BBC Mundo

Inicio > Economía

Los pasos que debería seguir Grecia si regresa al dracma

Facebook Twitter Compartir
15 jun 2012 10:03 GMT

Redacción

BBC Mundo

Billetes

Este domingo, los votantes griegos podrían favorecer a los partidos que se oponen a las medidas de austeridad que quieren descartar el plan de rescate, plan que le permitiría a Grecia recibir financiamiento de la eurozona.

Mientras los candidatos hacen sus últimos llamados a los votantes, los bancos centrales de las grandes economías hacen planes para coordinarse y tomar medidas conjuntas en caso de que los comicios generen inestabilidad en los mercados.

De colocarse Grecia un paso más cerca de la posibilidad de abandonar el euro, y suponiendo que en un futuro lo hiciera, ¿cómo se reintroduciría nuevamente el dracma en el país?

Para empezar, el nuevo gobierno debería producir suficientes billetes para reemplazar a los que están actualmente en circulación y hacer todo lo posible para evitar una corrida bancaria.

Esto debería ocurrir durante un feriado y las autoridades deberían fijar un período de tiempo en el que se puedan utilizar las dos monedas.

En opinión de Jonathan Loynes, economista del instituto de investigación Capital Economics, las preparaciones para este cambio deberían llevarse a cabo idealmente en secreto.

"Si Grecia llegase a introducir una nueva moneda tendría que imponer ciertos controles al movimiento de capitales una vez que se haya hecho el anuncio. Esto significa que la gente sólo podrá retirar cierta cantidad de dinero de su cuenta, lo cual es necesario para mantener las cosas en orden y evitar una corrida bancaria".

"Luego, deberían declarar una especie de feriado durante el cual los bancos y los mercados financieros permanecerían cerrados. Hasta que la moneda nueva esté disponible, la gente podría pagar cosas electrónicamente o con cambio chico en euros".

"Se establecería una paridad de uno a uno entre el dracma y el euro pero, en algún momento, se levantarían los controles y la nueva moneda se devaluaría rápidamente".

Lea también: Syriza: "El dilema de Grecia es sobrevivir o no"

Como Argentina

Esto fue lo que pasó durante la crisis económica de Argentina en 2001. Cuando el sistema bancario estuvo a punto de colapsar, se prohibió retirar dinero de los bancos. Cayó el valor del peso, lo cual provocó un incremento de la inflación y Argentina cayó en 2002 en una cesación de pagos (de la deuda pública).

Informes recientes indican que la empresa De La Rue, que imprime los billetes británicos, podría ser la encargada de imprimir los nuevos dracmas.

Rob Hutchison, director de mercadeo de la compañía, no quiso comentar sobre la especulación en torno a los planes de contingencia de su empresa para producir nuevos dracmas, pero le explicó a la BBC que el proceso de hacer nuevos billetes demora meses.

"Tienes que considerar que hay que preparar un papel especial para hacer los billetes, hay que elaborar un diseño, combinar estos elementos e imprimir los billetes. No puede hacerse todo en una noche", comentó Hutchison.

Jason Manoloupoulos, economista y autor de "La deuda odiosa de Grecia" concuerda con él.

"Escuché que el proceso puede tomar entre tres y seis meses".

Entonces, ¿qué involucra exactamente cambiar de billetes?

Hay que hacer muchas cosas, explica Julie Girard, portavoz del sector de Monedas del Banco de Canadá, quien ha participado recientemente en la transición de billetes de papel a billetes de polímero que tuvo lugar en su país.

Entre las cosas a tomar en cuenta, está la elección del material más adecuado y los elementos de seguridad que hay que incorporar para que no puedan falsificarse.

"Nosotros tenemos un equipo de químicos, físicos e ingenieros cuyo trabajo es investigar el mercado y ver qué tipos de elementos de seguridad hay disponible, tanto en otras monedas como en compañías especializadas en seguridad", dice.

Estos se evalúan, así como también los materiales básicos para producir billetes seguros a un costo razonable. Luego se someten a discusión los diseños, y finalmente se producen los billetes y se los distribuye, explica Girard.

Cambio de dinero, cambio de cajeros

Además, como muchas transacciones se hacen en cajeros automáticos, estos tienen que ser adaptados para poder recibir los nuevos billetes.

"Nos demoramos cerca de dos años trabajando con empresas que hacen máquinas que reciben y dan billetes", señala Girard.

Grecia no tiene tanto tiempo a su disposición como Canadá, pero es posible que se estén haciendo preparativos en secreto desde hace meses.

Se cree que algunos griegos ya han comenzado a guardar euros en cajas de seguridad o bajo los colchones.

"Tú no puedes hacer que la gente deje de usar ese dinero para comprar cosas, incluso aunque hagas ilegal las transacciones con moneda extranjera. El euro podría ser utilizado después, por ejemplo, en el mercado negro", explica Michael Massourakis, director del centro griego de investigación económica Alpha Bank.

¿Y cuán posible es, en vez de crear una nueva moneda, poner en circulación los antiguos dracmas que dejaron paso al euro en 2001?

Aunque hasta febrero de este año podían cambiarse por euros en el banco, la mayoría ya fueron quemados o destruidos, explica Thomas Hockenhull, del Museo Británico.

"Si las placas para imprimir los viejos dracmas todavía existen, sería un proceso muy simple cambiar las fechas y usar las mismas máquinas", dice.

¿Y las monedas? Las monedas podrían descartarlas. "Podrían olvidarse de las monedas y usar solo billetes", dice Hockenhull.

"El costo de producir una moneda puede ser más alto que el de un billete, por el contenido metálico", concluye el experto.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati