BBC Mundo

Inicio > Ciencia

Fin de una especie: muere el "Solitario Jorge"

Facebook Twitter Compartir
25 jun 2012 01:50 GMT

Redacción

BBC Mundo

Solitario Jorge

El "Solitario Jorge", el último individuo que quedaba de la subespecie de tortugas gigantes conocida científicamente como Geochelone nigra abingdoni, murió sin descendencia.

La tortuga fue encontrada sin vida en la mañana del domingo en su corral por quien fuera su cuidador en los últimos 40 años, Fausto Llerena, según informó la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG).

Se estima que Jorge tenía más de 100 años, pero los científicos apuntan que murió a una edad considerada joven para su especie, ya que este tipo de tortugas puede vivir hasta 200 años.

"Las causas de la muerte de este individuo, se conocerán una vez que se realicen los exámenes médicos respectivos", informó la DPNG en su cuenta de Twitter.

Solitario Jorge murió sin descendencia pese a los intentos recurrentes de los científicos por que se apareara durante las últimas cuatro décadas.

Su muerte además pone fin a la subespecie de tortugas gigantes Geochelone nigra abingdoni. Por eso, su cuerpo probablemente se embalsame para conservarla para generaciones futuras.

Un icono de Galápagos

En 1972, pese a que se creía que su especie se había extinguido, un científico húngaro vio por primera vez a "Solitario Jorge" en la isla Pinta.

En aquel momento, la Dirección del Parque Nacional Galápagos puso en marcha un programa de reproducción para él.

Tras vivir 15 años con una hembra del vecino volcán Wolf, la tortuga logró aparearse en 2008, pero los huevos resultaron infértiles.

Después, compartió corral con otras hembras de la isla de Española, una especie genéticamente más cercana a la de Jorge que la del volcán Wolf, pero el programa no tuvo éxito pese a los constantes esfuerzos de un equipo de científicos ecuatorianos en colaboración con los de la Universidad de Yale.

Las noticias sobre este animal y sus dificultades para procrear hicieron que Jorge se convirtiera en un símbolo de las Islas Galápagos, que atraen a unos 180.000 visitantes anuales.

Otras especies en peligro de extinción

Ahora la noticia de su muerte ha dado la vuelta al mundo y su nombre se ha convertido en una de las tendencias del día en las redes sociales. Por ejemplo, en Twitter, #SolitarioGeorge ha sido una etiqueta recurrente en torno a la que muchas personas han mostrado su consternación por la noticia.

Muchos de esos mensajes destacaban la importancia de la conservación de las grandes tortugas de las Islas Galápagos, algunas de las cuales sirvieron al científico británico Charles Darwin para desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.

Las múltiples especies de tortugas que poblaban las islas hasta finales del siglo XIX comenzaron a disminuir por la caza furtiva y llevaron a algunas especies al borde de la extinción.

En la actualidad, todavía unas 20.000 subespecies de tortugas gigantes viven en Galápagos.

Con la muerte de Jorge, la lista de especies de tortugas disminuye. Pero en el Parque Nacional de Galápagos quieren usar su nombre para evitar que otras especies se extingan.

Edwin Naula, director del DPNG, afirmó en este sentido a los medios locales que el próximo mes se llevará a cabo un taller internacional para elaborar la estrategia de manejo de las poblaciones de tortugas en los próximos diez años con el propósito de lograr su restauración.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati