BBC Mundo

Inicio > Sociedad y Cultura

Cinerama: una revolución para salvar al cine

Facebook Twitter Compartir
6 oct 2012 00:05 GMT

Valeria Perasso

BBC Mundo, Los Ángeles

Cinerama Corp.

Ocurrió hace 60 años, cuando Hollywood enfrentaba una crisis de identidad (y un alarmante rojo en sus finanzas) a causa de la televisión: “I Love Lucy” y otros shows novedosos para la época estaban consiguiendo que los otrora espectadores de cine se quedaran en casa.

Para intentar recuperarlos, la industria cinematográfica inauguró un nuevo formato: lo llamó Cinerama y lo promocionó como la primera experiencia “interactiva” desde las butacas.

Fue en Nueva York, en 1952, que el Cinerama hizo su debut y generó una revolución: un sistema de exhibición en pantalla gigante y envolvente que generaba la sensación de estar inmerso en la acción.

Para festejar el aniversario, se organizó esta semana un festival de Cinerama en uno de los tres teatros del mundo donde todavía existe el equipamiento para pasar aquellos filmes.

Y allí fue BBC Mundo, a ver de cerca esta tecnología pasada de moda pero responsable de muchos de los avances de las últimas décadas en materia de exhibición cinematográfica, tal como le contamos en cinco pasos.

¿Qué es Cinerama?

El nombre –una combinación de los vocablos “cine” y “panorama”- refleja la intención detrás de la tecnología: ampliar el espacio visual para el espectador. En rigor, Cinerama se propuso emular el campo de visión humana, para lo cual se diseñaron pantallas extremadamente curvas destinadas a generar un campo de unos 146 grados en sentido horizontal por 55 grados verticales.

El sistema fue ideado por Fred Waller, un inventor compulsivo y fotógrafo empleado por el estudio Paramount, que tenía particular fascinación por los lentes de gran angular. Weller había creado un sistema de realidad virtual para entrenar a pilotos de bombarderos durante la segunda Guerra Mundial y, una vez acabada la confrontación bélica, salió a buscarle una salida comercial a su invento.

“Desde el principio de la era sonora el formato del filme fue de 4:3, igual que la TV. Incluso en los cines más grandes la pantalla era relativamente pequeña hasta la llegada de Cinerama”, señaló a BBC Mundo John Sittig, director de proyección y sonido del Arclight de Los Ángeles, una de las tres salas en el mundo con capacidad para pasar Cinerama hoy.

Para lograr el efecto visual, el Cinerama debe grabarse con una cámara de tres lentes y tres cintas, que luego son proyectadas desde tres proyectores distintos, en simultáneo y perfectamente sincronizados, sobre una pantalla cóncava que aumenta la sensación de profundidad.

¿Por qué fue revolucionario?

La primera película, estrenada en1952, se llamó “Esto es Cinerama” y dio paso a una producción experimental que duró poco mas de una década.

Los filmes se acompañaban de un slogan, “Cinerama te pone en la película”, que resumía muy bien la novedad: los espectadores tenían una sensación de inmersión en la acción hasta entonces desconocida.

El experimento visual llevó a la gente de nuevo al cine para montar virtualmente en una montaña rusa, volar en un bombardero B-52 o recorrer los canales de Venecia.

“Viajar era sólo para los ricos en esa época. Cinerama proveyó, a través de un sistema de realidad virtual, una perspectiva visual distinta sobre paisajes que la gente no había tenido oportunidad de ver sino en postales. Más que contar historias, las películas se concentraron en mostrar paisajes o generar experiencias”, señaló Sittig.

El sistema incorporó asimismo el revolucionario sonido estereofónico y marcó un cambio en la exhibición en sala: aunque se usaban proyectores de 35 milímetros estándar, era necesario sincronizarlos para proyectar una imagen única.

La pantalla, en lugar de ser una lámina uniforme, estaba compuesta por centenares de tiras verticales para evitar que la luz proyectada sobre uno de los extremos de la superficie curva se reflejara en el extremo opuesto.

¿Cómo reaccionó el público?

Tras el estreno en Nueva York, el 30 de septiembre de 1952, el éxito fue inmediato. Los boletos se agotaron y, aunque “Esto es Cinerama” se exhibió en pocas salas, logró convertirse en n'umero uno de la taquilla.

El fenómeno no pasó desapercibido para los ejecutivos de la industria. Un año más tarde, por caso, 20th-Century Fox sacó su primer título para pantalla envolvente Cinemascope y, hacia 1960, había más de 250 teatros con tecnología de Cinerama alrededor del mundo.

Con el método de triple lente y triple cinta se hicieron en total siete películas, básicamente “paseos virtuales” con títulos como “Vacaciones Cinerama”, “Las siete maravillas del mundo” o “Búsqueda del paraíso”. “El maravilloso mundo de los hermanos Grimm” (1962), en cambio, fue una historia de ficción con guión original, así como “La conquista del Oeste”, un western con Henry Fonda y Gregory Peck ganador de tres Oscar en 1964.

Luego, el Cinerama original fue sufriendo variaciones y con formatos “hermanos” se rodaron otras cintas, como la icónica obra de Stanley Kubrick “2001: Odisea del Espacio”, en Panavision70, o “Krakatoa, al este de Java” en un formato llamado Todd-AO, vigente hasta los ’80.

¿Por qué cayó en desuso?

Pasada la novedad inicial, Cinerama perdió en parte su eficacia para mantener en alto los niveles de asistencia a los cines. Pero la principal razón detrás de su extinción fueron sus costos, tanto de producción como de exhibición.

Las películas debían rodarse con una cámara única que tiene 3 lentes y tres tiras de cinta, cada una de las cuales registra un tercio de la imagen visible.

“Es un equipo que pesa más de 90 kilos descargado (sin los rollos de filme) y necesita tres baterías de automóvil para funcionar. Y no graba sonido, o sea que toca grabarlo por separado. Sólo trasladar la cámara de una locación a otra era una empresa costosa”, detalló el proyeccionista Sittig a BBC Mundo.

Pero hay más: la cámara no permite visualizar lo que se graba en tiempo real con lo cual, para revisar el material del día, en los '50 había que enviarlo a Nueva York, donde estaba el único laboratorio de procesamiento de Cinerama.

“Lo que se filmaba en Viena o en París, se ponía en un avión rumbo a otro continente, imagínese. Cuando llegaba la noticia de que había un pelo delante del lente o que la cinta estaba rayada, ya el equipo de filmación estaba en otra ciudad”, graficó el experto de Arclight.

¿Cuál es la tecnología heredera?

Hoy se puede ver el Cinerama tal como era en sólo dos cines comerciales del mundo, el Arclight y el Seattle Cinerama, además de en el Museo Nacional de Medios de Bradford, Inglaterra.

“Tenemos aún los proyectores de los años ’50. La sincronización es un desafío, pero Cinerama es un capítulo importante de la historia del cine y por eso seguimos pasándolo”, señaló Sittig.

Seis décadas después, la experiencia de la pantalla de tres paneles se siente anticuada. Pero al invento de Weller le debe el cine muchas de las técnicas que vinieron después, como Cinemascope o VistaVision.

¿El último heredero? El actual sistema Imax, creado por una compañía canadiense y en constante evolución, con el que hoy están equipadas casi 650 salas de todo el mundo.

Para conmemorar el aniversario de la tecnología, en Hollywood se rodó Cinerama por primera vez en 50 años: una película de 30 minutos, titulada “In The Picture”, que acaba de estrenarse en estos días.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati