BBC Mundo

Portada > Internacional

Perfil: el pastor que está jugando con fuego

10 sep 2010 13:41 GMT

Redacción

BBC Mundo

Terry Jones

Terry Jones, el pastor de la pequeña iglesia pentecostal en Gainesville, Florida, que tienen en vilo al mundo con su amenaza de quemar textos del Corán, ha dejado una estela de su radicalismo en varias partes del mundo, según declaraciones a la prensa de quienes dicen haberlo conocido.

El líder del Dove World Outreach Center, de 58 años, ya había sido destacado en los medios locales el año pasado cuando imprimió carteles y camisetas con la frase "El islam es el demonio".

Pero, ¿qué más se sabe de Terry Jones?

Según el sitio internet de la cadena de televisión estadounidense ABC, el pastor fue en una época administrador de un hotel y trabajó como misionero en Europa durante 30 años.

En 1982, en Alemania, fundó el grupo carismático fundamentalista Comunidad Cristiana de Colonia, después de haber "recibido un mensaje de Dios".

Desde ahí esperaba lanzar una campaña por todo el continente y establecer otros centros similares. Durante su auge, la comunidad de Colonia alcanzó a tener entre 800 y 1.000 feligreses.

Uno de ellos le comentó a la revista alemana Stern que el pastor ejercía su autoridad "como un comandante" y que manipulaba la congregación a través de "presión psicológica" para mantenerlos en línea.

Participe: ¿Quemar símbolos?

Falsas credenciales

La creciente tensión entre el pastor y el grupo ocasionó su retirada en 2008 y, desde entonces, la comunidad se ha reducido a unas cuantas decenas de miembros.

Y el director interino de la Comunidad Cristiana de Colonia, Stephan Baar, declaró al diario Der Westen que se han distanciado de su antiguo líder a raíz de sus amenazas contra el Corán.

"Aún en esos días era de creencia muy radical", dijo Baar. "Pero nunca hizo referencia al Corán".

Añadió que sólo consideraba su versión del cristianismo como la fe correcta y no escuchaba a nadie más.

Se dice también que Jones mintió con respecto a tener un título de doctorado y las autoridades alemanas le aplicaron una multa de unos US$4.000 por falsificación de credenciales.

Después de su partida de Colonia, hubo otra disputa referente a una supuesta deuda de decenas de miles de dólares con la comunidad, según las declaraciones a Der Westen de Thomas Müller, uno de los feligreses.

Jones vive ahora en los predios de ocho hectáreas de la iglesia Dove Center en Gainesville, pero los rumores de malos manejos fiscales lo siguen persiguiendo.

Según el diario Gainesville Sun, las autoridades locales revocaron parte de la exención de impuestos del templo porque parte de las tierras se estaban empleando con ánimo de lucro.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati