Última actualización: sábado, 27 de marzo de 2010 - 09:11 GMT

Allawi empieza a formar gobierno en Irak

Iyad Allawi

Iyad Allawi venció por escasos dos escaños.

El vencedor de las elecciones parlamentarias, el dirigente secular y ex primer ministro Iyad Allawi, empezará a conformar un gobierno, un proceso que implicará semanas de tensos enfrentamientos políticos.

El bloque de Allawi derrotó por escasos dos escaños al grupo de su rival, el actual primer ministro Nuri al-Maliki, quien no acepta los resultados y dice estar decidido a recurrir a todas las instancias legales para impugnarlos.

Según la comisión, la Lista Iraquiya de Allawi obtuvo 91 escaños en la legislatura nacional, contra 89 de Maliki. En tercer lugar, con 70 escaños, quedó la Alianza Nacional Iraquí (ANI), controlada por por religiosos chiítas.

A pesar de ser chiíta, Allawi hizo campaña con una plataforma secular y la mayoría de sus votos provinieron de zonas sunitas con significativo apoyo de otros grupos.

Aún así, el corresponsal de la BBC en Irak, Andrew North, informa que el ganador de las elecciones tendrá la ardua tarea de convencer a otros partidos de unirse a una coalición.

Pero Allawi ya hizo su primera aparición en televisión desde su victoria para asegurar que está dispuesto a trabajar con todos los sectores y mencionó parte de sus planes de gobierno como la generación de empleo.

Divisiones

Nouri Maliki

El primer ministro Nouri Maliki busca impugnar el resultado.

Sin embargo, la conformación de un gobierno promete ser larga y complicada, teniendo en cuenta la estrechez del resultado y la decisión de Maliki de no aceptar los resultados. Legalmente tiene hasta el lunes para radicar su apelación ante la comisión electoral.

Maliki afirma que recurrirá a todas las instancias legales, lo que podría generar profundas divisiones políticas. No obstante, Estados Unidos estará presionando para que conceda, añade el corresponsal.

Los planes de la retirada final estadounidense dependen de que los resultados electorales gocen de aceptación general y sean percibidos como "creíbles".

Algunos observadores en occidente temen que un Irak débil e inestable sería poco más que un títere de la vecina Irán.

El mismo período de negociaciones después de las elecciones hace cinco años sumió a Irak en un conflicto armado interno.

El poder ha cambiado de manos pacíficamente muy pocas veces en Irak y una transición ordenada sería tan significativa como la victoria de Iyad Allawi, concluye North.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.