Última actualización: martes, 2 de febrero de 2010 - 13:26 GMT

Pentágono revisa prohibición a gays

Manifestación en 2006 contra la presencia de gays en el ejército de Estados Unidos (foto archivo)

Cerca de 10.000 soldados han sido expulsados de las filas por su homosexualidad desde 1993.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos esbozará planes este martes que podrían terminar con la prohibición a que personas abiertamente homosexuales presten servicio militar.

Bajo la actual política, conocida como "no pregunte, no diga" (Don't ask, don't tell), los soldados homosexuales tienen la obligación de esconder su sexualidad, y pueden ser expulsados de las filas si ésta se hace pública.

El presidente estadounidense Barack Obama le ha pedido al Congreso que suprima esa ley.

La norma, promulgada por el entonces presidente Bill Clinton en 1993, le costó la carrera a más de 10.000 personas cuya homosexualidad se hizo pública, sostiene Steve Kingstone, corresponsal de la BBC en Washington.

Como primer paso para la derogación de la ley, el secretario de Defensa Robert Gates y el militar de más alto rango, el almirante Mike Mullen, jefe del estado mayor conjunto, anunciarán una revisión para estudiar la posibilidad y el cronograma de los posibles cambios.

Controversia

El corresponsal de la BBC advierte que no será fácil pues, en privado, algunos mandos militares argumentan que la presencia de soldados homosexuales podría causar incomodidad y falta de confianza en las filas.

Otros sostienen que un cambio controvertido de política no es lo más conveniente en momentos en que Estados Unidos está aún involucrado en dos guerras.

No será fácil

Steve Kingstone, corresponsal de la BBC en Washington, advierte que revertir la actual política no será fácil pues, en privado, algunos mandos militares argumentan que la presencia de soldados homosexuales podría causar incomodidad y falta de confianza en las filas.

Pero, agrega Kingstone, los defensores del cambio dicen que Irak y Afganistán hacen el asunto aún más urgente, debido a que personal crucial, incluyendo a traductores al idioma árabe, está siendo dado de baja debido a su sexualidad.

También argumentan que una nueva generación de jóvenes reclutas siente tranquilidad acerca de prestar servicio militar junto a colegas homosexuales.

Para Obama esta es una prueba de si es capaz de cumplir una promesa a sus simpatizantes naturales en la izquierda, algunos de los cuales están impacientes, informa el corresponsal.

Pero se ha subrayado el hecho de que en un asunto tan delicado, cualquier cambio tomará tiempo, advierte Kingstone.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.