice Onusida, es que por primera vez se han reducido las infecciones entre los niños. Ahora esta cifra es 24% menor que en 2009.

Pero según el doctor Pedro Cahn, todavía hay que hace mucho más para poder llegar a los grupos que están en más riesgo en todo el mundo: los HSH y los jóvenes.

"Se requiere llevar a cabo enfoques paralelos", le explica el infectólogo a BBC Mundo.

"Uno centrado en la población general y otro específicamente dirigido a las poblaciones de HSH y jóvenes. Quizás a estas poblaciones tendrán que hablarles sus pares, con un lenguaje informal, usando las redes sociales y todos los recursos que utilizan estos grupos", agrega el experto.

Tal como expresó Michel Sidibé, director ejecutivo de Onusida, "salvar a bebés siempre es políticamente popular".

"Salvar a hombres homosexuales, adictos a drogas y prostitutas no lo es, y a menudo hay que persuadir a los presidentes y líderes religiosos a ayudarlos".

Pero es claro, agrega, que ahora es necesario enfocar los esfuerzos en los grupos de alto riesgo.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati