Última actualización: jueves, 8 de abril de 2010 - 16:28 GMT

Llueven llamadas por abusos en Iglesia alemana

El Papa Benedicto XVI y el arzobispo de Alemania, Robert Zollitsch

El Papa ha prometido tomar medidas en torno de estos casos.

Más de 13.000 llamadas han congestionado la línea telefónica gratuita habilitada hace tres días por la Iglesia Católica en Alemania para ayudar a las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes.

"No nos esperábamos tantas llamadas", afirmó el portavoz de la diócesis de la ciudad occidental de Tréveris, Stephan Kronemburg.

La línea telefónica directa es atendida por un equipo reducido de psicólogos y trabajadores sociales que no han podido dar abasto ante la lluvia de llamadas.

Kronemburg indicó que en los primeros tres días, se llevaron a cabo un total de 394 consultas telefónicas y otras 91 a través de internet.

Víctimas

Las consultas duraron entre cinco minutos y una hora, agregó.

El portavoz de la diócesis de Tréveris indicó que quienes habían llamado eran "exactamente las personas con las que queríamos hablar: las víctimas de abuso sexual y sus familiares".

No nos esperábamos tantas llamadas

Stephan Kronemburg, portavoz de la diócesis de Tréveris

La línea telefónica puesta en marcha por la Iglesia Católica forma parte de un intento de esta institución religiosa por arrojar luces sobre los abusos cometidos por sacerdotes y tratar de recobrar la confianza.

El centro de operaciones de la línea teléfonica está ubicado en Tréveris debido a que el arzobispo de esta diócesis, Stephan Ackermann, fue designado como representante oficial para gestionar las crecientes denuncias de pederastia por parte de miembros de la Iglesia Católica.

clic Participe: ¿qué debe hacer la jerarquía eclesiástica?

Abusos

Desde principios de año han salido a la luz más de 300 casos de acusaciones de abusos físicos y sexuales entre 1950 y 1990 en Alemania, el país de procedencia del Papa.

Escudo de armas del Vaticano

Más de 300 casos de acusaciones de abusos físicos y sexuales han salido a la luz en Alemania.

De acuerdo con la corresponsal de la BBC en Berlín, Oana Lungescu, la presión aumenta para romper con lo que se ha denominado el "muro de silencio".

El lunes, Ackerman admitió que 20 sacerdotes en su arzobispado habían sido acusados de abusos sexuales en las últimas décadas.

Diez de los religiosos denunciados murieron y otros cinco están siendo investigados, recordó Lungescu.

Ackerman dijo sentirse conmocionado por el alcance de las acusaciones e instó a todas las víctimas de pederastia a hablar públicamente y denunciar los abusos que sufrieron.

Varios de los casos fueron planteados por quienes fueron miembros del coro de niños del colegio "Regensbug Domspatzen", que durante 30 años fue dirigido por el hermano del pontífice, monseñor Georg Ratzinger.

El jefe de la Iglesia Católica alemana, el arzobispo Robert Zollitsch, pidió perdón públicamente.

El Papa Benedicto XVI ha prometido tomar medidas en torno de estos casos.

clic Lea: cronología de los escándalos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.