BBC Mundo

Inicio > Tecnología

Un avión no tripulado puede revolucionar la arqueología

Facebook Twitter Compartir
7 ago 2012 13:50 GMT

BBC Mundo

Tecnología

Mawchu Llacta

No tiene sombrero ni látigo, pero con sus cámaras y sus sistemas de mapeado este avión no tripulado puede hacer en poco tiempo lo que un equipo de arqueólogos realizaría en años de minuciosa excavación (e Indiana Jones en todo un largometraje).

El nombre de la nave ya es sugestivo: SUAVE, y deriva de las siglas en inglés de 'vehículo aéreo semi-autónomo no tripulado', también conocidos como drones.

El proyecto ha sido desarrollado por un equipo de ingenieros de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, y será puesto a prueba a finales de este mes en el yacimiento de Mawchu Llacta, a unos 45 minutos de la localidad de Tuti, en el departamento peruano de Arequipa.

El drone incorpora cámaras especiales, programas informáticos y sistemas de mapeado geográfico que permitirán recrear en 3D la estructura de este antiguo asentamiento inca construido en la era colonial.

Los secretos de Mawchu Llacta

Según explicó el equipo de investigadores, Mawchu Llacta está compuesto de una serie de edificaciones de bloques regulares del tamaño de 25 canchas de fútbol que fueron construidas por los españoles en 1570 para alojar a poblaciones incas. El lugar fue misteriosamente abandonado en el s.XIX.

Mapear un yacimiento de tal envergadura podría llevar años. Pero gracias a las cámaras, los Sistemas de Información Geográfica (GIS por sus siglas en inglés) y los algoritmos integrados en programas específicos, los arqueólogos esperan que el drone realice la tarea en cuestión de minutos.

"Para saber algo de sociedades pasadas necesitamos ser capaces de ubicar sus restos materiales con el contexto más completo posible. El mapeado es por lo tanto la base de la investigación arqueológica”, explicó a BBC el profesor Steven Wernke de la Universidad de Vanderbilt.

"Mawchu Llacta está ubicado a una altitud de 4.100 metros, lo que lo convierte en un buen lugar para probar los límites de esta tecnología en lo que respecta a la altitud”.

El mapeo del área permitirá a los investigadores entender el yacimiento, que en su día fue uno de los mayores asentamientos forzados de la historia. Los españoles trasladaro a esta ciudad planificada a alrededor de 1.5 millones de nativos andinos.

"La planificación arquitectónica era uno de los conceptos base de los españoles que pensaban que estaban haciéndolo para civilizar, convertir y subyugar a la población andina”, apuntó Wernke.

Ojos en el aire

Además de los mapas 3D, las observaciones de SUAVE permitirán a los arqueólogos conocer al detalle la ubicación de calles y canales, y preservar el yacimiento de forma virtual.

"Teniendo en cuenta el ritmo de saqueo y destrucción de los yacimientos arqueológicos en el mundo, es también interesante contar con medios para registrarlos digitalmente”, afirma la profesora Julie Adams, co-desarrolladora del proyecto.

El aparato volador es los suficientemente pequeño como para transportarse en una mochila y Adams espera que pueda ser utilizado fácilmente por grupos de arqueólogos.

"Queremos proporcionar a los arqueólogos la capacidad de usar estos sistemas sin necesidad de contar con ingenieros y expertos en tecnología”, aclaró.

El investigador de la Universidad de Cambridge Tom White aprecia sobre todo este último aspecto del sistema.

"Si se pudiera tan sólo hacer volar esta cosa sería una forma barata de obtener datos aéreos de alta resolución”, dijo a BBC.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati