Última actualización: sábado, 6 de febrero de 2010 - 03:35 GMT

Tea Party: ¿un tercer partido en EE.UU.?

Activista del movimiento derechista Tea Party en Nashville, Tennessee, Estados Unidos.

El movimiento derechista conocido como Tea Party gana fuerza en el panorama electoral de Estados Unidos.

Aunque el nombre los vincule con los orígenes de la independencia, son, junto con el presidente Barack Obama, la mayor novedad de la política estadounidense.

Es el autodenominado Tea Party.

Este sábado cerrarán su primera convención nacional en Tennesse con un discurso de la invitada de honor: la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia republicana, Sarah Palin.

Eso si, habrá que pagar US$100.000 por el cubierto, lo que ha hecho molestar a muchos que consideran que el movimiento está perdiendo su carácter de movimiento ciudadano de base.

Porque es que pese a su nombre el Tea Party no es un partido, es un movimiento de base de tendencia conservadora conformado por centenares de organizaciones que ha insurgido en el último año en contra de lo que consideran las “políticas socialistas” de Obama.

Y aunque aparte de Palin no haya en la Convención de Tennesse figuras relevantes de alcance nacional, el evento es seguido muy de cerca por los republicanos y demócratas por lo que podría significar para el futuro controlar de la política que se hace en Washington.

Fuerza revitalizante

El movimiento lo integran quienes temen a gobiernos grandes e intervencionistas, que consideran que el gasto público está fuera de control y que eventualmente las libertades individuales están en riesgo.

Aunque los demócratas califican el movimiento de “ultraderechista”, en realidad empezó a formarse bajo el mandato de George W Bush, aunque se profundizó ahora, con la sensación de que Obama está empeorando las cosas.

Aquí verás unas personas cuya cualidad y madurez llevará este movimiento hasta la cúspide, desde donde podremos hacer reales cambios en la política

Mark Skoda, Tea Party

Para muchos dentro y fuera de EE.UU. salieron a la luz con varias manifestaciones en contra del proyecto de reforma del sistema de salud y sobre todo durante las asambleas ciudadanas del verano cuando muchos congresistas sufrieron ruidosas interrupciones a lo que suele ser una rutinaria rendición de cuentas a sus electores.

Muchos analistas adjudican al Tea Party el descarrilamiento en octubre de la candidatura republicana para el Senado en Nueva York, que permitió a los demócratas ocupar un puesto que nunca logran ganar.

Pero también se le acredita el triunfo de Scott Brown para suceder al desaparecido Ted Kennedy en la cámara alta por Massachussets, un escaño que era seguro para los demócratas y cuya pérdida ha sido calificada como la primera gran derrota política de Obama.

Divisiones y polémicas

Seguidor de Sarah Palin en convención de Tea Party en Estados Unidos.

Sarah Palin se presentará ante la convención del Tea Party en Nashville, Tennessee.

La Convención del Tea Party ha estado plagada de controversias por el hecho de haber sido declarada por sus organizadores como evento con fines de lucro.

Eso disuadió a muchos congresistas republicanos de asistir para no violar las estrictas normas que tiene el parlamento sobre la participación de sus miembros en evento de ese tipo.

Pero el fin de lucro también generó roces entre integrantes del movimiento quienes cuestionaron que los US$550 de la entrada o los US$100.000 de la cena en la que hablará Palin impediría la asistencia de muchos simpatizantes y que le quitaría su carácter “de base”.

Esta semana, algunas personas que se definen como seguidores del Tea Party entrevistadas por la Radio Pública Nacional explicaron que no asistían a la convención porque les parecía más “un evento de recaudación de fondos republicano”.

“Si usted toma mil personas que se autodefinan como del Tea Party y le pregunta qué es el movimiento obtendrá mil interpretaciones diferentes. Pero todos estarán ondeando sus banderas estadounidenses y hablando en contra de la galopante agenda socialista” dijo al diario The Washington Post, Mark William, uno de los asistentes a la convención.

Los organizadores estiman que al menos unas 600 personas se registraron para la Convención en el Hotel Gaylord de Tennesse.

El recuerdo de Ross Perot

Varios destacados republicanos, incluyendo el presidente del partido, Michael Steele, han venido insistiendo en que “no hay reales diferencias” entre el novedoso movimiento y los fundamentos republicanos.

Temen que el Tea Party termine restándole votos a algunos candidatos para las elecciones parlamentarias de noviembre, lo que permitiría que se repita la experiencia de Nueva York con el triunfo de postulados demócratas.

Y ambos partidos temen que pueda servir de base para una tercera fuerza que altere el bipartidismo bicentenario que ha regido en los EE.UU.

Este movimiento se trata de cosas más grandes que la política y sus organizadores

Sarah Palin

“Aquí verás unas personas cuya calidad y madurez llevará a este movimiento hasta la cúspide, desde donde podremos hacer reales cambios en la política”, dijo el jefe del Tea Party de Memphis, Mark Skoda.

Muchos recuerdan la experiencia del millonario Ross Perot quien compitió como independiente en las elecciones de 1990 con una propuesta de gobierno calificada como de derecha que caló entre blancos de clase media.

Quizá con la mirada puesta en una, por ahora negada, candidatura presidencial en una plataforma fuera de su partido, es que Sarah Palin aceptó asistir al evento.

Acerca de la polémica sobre las diferencias entre los organizadores de la Convención, Palin escribió esta semana en el periodico USA Today que “está bien porque este movimiento se trata de cosas más grandes que la política y sus organizadores”.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.