Última actualización: miércoles, 20 de enero de 2010 - 06:35 GMT

Obama y su primer gran revés político en un año

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La elección este martes de un senador republicano en el baluarte demócrata del estado de Massachusetts podría calificarse como el primer gran revés político del presidente estadounidense Barack Obama al cumplir su primer año de gestión.

Además, pone en peligro la reforma de salud, una de las políticas nacionales claves del mandatario estadounidense.

Scott Brown, un desconocido legislador estatal, le ganó por un margen de aproximadamente 5% a su contrincante Martha Coakley, la fiscal general estatal, en un giro de 180 grados para el partido gobernante.

clic Lea: Los demócratas pierden "la supermayoría"

Scott Brown, tras ser elegido senador de Massachussetts

Scott Brown ya dijo que no dará su apoyo a la reforma al sistema de salud.

Recordemos que Obama triunfó en Massachusetts en las elecciones presidenciales de 2008 con una abrumadora ventaja de 26%.

Además ese estado ha sido el feudo demócrata del clan Kennedy durante décadas.

Esta elección especial fue convocada precisamente para rellenar la vacante surgida tras el fallecimiento en 2009 de Ted Kennedy, quien había ocupado el escaño desde 1962.

Ignominia de la derrota

Para los demócratas la ignominia de la derrota se ve agravada por el hecho de que Kennedy fue uno de los principales impulsores de la reforma del sistema de salud que sigue pendiente en el Congreso. La derrota demócrata significa que los republicanos tienen ahora suficientes votos en el Senado para obstaculizar la reforma.

Martha Coakley tras derrota electoral en Massachussets

Los demócratas perdieron la "supermayoría" en el Senado tras la derrota.

Para el jefe de la oposición en la cámara alta, el senador republicano Mitch McConnell, el resultado de la votación del martes fue un claro rechazo de ese proyecto.

"(Los votantes) no quieren este proyecto y quieren que Washington les escuche. Los estadounidenses depositaron sus esperanzas en buenos candidatos republicanos para revertir una tendencia demócrata de hace un año de ignorar al pueblo estadounidense en cuestiones como la atención a la salud, el gasto público y el crecimiento del gobierno", dijo McConnell tras conocerse los resultados de la contienda.

Obama

Obama invirtió su capital político en la contienda de Massachusetts y la derrota le ha restado una importante palanca para poder coronar con éxito la reforma de la salud.

Ambas cámaras del Congreso han aprobado sus propias versiones de la ley, pero todavía falta un texto de consenso para finalizar el proyecto.

Una de las alternativas que se ha estado barajando en los pasillos del Congreso es que la cámara baja simplemente apruebe la versión del Senado y no haga falta volver a someter el proyecto ante la cámara alta.

Después de haber apostado por garantizarle un seguro médico a 50 millones de estadounidenses que actualmente carecen de cobertura, Obama y los demócratas ahora deberán replantear sus estrategias de cara a las elecciones legislativas de noviembre de este año.

Resentimiento de los Kennedy

Con todo el respeto, este no es el escaño de los Kennedy. Este no es el escaño de los demócratas. Es el escaño del pueblo

Cuña publicitaria de la campaña de Scott Brown

Sin embargo, podríamos incurrir en una gran exageración si nos limitamos a temas nacionales para tratar de entender la lógica del descalabro demócrata.

Thomas "Tip" O'Neill, quien durante años presidió la hegemonía demócrata en la cámara baja estadounidense, solía decir con su marcado acento de Massachusetts que "Toda la política es local".

En este caso se observa un resentimiento del dominio de los Kennedy y los demócratas en ese estado.

Durante las elecciones primarias los contrincantes demócratas se desvivieron por mostrar su apego a la herencia política de los Kennedy.

Vicky, la viuda del hermano del asesinado presidente Kennedy, hizo campaña a favor de Coakley con el argumento de que le daría seguimiento a las ideas de Ted Kennedy.

Y fue ahí donde Brown puede haber encontrado una de las brechas que le permitieron superar a Coakley.

“Con todo el respeto, este no es el escaño de los Kennedy. Este no es el escaño de los demócratas. Es el escaño del pueblo”, señaló el ahora senador electo en una de las cuñas televisivas de su campaña.

Demócratas en Massachusetts

La concentración de poder de los demócratas en Massachusetts ha dado lugar a una serie de escándalos políticos que han puesto a prueba la lealtad de los votantes.

Toda la política es local

Thomas "Tip" O'Neill, fallecido congresista demócrata de Massachussetts

En años recientes nada menos que tres presidentes de la cámara baja de la legislatura estatal han sido acusados judicialmente de supuestos malos manejos.

Quizás nunca se sepa hasta qué punto los factores locales influyeron en esta campaña.

Sin embargo, a nivel nacional se ha producido una consecuencia muy clara.

Los demócratas perdieron la “supermayoría” de 60 votos en el Senado y ahora estarán a la merced de tácticas dilatorias de la oposición republicana que con su nuevo escaño podrá bloquear el debate de cualquier medida si se mantiene unida.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.