BBC Mundo

Inicio > Tecnología

Los dos gigantes tecnológicos chinos acusados de espionaje

Facebook Twitter Compartir
9 oct 2012 00:10 GMT

Redacción

BBC Mundo

Una de las empresas que el Congreso de EE.UU. considera "espías"

Una comisión del Congreso de Estados Unidos ha resuelto que un par de empresas de telecomunicaciones chinas, Huawei y ZTE Corp., representan una amenaza para la seguridad nacional.

Ambas se cuentan entre los mayores fabricantes de equipamiento de redes de telecomunicaciones, routers y teléfonos móviles.

Su conclusión se conoce luego de una investigación de un año acerca de los procesos y controles de ambas compañías.

El panel de expertos recomienda que tanto a Huawei como ZTE se les prohíba fusionarse o adquirir otras empresas en EE.UU. Sus productos no deberían ser utilizados por oficinas o agencias gubernamentales, sentencia el informe este lunes.

El documento deja en claro que Huawei y ZTE no reportaron diligentemente su vinculación con el gobierno y el ejército chinos, como se les había exigido.

"China tiene los medios, las oportunidades y los motivos para valerse de las empresas de telecomunicaciones para fines maliciosos", agrega el informe del comité.

"En base a información de dominio público e información clasificada, no se puede confiar en que Huawei y ZTE estén libres de la injerencia de poderes extranjeros, y por lo tanto representan una amenaza para la seguridad de Estados Unidos y nuestros sistemas".

Tanto Huawei como ZTE han desmentido las afirmaciones.

Miedo al espionaje

Huawei fue fundada por Ren Zhengfei, un veterano del Ejército de Liberación del Pueblo, en 1987. A medida que la compañía fue creciendo hasta convertirse en uno de los gigantes mundiales en este sector, también lo hicieron los miedos por sus lazos con el ejército.

En el pasado se ha cuestionado su papel en la recolección de información sensible de empresas y gobiernos extranjeros por parte de las autoridades chinas, una vinculación que la compañía se ha esforzado por desmentir una y otra vez.

El año pasado un panel de seguridad rechazó su adquisición de la compañía estadounidense 3Leaf Systems.

A principios de este año tanto Huawei como ZTE fueron acusadas de que en sus equipos habían sido instalados sistemas que enviaban información a China, pero funcionarios de alto rango de ambas empresas rechazaron esas afirmaciones frente a los tribunales el pasado septiembre.

La comisión del Congreso dice ahora que exempleados de Huawei han revelado que la empresa provee con tecnología a una entidad de élite que vendría a ser la unidad de "guerra cibernética" dentro del ejército chino.

¿Distracción política?

El informe más reciente de la comisión del Congreso llega en medio de una campaña electoral en la que China se ha vuelto a perfilar como uno de los temas importantes en la agenda.

Tanto el presidente Barack Obama como su contendiente republicano Mitt Romney han prometido incrementar la presión sobre Pekín, en temas que abarcan desde su política monetaria hasta los subsidios que pagan a ciertas empresas.

A principios de octubre Obama firmó un decreto que bloqueó la compra de cuatro proyectos de granjas de energía eólica por parte de la firma china Ralls Corp., por su cercanía a una base naval en Oregón.

Fue la primera inversión extranjera que EE.UU. bloqueaba en 22 años.

Para el vicepresidente de Huawei, William Plummer, las últimas acusaciones en contra de Huawei tienen una clara motivación política.

"La integridad y la independencia de la organización y las prácticas de este negocio son respetadas en más de 150 mercados", dijo a la agencia de noticias AFP.

"Alegar que Huawai es especialmente vulnerable a las picardías cibernéticas equivale a ignorar realidad técnicas y comerciales, poniendo en riesgo la innovación y las fuentes de trabajo en EE.UU. No hace nada para proteger la seguridad nacional y debería denunciarse como una peligrosa distracción política", agregó.

ZTE, por su parte, dice estar en "profundo desacuerdo" con las denuncias del comité. "ZTE no debería ser el foco de esta investigación, que excluye a otros vendedores occidentales mucho más grandes", dijeron.

Sus voceros agregaron que el nivel de cooperación de ZTE con las investigaciones superó todos estándares.

Las recomendaciones del comité del Congreso pueden afectar gravemente las perspectivas de crecimiento de ambas compañías en territorio estadounidense.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati