BBC Mundo

Inicio > Internacional

El desafío de cambiar la imagen de EE.UU. en el mundo árabe

Facebook Twitter Compartir
14 sep 2012 05:00 GMT

Redacción

BBC Mundo

Palestinos queman banderas de EE.UU.

Las protestas violentas contra símbolos estadounidenses en Medio Oriente y el norte de África, a raíz de una película antiislámica realizada en Estados Unidos, vuelve a poner en el primer plano los problemas de imagen que tiene el gobierno estadounidense en esa zona del mundo.

Las manifestaciones que se iniciaron a comienzos de esta semana, continuaron este viernes en Sudán, donde las embajadas de Reino Unido y Alemania resultaron atacadas, así como en otros países de Medio Oriente.

En Marruecos, Sudán y Túnez, además de Egipto y Yemen, también prosiguen las manifestaciones, que se producen después de un ataque al consulado de EE.UU. en Bengasi, en el noreste de Libia, en el que murió el embajador estadounidense en ese país, Christopher Stevens.

Estos ataques se realizan a pesar de la poca información confirmada sobre el film y pese a los intentos del presidente, Barack Obama, de cambiar la imagen de su país en el mundo árabe, que quedó maltrecha tras el gobierno de George W. Bush.

¿Hasta qué punto estas protestas violentas están en el centro del problema de imagen pública que tiene Estados Unidos en el mundo?

"Nuevo comienzo"

Cuando asumió como presidente en enero de 2009, Barack Obama realizó su primera entrevista con la cadena árabe Al Arabiya para comunicar que Washington no es el enemigo del mundo musulmán.

Vea también: en fotos: furia en el mundo árabe contra EE.UU.

En junio, Obama agregó en un discurso en El Cairo, Egipto, que buscaba "un nuevo comienzo" entre su país y los musulmanes alrededor del mundo.

En los ocho años de gobierno de Bush, marcados especialmente por la guerra en Irak y el 11 de septiembre, la percepción que se tenía sobre EE.UU. sufrió en Medio Oriente a pesar de los intentos de ese presidente de revertir esa imagen negativa a través de proyectos como campañas publicitarias y políticas de diplomacia pública.

"Severo problema"

Pero estos ataques en países como Libia y Egipto resaltan el hecho de que la tarea no está completa, en opinión de expertos consultados por BBC Mundo.

"Bajo el presidente Obama ha habido algo de mejora en comparación con los años de la administración de George W. Bush, pero en Medio Oriente continúa habiendo muchas personas que tienen opiniones fuertemente negativas sobre Estados Unidos", dice Karl Inderfurth, exsubsecretario de Estado para asuntos del sur y el centro de Asia (que coordina, entre otros, la política de países como Afganistán y Pakistán).

Por su parte, Daniel Byman, experto en temas de seguridad en Medio Oriente del Instituto Brookings, dice que "Estados Unidos continúa teniendo un severo problema de imagen en el mundo árabe, a pesar de la elección del presidente Obama y a pesar de la primavera árabe".

De hecho, encuestas realizadas por el Proyecto de Actitudes Globales del Centro de Investigación Pew han revelado que en naciones árabes clave y en otros países musulmanes, las opiniones sobre Estados Unidos continúan siendo negativas y que la primavera árabe no cambió esa tendencia.

Estas visiones negativas contrastan con las opiniones favorables que buena parte del mundo tiene sobre el liderazgo de Obama, según Pew.

Una encuesta de 2011 del Servicio Mundial de la BBC resaltó que en 2007, EE.UU. estaba entre los países con los peores ránkings de popularidad, pero creció progresivamente desde entonces.

Otros casos

Pero la imagen de Estados Unidos en el mundo árabe no está sólo marcada por las políticas que surgen de las más altas esferas del gobierno.

De hecho, como recuerda Inderfurth, el fuego de algunos sectores en Medio Oriente fue azuzado por otro tipo de eventos.

El diplomático se refiere en particular al pastor Terry Jones, que organizó una quema de coranes, o a los soldados estadounidenses de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que quemaron coranes en la base de Bagram, en Afganistán.

"Este tipo de episodios prepararon el terreno para lo que pasó con este reciente video que se volvió viral en Medio Oriente, y que crearon la percepción de que Estados Unidos tiene personas que son altamente irrespetuosas", concluye Inderfurth.

Lea también: perfil: el pastor que está jugando con fuego

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati