BBC Mundo

Inicio > Sociedad

El PRI, sin aplanadora legislativa

Facebook Twitter Compartir
10 jul 2012 02:09 GMT

Alberto Nájar

BBC Mundo, Ciudad de México

Elecciones México

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), podría recuperar la presidencia de México si se confirman los datos oficiales de las recientes votaciones. Pero eso no significa que, como ocurría en décadas anteriores, obtenga el control político total del país.

Esta vez el PRI tampoco alcanzó la mayoría en el Congreso, necesaria para concretar las reformas legales que ofreció en la campaña electoral.

En algunos estados del noreste bajó su nivel de votación, y perdió el gobierno del estado de Tabasco, al que había gobernado ininterrumpidamente desde1929.

En la elección presidencial el partido obtuvo poco más de la tercera parte de los votos.

El reto del candidato ganador, Enrique Peña Nieto, es buscar el respaldo de sus adversarios políticos, precisamente los mismos que acusan al PRI de comprar votos y de usar irregularmente dinero público para financiar la campaña.

"Los ciudadanos repartieron los votos, y no quieren un gobierno con mayoría absoluta”, le dice a BBC Mundo Alberto Aziz Nacif, académico del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Alianzas posibles

De acuerdo con el conteo de votos del Instituto Federal Electoral (IFE), y la proyección que hacen los partidos políticos, la alianza del PRI y el Partido Verde Ecologista podría obtener hasta 242 curules de las 500 que hay en la Cámara de Diputados.

En segundo lugar queda la coalición de partidos de izquierda, Movimiento Progresista, de Andrés Manuel López Obrador, que obtendría 133 espacios, y después el Partido Acción Nacional con 115 curules.

El Partido Nueva Alianza, que postuló a Gabriel Quadri, obtiene hasta el momento 10 sitios en la Cámara.

En el Senado el PRI obtiene, hasta el momento, 57 de 128 escaños.

Estos números pueden cambiar durante la revisión que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) realizará de las impugnaciones presentadas a las votaciones.

Pero de cualquier manera, para alcanzar la mayoría de votos en la Cámara el PRI necesita establecer acuerdos con alguno de los otros partidos políticos.

Algunos analistas señalan que, en el actual escenario de conflicto post electoral, la vía más accesible es asociarse con el Partido Nueva Alianza, creado por una ex militante que fue expulsada del PRI, la maestra Elba Esther Gordillo, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Otros no descartan un acuerdo con el PAN, que tiene una agenda de reformas similar, especialmente en el tema de extracción de petróleo y modificaciones a la ley del trabajo.

"Se va a dividir mucho, dependerá del tema que se trabaje. No creo que vaya a haber una coalición estable para tratar todos los temas de la agenda”, explica Aziz Nacif.

Distribución regional

Además de la votación para presidente en los recientes comicios también se eligieron siete gobernadores.

Si bien el PRI perdió Tabasco, obtuvo la gobernación de Jalisco, al occidente del país, que estaba en control del PAN desde 1995, en alianza con el Partido Verde recuperó Chiapas -en manos de la izquierda durante 12 años- y mantuvo el poder en Yucatán.

Además de arrebatare Tabasco al PRI, la coalición de izquierda le quitó al PAN la gobernación de Morelos y mantuvo el gobierno del Distrito Federal, que controla desde 1.997.

El PAN sólo logró imponerse en Guanajuato.

Aunque en Tamaulipas no hubo renovación de autoridades locales, muchos resaltan la distribución del voto presidenciales en ese esteado del norte de México.

Allí la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, obtuvo la mayor votación, algo que según analistas debe interpretarse como consecuencia de la guerra contra el narcotráfico.

Tamaulipas es gobernado por el PRI y es uno de los estados con mayor índice de violencia del país.

Así, el resultado de las presidenciales en ese estado reflejaría un voto castigo contra el partido de Peña Nieto.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati